Crónica y fotos del Hellfest Open Air - Val de Moine (Clisson), 28 de junio de 2024

Hellfest Open Air 2024 – Día 2: jornada muy ecléctica con bolazos de Biohazard, Satyricon, Steel Panther o Polyphia

Datos del Concierto

Hellfest Open Air

Bandas:
Machine Head + Tom Morello + Polyphia + Fear Factory + Karnivool + Orden Ogan + Lovebites + 7 Weeks + The Prodigy + Shaka Ponk + Steel Panther + Savage Lands + Lofofora + While She Sleeps + Wargasm + Ankor + Saint Agnes + Body Count + Biohazard + Clawfinger + Harm's Way + Stinky + Speed + Dropout Kings + Smash Hit Combo + Eight Sins + Fu Manchu + Acid King + 1000Mods + Planet of Zeus + Gaupa + Black Rainbows + Gozu + The Devil's Trade + Red Sun Atacama + Anaal Nathrakh + Emperor + Satyricon + Kanonenfieber + Mork + Ereb Altor + Shores of Null + Imperial Crystalline Entombment + Houle + Pain of Salvation + Amorphis + Ne Obliviscaris + Einar Solberg + Klone + Textures + The Acacia Strain + Solitaris + Karma Zero
 
Fecha: 28 de junio de 2024
Lugar: Val de Moine (Clisson)
Promotora: Hellfest Open Air 2024
Asistencia aproximada: 60.000 personas

Fotos

Fotos por Beto Lagarda

Seguimos con la cobertura del Hellfest, con un segundo día que empezaba a las 10 de la mañana con la apertura de puertas. Sí, una locura de horarios con casi 16 horas de música prácticamente ininterrumpida, con 3 bandas tocando a la vez en cada instante. Difícil decidirse muchas veces, como veréis, tuvimos hasta triples solapes que eran todo un quebradero de cabeza.

Ankor somete a los madrugadores con una maestría innata por Beto Lagarda

Entrar temprano al recinto del Hellfest tiene ciertas virtudes, las mejores: poca gente y gozar de grandes bandas sin agobios, descubrir nuevas bandas. Si es verdad que Ankor no son desconocidos para un servidor, nunca había podido verles en directo. Quería comprobar de primera mano si este hype que parece que les rodea es verídico y ganado. Y vaya si lo es. El combo catalán se comió el escenario a la hora del desayuno tardío con un talento y un carisma que les debería empujar mucho más alto, lo merecen.

El quinteto que tiene como cara visible a una carismática y poderosa Jessie Williams tras las voces cuenta con un Fito Martinez en la segunda guitarra que es todo un espectáculo visual. Además, la contundencia con el que la griega Eleni Nota sacude su batería dota del sonido de Ankor de una dureza muy versátil para grandes escenarios .

Ankor no solamente son una de las mejores propuestas catalanas para recorrer el viejo continente con orgullo, son ya una realidad. Grandioso concierto, corto para la mayoría. Pues las ovaciones que se llevaron a la finalización de sus 40 minutos de concierto fueron muy grandes. Tendremos que repetir y verles en show propio en sala.

Setlist Ankor:

Darkbeat
Stereo
Venom
The Legend of Charles the Giant
Prisoner
Embers
Ankor

Paseíto mañanero con Imperial Crystalline Entombment y Smash Hit Combo

¿Qué mejor forma de refrescarse por la mañana que con un poco de black metal gélido? Imperial Crystalline Entombment, abreviado ICE, combatían el calor a base de blast beats y distorsión. Vestidos con túnicas blancas y máscaras, los de Maryland dieron una buena sacudida al escenario Temple.

Por otro lado, en la Warzone, teníamos a la agrupación francesa Smash Hit Combo, con una mezcla de rap, nu metalmetalcore que ponía a la gente a bailar desde temprano. Una propuesta moderna y fresca que nos permitía conocer una banda más pequeña de la escena nacional. Tienen un batiburrillo de influencias que van desde sus compatriotas Gojira, al djent de Meshuggah o los rapeos de Rage Against the Machine o los primeros Slipknot. El poco tiempo que los vi no fue suficiente para meterme de lleno en su rollo, pero dieron para un buen rato de bailoteos.

Setlist Smash Hit Combo:

Peine Perdue
État second
Kaneda
MCP
Hardcore Gamer
Baka

Wargasm arroja «canciones enojadas para gente triste» por Beto Lagarda

Angy songs for sad people” era el lema del banner de los esperados Wargasm. Una de las formaciones más alocadas y más frescas del panorama británico aterrizaba a Mainstage 2 con cierto retraso. El duo de metal alternativo / rap metal o lo que cada uno considere mejor etiquetar sobre esta inclasificable banda disponía de 40 minutos para destrozar Clisson. Sin despeinarse demasiado, en sentido figurado, lo lograron. Berridos, brincos, mala leche… para adornar estos temazos que tienen en su haber.

Si es verdad que la mayoría del tiempo no puedes apartar tu mirada de la portentosa Milkie Way, Sam Matlock logra cohesionar estos estilos de forma resultona. El vocalista y cantante adornado con el peor outfit british canta, guitarrea y sacude las masas como si hiciera décadas que se dedica a ello.

Sin entrar mucho más en materia, comentar que el hype también es ganado. Explosivos y con una propuesta novedosa, Wargasm tendrían que llegar lejos, aunque me inclino a pensar que su trayectoria será tristemente corta.

Setlist Wargasm:

Venom
Fukstar
Death Rattle
Pyro Pyro
Modern Love
Bang Ya Head
Feral
Do It So Good
D.R.I.L.D.O
Spit.
Wargasm

El Altar stage explota con el deathcore de The Acacia Strain y el progresivo de Textures

En el primer día comenté que Slaughter to Prevail no fueron la mejor banda de deathcore del festival, a pesar de estar en boca de todos y tener un espacio privilegiado en el main stage. Pues me disponía a ver solo un rato a The Acacia Strain y combinarlo con alguna otra cosa, pero me dejaron tan pillado que me quedé con gusto hasta el final. Los de Massachusetts liaron una bien gorda en este escenario cubierto, con su deathcore de matadero que mantuvo el mosh pit abierto en todo momento.

La brutal voz, interacción y presencia de Vincent Bennett lideraban una descarga llena de caña, riffs técnicos y atroces, y una batería tremenda a cargo de Matt Guglielmo. Los amantes del género seguro que ya los tienen fichados, porque vaya pepinazo, pero para mi fueron una agradable sorpresa que no dudaré en repetir cuando pueda.

Los siguientes en aparecer fueron Textures, con un estilo más melódico, aunque también tenían sus momentos duros. Una banda progresiva muy completa, que también aglutinó una gran masa de público en este Altar. La banda de países bajos volvía al ruedo en este 2024 tras su separación de 2017. Incluso hicieron una gira de despedida en aquel entonces, pero parece que esto de volver a los pocos años no es exclusivo de grandes nombres… Sea como sea, se han currado un espectáculo digno de ver, con un gran juego de luces y mejor música.

Setlist Textures:

Laments of an Icarus
Storm Warning
Reaching Home
New Horizons
Regenesis
Awake
Timeless
Singularity

La majestuosidad de Karnivool y Klone enamoran por Beto Lagarda

Después de la siesta tocaba despertar del abrazo de Morfeo con dos de las bandas más “bonitas” de este Hellfest 2024. Dos de las extensiones del rock / metal progresivo más frescas de los últimos lustros. Dos bandas que desprenden magia a raudales. Por un lado y en el escenario principal aterrizaban por primera vez (y mi primera vez con ellos) los aussies Karnivool. Muchas (pero que muchas) ganas tenía yo de ver a Karnivool, pues les sigo de cerca desde su debut Themata (2005) y no les he podido ver nunca en directo. Si bien es cierto que estos últimos años me he separado bastante de los sonidos progresivos, Karnivool siempre han sido uno de mis guilty pleasures.

No disponían de mucho tiempo para conquistar Clisson, tampoco lograron reunir la gente dispersa entre escenarios y otras que aprovecharon para ir a comer. Como tampoco era agradable ponerse bajo el solazo que quemaba, una vez más, el norte de Francia. Aún así, los que si fuimos a ver a los de Perth acabamos aún más enamorados de ellos. También se tiene que comentar que estas bandas no son ideales para un festival, infinitamente mejor verles en sala, pero como es tan sumamente complicado verles… se hace el esfuerzo, ¿no? 50 minutos de belleza musical finiquitados con el dueto mágico “Themata” y “New Day”. Sobran las palabras para describir lo vivido. Para mi, algo especial.

Setlist Karnnivool:

All It Takes
Goliath
Simple Boy
Set Fire to the Hive
Roquefort
Themata
New Day
Klone

Gran combo a la hora de la siesta con Mork y Fear Factory

Tocaba ir a ver a Fear Factory, pero al pasar por delante del Temple me llegó tremendo ruidaco blacker, y tuve que quedarme un poco a ver que se cocía. Estaban en acción Mork, el proyecto en solitario del noruego Thomas Eriksen, cuyo logo había visto por ahí, pero nunca había llegado a escucharlos. Obviamente, Eriksen cuenta con músicos para los directos, a pesar de ser el único compositor, y hay que decir que hace un black muy interesante que va más allá de lo típico.

Tiene melodías de guitarra tenebrosas pero muy bien conseguidas, incluso pegadizas, arreglos de bajo que las complementan a la perfección, y en general, una composición que hace más amena y menos repetitiva la escucha. También cuentan con un muy buen sonido, tanto en directo como en estudio (ahora que ya me los he escuchado un poquitín), así que no son la típica banda que graba con un zapato. Otra buena sorpresa que tendré que repetir en el futuro, ya que no quería perderme a Fear Factory y no pude quedarme mucho.

Pues para el main que me iba a escuchar a estos abanderados del metal industrial. La banda de Dino Cazares es una de las más importantes del género y así lo demostraban ante un numeroso público. A estas alturas, el guitarrista es el único miembro original de la banda, con el vocalista Milo Silvestro entrando justo el año pasado en lugar del histórico Burton C. Bell. Mientras escribo esto me he enterado que también acaban de reclutar a Pete Webber, el batería de Havok. Ahí no lo reconocí, pero qué coincidencia que mas tarde también veríamos a Reece Scrugs, el solista de la banda de thrash americana, que toca con Machine Head. Esperemos que no lo tengan que dejar, con tantos miembros pluriempleados…

En fin, llegué en la segunda mitad de la actuación, pudiendo ver los clásicos que dejan para el final. El disco Demanufacture (1995) sin duda es su opera magna, y recibió el calor del público con el tema que le da título, el temarral que es «Replica» y la final y cañera «Zero Signal». Muy buen directo de Fear Factory, que siguen haciendo honor a su legado.

Setlist Fear Factory:

What Will Become?
New Breed
Recharger
Shock
Edgecrusher
Powershifter
Disruptor
Linchpin
Demanufacture
Replica
Zero Signal

Fear Factory

Einar Solberg hace gala de su progresivo personal con su proyecto en solitario

Una propuesta que no te esperarías en el Altar stage es la de Einar Solberg. Está claro que el líder de Leprous tiene una faceta más alejada del metal a la hora de componer, y esa es la que podemos ver en su proyecto en solitario. En su álbum 16 (2023), da rienda suelta a su imaginación con piezas más suaves de música progresiva, y este verano se ha lanzado a la carretera para presentarlas en directo junto a su banda.

Una gozada poder ver en un festival como este al que posiblemente sea uno de los mejores vocalistas de la actualidad, acompañado por otros músicos de lujo, incluyendo un violinista para los detalles más melódicos. Sonaron algunos temazos como «Grotto» o «Home», la balada «16», que interpretó en solitario con su teclado, o la épica final «The Glass is Empty» con sus más de diez minutos de duración. Es genial que haya decidido dar vida a estas canciones, porque el resultado está siendo precioso, y no es un estilo que abunde últimamente. Veremos también como suena lo nuevo de Leprous próximamente.

Setlist Einar Solberg:

Grotto
Remember Me
16
Where All the Twigs Broke
Home
A Beautiful Life
The Glass is Empty

Einar Solberg

Sobresaliente contraste de sonidos con Harm’s Way y Polyphia

Aquí llegaba el triple solape más jodido del día. Por una parte, teníamos a Polyphia en el escenario principal, a Harm’s Way en la Warzone y a Kanonenfieber en el Temple stage. Cágate lorito. Por suerte, pude ver a los alemanes en su reciente visita a Barcelona, así que la decisión me quedaba un poco más fácil. Quería ver a los otros dos, aunque fuera un rato cada uno, así que empecé con el hardcore bruto de Harm’s Way. Y vaya si son brutos los de Chicago, lo pusieron todo patas arriba nada más empezar. James Pligge lideraba la carga, con una voz tan imponente como su físico, y sus compañeros se movían de un lado a otro por el escenario continuamente.

Habiendo recibido la dosis de caña que buscaba, era hora de cambiar de tercio para ver a Tim Henson y compañía. No es habitual que una banda instrumental gane tanta influencia como lo ha hecho Polyphia, pero os aseguro que su fama está justificada. Son la punta de lanza del rock progresivo moderno, y unos cracks absolutos con sus instrumentos, como nos demostraron.

Disfrutaron de un sonido excelente (supongo que lo tienen más fácil que las demás bandas al tener mucha menos distorsión en las guitarras), y para ser un concierto instrumental también la liaron bastante, con muchos cuerpos flotando hacia la barrera y hasta un wall of death bastante divertido. Eso sí, Scott LePage no dudaba en dirigirse al público para animar el cotarro y presentar las canciones con bastante salero, cosa necesaria aunque una banda no tenga vocalista.

Setlist Harm’s Way:

Become a Machine
Breeding Grounds
Call My Name
Devour
Terrorizer
Mind Control
Unreality
Temptation
Amongst the Rust
Propaganda (Sepultura cover)
Human Carrying Capacity
Infestation

Steel Panther no fallan con su glam metal paródico

Un bolo de Steel Panther siempre es una buena noticia: tienen un gran directo, buenos temas, saben entretener y lo convierten todo en una fiesta. Salían al ritmo de «Eyes of a Panther», y es que parece que son conscientes de lo que mejor les funciona. Basaron el setlist en sus dos primeros discos (con diferencia los mejores, la decadencia que ha ido viniendo después ya es otro tema…), siguiendo por todo lo alto con «Tomorrow Night».

Siempre tienen la costumbre de meter una especie de sketch exageradamente largo muy temprano en el show, cosa que nunca he entendido. Es algo que corta bastante el rollo, aunque te hagan reír un par de veces, y podría quedar mucho mejor más adelante. Reanudaban la fiesta con «Asian Hooker», un «Friends With Benefits» que pasó sin pena ni gloria, o la divertida «Just Like Tiger Woods», con una buena recepción del público.

En este momento, Michael Starr pedía que una chica se subiera al escenario, como es costumbre, pero la cosa se les fue de las manos, y en un par de minutos tenían la tarima llena de muchachas. Eso se suele dar más adelante en el show, pero aprovecharon para seguir con las baladas guarrillas «Weenie Ride» y «Community Property». Volvía la energía con «17 Girls in a Row», tras la cual se disolvía la «wall of titties» para encarar el final de la actuación.

Aunque de primeras parezca que el punto fuerte de Steel Panther es el gimmick, los chistes malos y la estética glam, pero en realidad su mayor activo es su habilidad y compenetración como banda. Starr canta como pocos, y Satchel es un guitarrista y compositor brillante que siempre es un placer escuchar. La maquinaria funciona de maravilla, con el contundente Stix Zadinia a la batería y el nuevo bajista Spider. A ver si en el estudio consiguen recuperar esa chispa de los primeros trabajos, ya que en directo sin duda aún la tienen.

Setlist Steel Panther:

Eyes of a Panther
Tomorrow Night
Asian Hooker
Friends With Benefits
Just Like Tiger Woods
1987
Weenie Ride
Community Property
17 Girls in a Row
Death to All but Metal
Gloryhole

Satyricon nos regala el mejor concierto del viernes por Beto Lagarda

Empezaba mi particular tour de force del día en Temple con mis amados Satyricon. Tras muchos años sin poder disfrutarlos en directo, mi único grupo obligado para este segundo día eran ellos. Disponiendo de una hora de duración de su actuación y con un repertorio épico y poderoso, la banda de Satyr entró a matar ya desde el primer minuto con la dura “To Your Brethen in the Dark” del ya viejo Deep Calleth Upon Deep (2017), el disco con el que Satyr volvió a la vida tras su lucha particular contra el cáncer. Tras la afilada y primeriza “Forhekset” en la que me hinché a hacerles fotos en el foso la banda entonó el primero de sus himnos atemporales: “Now, Diabolical”.

No faltaron a la cita “Deep Calleth Upon Deep”, “Black Crow on a Tombstone” o “The Pentagram Burns”, todas ellas provocando avalanchas entre los fans, crown surfings épicos..la banda presenta un estado de forma sublime con un Satyr más malévolo que nunca tras el ya icónico pié de micro en forma de tridente. Los blast beats no cesaron durante una hora llegando a su cenit final con el dueto increíble seleccionado por la banda como cierre: “Mother North” y “K.I.N.G.”. Traca final de escándalo no apto para cardíacos.

Satyricon acababan de marcase el mejor concierto hasta el momento de todo el festival. Un despliegue de black’n’roll marca de la casa, con soltura y violencia, con control de masas. Un show corto pero impoluto.

Setlist Satyricon:

Intro
To Your Brethren in the Dark
Forhekset
Now, Diabolical
Deep Calleth Upon Deep
Black Crow on a Tombstone
Repined Bastard Nation
The Pentagram Burns
Fuel for Hatred
Mother North
K.I.N.G.
Satyricon

Acid King nos aplasta a base de stoner y Biohazard nos demuestra su veteranía hardcore con uno de los bolazos del festival

En el Valley había un nombre de esos que lo ves y dices «esto va a estar guapo», aunque no conocía para nada a esta banda. Una vez en casa puedo buscar un poco sobre Acid King, y son una banda Californiana que se formó durante los años 90. Como sugiere su nombre, practican una especie de stoner / doom metal para quedarse empanado mirando un punto fijo mientras sacudes la cabeza. La voz de Lori S. sobresale de la mezcla como único elemento melódico, aunque la avalancha de distorsión de la guitarra y el bajo era omnipresente y la ocultaba un pelín. Riffs interesantes y una batería hipnótica que nos permitían hasta relajarnos un poco antes de la traca final del día.

Justo al acabar me dirigí a la warzone, pues actuaban Biohazard, banda que no quería perderme antes de la actuación de Machine Head, que eran los cabezas de cartel de la noche y cuya actuación se solapaba parcialmente con la de los neoyorquinos. Pues bien, están anunciando esta gira como una reunión de la formación original, con el bajista y vocalista Evan Seinfeld, y ya sabéis que estas cosas a veces salen como salen. Pero nada más lejos de la realidad, salieron a comerse el escenario con su NYHC que es puro fuego.

Parece que los años no pasen para el cuarteto, menuda tralla que metieron, con cortes imprescindibles del género como «Urban Discipline», «Black and White and Red All Over» o «Wrong Side of the Tracks». Agradecí todos estos clásicos en la primera mitad del setlist, ya que me fui pronto porque no me quería perder a Machine Head, pero joder, también me habría quedado hasta el final con semejante potencia. Es lo que tienen los festivales tan grandes, habrá que esperar a que la peña de HFMN Crew los traiga al Estraperlo

Setlist Biohazard:

Shades of Grey
Tales From the Hard Side
Urban Discipline
Black and White and Red All Over
Victory
Wrong Side of the Tracks
Five Blocks to the Subway
Love Denied
We’re Only Gonna Die (Bad Religion cover)
Punishment
Hold My Own

Biohazard

Machine Head se acerca al estatus de cabezas de cartel, pero Robb Flynn intenta forzar las cosas

Pues llegaba el momento más esperado de la noche, con unos Machine Head que sorprendían como cabezas de cartel. Al lado de los otros tres, Avenged Sevenfold, MetallicaFoo Fighters, su nombre no parece tener tanta enjundia. Especialmente después de que en Barcelona juntaran fuerzas con Amon Amarth y tuvieran que cambiar de sala a Razzmatazz por poca venta de entradas… Curioso también que en el Resu aparecieran en segunda línea, siendo un festival con la mitad de aforo más o menos.

Pero aquí estábamos, y la verdad es que los de Robb Flynn habían preparado un espectáculo lleno de trucos escénicos para ganarse el puesto. Aunque me perdiera los primeros temas, este fue uno de los conciertos que el canal Arte Concert retransmitió, por lo que se puede encontrar íntegro en youtube y he podido visionar ahí el trozo que me perdí.

El inicio con «Imperium» fue toda una declaración de intenciones, ya con fuego y pirotecnia para empezar. Para «Ten Ton Hammer» lanzaban unos martillos hinchables al público, y al empezar «Cøke øn the Ashes øf Yøur Hate» Flynn pedía que se abriera el pogo para acabar montando un enorme circle pit. Increíble sonidazo que tuvo el cuarteto, de los mejores que recuerdo en el festi y sin duda el más nítido entre los cabezas de cartel. Todos los instrumentos se escuchaban con claridad, y el volumen estaba en el punto perfecto.

Pero no todo sería un camino de rosas, pues los constantes esfuerzos del frontman por conectar con el público pronto se harían repetitivos hasta la saciedad. A la mínima que podía, el tío empezaba que si «make some noise«, que si «raise your hands» que si «Hellfest, are you ready?», y un sinfín más de arengas más que empezaban a ser de lo más cansino. Está bien que las bandas busquen la conexión con el público, pero todo tiene un límite. Señor Flynn, no sea tan brasas y deje que hablen más las canciones por si solas. Hombre ya. A lo mejor fue un síntoma de cumplir con las expectativas de figurar como cabezas de cartel, pero se le veía casi desesperado por esa atención, que por otra parte el público ya le estaba dando. Espero que no sea así en todos los conciertos, porque al menos a mí me cortó el rollo de mala manera.

Pero en fin, dejo ya de rajar, porque por lo demás, Machine Head se marcaron un muy buen bolo. Realmente suenan compactos y temazos como «Is There Anybody Out There?» o «Locust» no fallan. Reece Scrugs es un enorme guitarrista y una buena sustitución para Wacław Kiełtyka, que dejó la banda para dedicarse completamente a Decapitated hace poco. El también miembro de Havok va sobrado de técnica y lo hacía sonar todo de perlas. Hasta se marcó un solazo entre canciones.

Está claro que para crecer mucho como banda hay que acercarse un poco a sonidos más comerciales, y Flynn parece saberlo de sobras. Con estribillos algo más comerciales como el de «Nø Gøds, Nø Masters» y la balada «Darkness Within», se intentan acercar a un público más generalista. Quizás los fans más antiguos echaran más en falta canciones de la primera época. Solo caía un tema de su debut Burn My Eyes (1994), un brutal «Davidian» que sin duda fue el punto más alto de la actuación, con más pirotecnia y un montón de pelotas hinchables sobre el público.

Cerraban el concierto con «Halo», no sin antes recibir otra de las chapas de Robb Flynn, que se dedicó a tirar birras al público hasta que alguien pillara una al aire. Ahora entiendo porqué el tío tiene la fama que tiene. No hay duda de que le encanta el sonido de su propia voz. En esta última canción, un montón de coros melódicos, a veces no del todo afinados, pero casi, certifican que al menos no utilizan pistas pre-grabadas como muchas otras bandas grandes. Detalle gracioso cuando el frontman empezó a cantar el futbolero «oeee oe oe oeee», y el público francés repetía la melodía en vez de acabarla en «oeee oeee» como hacemos los españoles. Estos franchutes…

Setlist Machine Head:

Imperium
Ten Ton Hammer
Chøke øn the Ashes øf Yøur Hate
Now We Die
Is There Anybody Out There?
Locust
Nø Gøds, Nø Masters
Darkness Within
Bulldozer
From This Day
Davidian
Halo

Fu Manchu reconquistan The Valley por Beto Lagarda

La banda cabeza de cartel del The Valley no era otra que los californianos Fu Manchu. Queridos y respetados como la mayoría de cabezas de cartel icónicos de este escenario que al final es casi un festival aparte del resto. La banda repetía tras su paso hace unas tres ediciones. Y, como era de imaginar, triunfó sobre las masas. Da gusto ver a bandas como Fu Manchu desplegar su stoner sin contemplaciones despachando himnos como “Eatin’ Dust” con la que la banda entró sobre el escenario.

“California Crossing” fue una gozada al igual que la debutante “Hands of the Zodiac”, pieza elemental de su nuevo disco publciado hace pocos días. La banda arrasó sin despeinarse, Fu Manchu son una de esas bandas que sin darnos cuenta adoramos, son entrañables, son únicos.

Recta final impoluta con “The Return of Tomorrow” y dos gemas como “Mongoose” y “Saturn III”. Como siempre, fieles a su estilo e ideas, Fu Manchu son incomparables y necesarios.

Setlist Fu Manchu:

Eatin’ Dust
Evil Eye
Hands of the Zodiac
California Crossing
Laserbl’ast!
Hell on Wheels
Loch Ness Wrecking Machine
Squash That Fly
Weird Beard
The Return of Tomorrow
Mongoose
Saturn III
Fu Manchu

Final espectacular con el combo de The Prodigy y Anaal Nathrakh

Para acabar la noche, el main stage 2 recibiría la descarga de punk electrónico (o como quiera que se llame lo que hacen) de The Prodigy. Siempre viene bien un poco de rave antes de irse a la cama, y ahí estaba la formación inglesa para montarla. A pesar de ser unas figuras claves de la electrónica, llevan consigo un batería y un guitarra, cosa que hace mucho más interesante la actuación que si hubiera solo un dj y el vocalista.

Grandes pogos con un inicio marcado por posiblemente su tema más conocido, un «Omen» que sin duda ha trascendido el género y todo el mundo ha escuchado alguna vez. También le pegaron a otros de sus éxitos como «Firestarter» y «Voodoo People», que parecieron cuajar muy bien entre el público del festival.

Me lo estaba pasando bien, pero resulta que en el Temple teníamos a los extremos Anaal Nathrakh, que no son fáciles de pillar en directo, así que me acerqué para ver lo que pude de su show. Tremenda descarga la de los también ingleses, que arremetían con su mezcla de metales extremos. Podemos encontrar death o black metalgrind, o industrial con guturales, y a la los pocos segundos cambiar a voces melódicas, pero siempre con una base de ruido y baterías frenéticas por debajo. Sin duda, una buena forma de acabar el día.

Setlist The Prodigy:

Breathe
Omen
Spitfire
Firestarter
Roadblox
Voodoo People
Light Up the Sky
No Good (Start the Dance)
Poison
Get Your Fight On
Their Law
Smack My Bitch Up
Take Me to the Hospital
Invaders Must Die
We Live Forever
Out of Space

Setlist Anaal Nathrakh:

Acheronta Movebimus
Unleash
Bellum Omnium Contra Omnes
Forward!
The Age of Starlight Ends
The Road to…
Obscene as Cancer
Feeding the Death Machine
Idol
In the Constellation of the Black Widow
Forging Towards the Sunset
Endarkenment
Submission Is for the Weak

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 367 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.