Crónica y fotos del concierto de Hartmann + Chuse Joven - Sala La Nau (Barcelona), 5 de octubre de 2019

Hartmann y Chuse Joven: el triunfo del rock

Datos del Concierto

Bandas:
Hartmann + Chuse Joven
 
Fecha: 5 de octubre de 2019
Lugar: Sala La Nau (Barcelona)
Promotora: Etin Productions
Asistencia aproximada: 75 personas

Fotos

Fotos por Manuel Rubiales

Nuestra Previa

Los 5 discos en los que le hubiera gustado cantar a Oliver Hartmann

Aprovechando la entrevista que le hicimos, y teniendo en cuenta que hace un tiempo que no teníamos ningún TOP 5 VIP, le pedimos a Oliver Hartmann que nos dijese qué 5 álbumes de la historia le hubiese gustado cantar. Lo primero

0 comentarios

Entrevista a Oliver Hartmann: ‘Es triste cuando un proyecto o grupo se separa, pero al final la música permanece’

Oliver Hartmann es un tío ocupado. No solo es el guitarrista de Avantasia, sino que también está al frente de un reputado tributo a Pink Floyd llamado Echoes y regularmente publica nuevos discos en la banda de AOR que lleva

0 comentarios

Hartmann – Hands on the Wheel

Supongo que, como todos, conocí a Oliver Hartmann cuando cantaba temas como “Power and Glory” en At Vance, banda power de segunda división (al menos para el que escribe) que hacía versiones tremendas de Abba y de música clásica pero

0 comentarios

Aparcar justo en la puerta de La Nau tiene cosas buenas y malas. Las buenas están claras, especialmente si uno piensa en el final del concierto. La mala es que el kebab más cercano está lejos si vas justo de tiempo, como iba yo. Así que a apretar el paso, pedir un durum y volver rápido por la calle Àlaba (nombre en catalán). Esta vez, además, iba acompañado, con lo que el concierto se presentaba interesante.

Sólo hace falta leer la crítica de su Hands on the Wheel (2018) que hice, o la entrevista que le realicé para entender las ganas que le tenía al bolo, pasando por delante de otro como el de los Avalanch de mis queridos Jorge Salán y Mike Terrana, que se solapaban. Acompañándolos, un tal Chuse Joven, que por nombre y por mini foto del cartel, tiraba hacia detrás. Prejuicios que luego comentaremos. Entramos a escasos tres minutos de las 9, la hora indicada para el comienzo. Conté 16 personas, incluyéndonos a nosotros y a los dos fotógrafos que había. “Que triste”, pensé. Pero relatemos lo que se vivió.

Chuse Joven

En la redacción hay quien opina que, cuando vas a un concierto, tienes que escuchar previamente muy mucho al artista, incluso el setlist que viene tocando en esa gira. Yo no puedo estar más en desacuerdo. Si no conozco algo, quiero que me sorprenda, para bien o para mal. No hablemos ya de escucharte el setlist… Así me presenté en la sala cuando los acompañantes de Chuse Joven saltaban a escena. Y es que no es un grupo, sino un solista que, al menos en esta ocasión, se rodeó muy bien de otros músicos. Pero vayamos a lo primero. ¿Chuse Joven? ¿Qué nombre es ese? La cosa se disipó cuando nos dijo que era aragonés, y claro, la sangre maña que corre por mis venas empezó a entender cosas. Sin ir más lejos, a mi abuelo lo llamaban el Cucho, y de Cucho a Chuse no va tanto, ¿no?

Aparte del nombre, lo primero que llamó la atención fue el bigote alla Mercury que se había dejado crecer. Lo segundo, la chupa tan histriónicamente estupenda que llevaba, digna del Animalize (1984) de Kiss. Musicalmente nos deleitó con un rock tremendamente disfrutable, potente, con letras llenas de significado y personales. ¿Para qué sirven los prejuicios? Para nada. O para cosas negativas, como dejar de escuchar ciertos músicos por nombre, pintas o cualquier etiqueta. Disfruté mucho del concierto del maño afincado en Madrid, de cómo llevaba al público y se desenvolvía en el escenario, del nivel de los músicos acompañantes y de temas como “El Bufón”, dedicada a un amigo suyo adicto al juego (vamos, una crítica a esa nueva droga que son las casas de apuestas que afloran en barrios obreros) o «Saltemos al Vacío».

Tras el concierto, hablando con él para que me diera el setlist, me dijo que la última canción es una versión de un grupo argentino que conoció cuando estuvo de gira por países como Colombia, Perú o la propia Argentina. Aquí haciendo mofa de un nombre y lo que nos hemos estado perdiendo es un gran artista de rock… A seguir de cerca, sin duda.

Destacar que a la tercera canción me di la vuelta (estaba en primera fila), y de 16 personas, nada de nada. Aquello ya tenía un gran aspecto.

Setlist Chuse Joven:

La Pasión
Tiempos de Libertad
Álzate
La Primera Vez
La Otra Mitad
Saltemos al Vacío
El Bufón
Juegos de Seducción
La Hora ya Llegó
La Promesa

Hartmann

Pero no nos engañemos, la estrella de la noche era el alemán que, en solitario (o con Hartmann), visitaba por primera vez nuestro país. Había expectación, y las más de 50 personas (no sé si llegaríamos al centenar) así lo demostraron. A ver, que estamos hablando de Hartmann en una noche con varios solapes del metal. Me esperaba a menos gente, la verdad, así que, por esa parte, quedé totalmente encantado.  En esas estaba cuando los cuatro miembros salieron a escena a probar sus instrumentos. ¿Veis como 50 o 70 personas no es tan poca gente, si son los propios músicos quien hacen de pipas? Lo primero que llamó la atención fue el batería. No era Markus Kullman, sino alguien bastante más joven. Oliver, resultó llamarse, y durante la hora y media de concierto dio todo un recital de lo que es tocar hard rock a los bombos.

Ya dispuestos, y tras resolver de manera casera algún problema técnico, saltaron, ahora sí, a escena, mientras sonaba una intro. El propio Oliver (Hartmann, no el batería) empezó a dar las buenas noches y a animar a los asistentes antes de que empezase a sonar “Last Plane Out”, del disco que venían a presentar. En ese primer tema ya quedó algo claro: en directo, la música de Hartmann suena mucho más potente que en disco, cosa que ya me gusta. “Cold as Stone” y “Don’t Want Back Down” completaron el trio inicial. La tercera de forma apoteósica, pues no en vano es mi tema preferido de la agrupación y una de las canciones que más me gustaron de 2018.

A Armin Donderer, el bajista, lo tenía justo en frente, así que no perdí detalle de la clase que tiene a las cinco cuerdas. Del segundo Oliver ya hemos hablado al principio, y a la derecha del escenario, Mario Reck iba a la suya, quizá en un segundo plano en lo instrumental, pero muy presente en el escenario. Es cierto que con las gafas tenía cierto toque divertido, pero la verdad es que se las apañó muy bien sustituyendo a la voz a Eric Martin en “Simple Man”, que sonaría tras “High on You”.

Entre tema y tema, como no puede ser de otra forma, el alemán se dirigía al público, animándonos, explicándonos cada tema y batallitas de sus estancias previas con Avantasia. El siguiente tema nos lo presentó como su preferido, “The Sky is Falling”, y el inicio bluesero hizo las delicias de todos los presentes. La gente conocía la discografía, la gente disfrutaba y la gente compró álbumes y camisetas (quizá por la insistencia de Hartmann). Del resto de canciones, quiero destacar “Don’t Give Up your Dream”, presentada de forma muy emotiva, y “Alive Again”, de su primer y homónimo trabajo. La gente (bueno, un par de personas), no dejaba de gritar el título, y por cosas de la vida, sonó. Lo mismo pasó con “Listen to your Heart”, que puso el punto y final a la primera parte de la actuación.

Un minutito de descanso dio paso al bis y última canción, la versión de John Miles “Music was my First Love”. Antes de tocarla la dedicó muy efusivamente a su partner in crime in Avantasia Ronnie Atkins, también cantante de Pretty Maids, que esa misma tarde había anunciado en Facebook que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. Desde aquí enviamos todo nuestro apoyo y fuerza al cantante, deseándole una pronta y satisfactoria recuperación.

Al acabar, Oliver nos dijo que le diéramos 10 minutos y estaría en el puesto merch firmando y tomándose fotos con quien quisiese. Eso hizo, y mi acompañante se fue con una bonita camiseta del grupo. Cosas así demuestran que, a veces, los conciertos/artistas “pequeños” son los que más se merecen triunfar.

Gran concierto de dos grandes músicos. Gran velada de rock solo manchada por algo que paso a denunciar. A mi lado, en primera fila, había una persona en silla de ruedas. Durante todo el concierto me mantuve a cierta distancia para que pudiese ver y disfrutar del bolo, ya que no podía moverse. Bien, poco a poco, la gente fue empujando, haciéndome mover un metro, aproximadamente, hasta que la acompañante me tuvo que decir que me apartase para que pudiese disfrutar del concierto, cosa que hice en cuanto me di cuenta. Oye, si llegas tarde y no estás en primera fila es tu puto problema, pero deja de ser un egoísta de mierda. Esto es algo que todos (TODOS, me incluyo), tenemos que aprender. No estás solo en el mundo ni en la sala.

Setlist Hartmann:

Intro
Last Plane Out
Cold as Stone
Don’t Want Back Down
High on You
Simple Man
The Sky is Falling
The Harder they Come
I Won’t Get Fooled Again
The Sun’s Still Rising
Don’t Give Up your Dream
Alive Again
Out in the Cold
Listen to your Heart
Music was my First Love

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 180 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.