Exessus – Asynapse

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 28 de octubre de 2022
Discográfica: Blood Fire Death Records
 
Componentes:
Iván Exe - Voz, guitarra
Ferran Montasell - Guitarra
Gerard Colomer - Bajo
Víctor García - Batería

Temas

1. Bloodshed (5:06)
2. Oblivion (4:36)
3. No King (5:22)
4. Paths (5:06)
5. Strength (4:57)
6. Inner Parasite (4:35)
7. Singular (3:24)
8. Voyager (6:25)
9. Leaving (1:55)
10. Old Chains (5:07)
11. Notes of the Soul Pt. 2 (12:37)
12. Welcome to the Hole (4:48)
13. Paths [Extended version] (7:13)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Exessus – Asynapse
Todos los discos de Exessus en Amazon


Este 2022 no para de darnos sorpresas, y aunque ya queda poco para fin de año, las bandas siguen lanzando material exquisito. El pasado 28 de octubre salió el nuevo álbum de los barceloneses Exessus, titulado Asynapse. La banda hace una mezcla de thrash, groove y heavy metal melódico que llega a recordar a la etapa más moderna de Savage Messiah. Este es su segundo álbum de larga duración, el primero fue Time in Coma de 2017, con el que se hicieron un hueco en la escena.

Y vamos con el disco… ¿No? Seh, creo que va tocando…

Esto arranca con «Bloodshed» cuyo videoclip está ya en Youtube y suena a thrash brutal. Es una canción intensa que no deja el aburrimiento como opción. Desde luego el inicio llama la atención con los gritos sin ninguna previa. Suena bien, es un tema que engancha y deja entrever el espíritu de la banda. La combinación de riffs a lo hardcore con la voz melódica marcan la diferencia con otras bandas de thrash, cosa que es muy interesante. Una de mis partes favoritas de la canción es el solo de guitarra, donde muestran esa parte más técnica y excepcional. El batería Víctor García está que trina de principio a fin, un músico muy prometedor, desde mi punto de vista.

De aquí pasamos a «Oblivion», con un inicio marchoso que se va animando cada vez más. Si la anterior «Bloodshed» era pegadiza, aquí ya se os pegará del todo, pero a hostias. Me gusta pensar que esta es una canción para vivir en concierto. Me imagino a la gente pegándose al ritmo thrasher imponente. Los momentos de voz limpia tipo Avenged Sevenfold en el estribillo le dan el respiro necesario al tema sin hacerse demasiado pesados. Pienso que han sabido encontrar muy bien el equilibrio entre el más poderoso ruido y la amenidad de la calma.

Y que os voy a decir de los riffs… Siguen impresionándome, quizás es su punto más fuerte. Los cambios de ritmo y la potencia en cada giro es lo que hace que esta banda suba un escalón más allá. Un claro ejemplo es «No King» y Víctor García  sigue estando allí, haciendo lo suyo de la mejor manera posible. Las notas de Gerard Colomer suenan estridentes mientras acompañan a las guitarras en su cruzada. Por no hablar del estribillo… Simplemente, lo tiene todo: es pegadizo, fácil de recordar, intenso, potente y encima suena que te cagas. Debo decir que la segunda mitad de la canción es posiblemente la mejor, las notas de bajo suenan fenomenales en el solo y hay algún que otro momento descomunal en el que la batería desaloja el edificio para sacar sus golpes a todo trapo.

Llegamos a «Paths» y la voz de Iván Exe se lo lleva todo por delante. En algún tema quizás la voz llega a sonar apurada, pero en este realmente suena en sus mejores registros. Este es probablemente mi pista favorita, y sigue siéndolo en la versión extendida del final. Llamadme romántica, pero las notas más cálidas de la pista me transmiten esa paz y volatilidad que también le viene bien a un álbum denso como este. El riff principal de la pista me recuerda al estribillo de la canción de Powerwolf «Demons Are a Girl’s Best Friend», es un tema que da ganas de enseñar a los demás, con momentos épicos que podrían perfectamente formar parte de una banda sonora y algún que otro espacio de progresión que deja entrever esos intereses por el metal progresivo de la banda. Espero que saquen videoclip de este tema, porque realmente creo que lo merece.

Pasamos a «Strength» y las guitarras se mueven a la par. La voz arranca directa y enfadada. Otra vez las guitarras deslumbran desde la lejanía y la batería destroza el suelo. Sinceramente, la primera vez que escuché este tema no me acabó de convencer porque aquí sí noto cierto ahogo en la voz al principio, pero lo cierto es que cuanto más escuchas le doy, más me apetece repetirla. Enseguida llegamos a la sexta pista, «Inner Parasite». Un tema enérgico y con unos aporreos de bajo que no tienen nada que envidiarle a nadie. Otra vez nos encontramos con un estribillo a voz limpia, que nos deja respirar, y se agradece. De hecho, el estribillo de «Inner Parasite» no puede evitar recordarme a los míticos Trallery, con sus atmósferas groseras atravesadas por los estribillos melódicos que se te quedan en la cabeza y no hay quien los saque de ahí.

Llegamos a la séptima «Singular» que tiene unos efectos vocales de lo más interesantes antes de llegar al estribillo que rompe con la intensidad continua de las guitarras y la batería. Y, sin más dilación, llegamos a la distinta «Voyager», una pista que arranca más lenta, con la voz limpia, y una actuación excepcional del bajo que resulta casi hipnótico. Algo que me atrae específicamente de esta canción es el alma que desprende. Parece que la banda ha abierto su corazón a base de riffs.

«Leaving» nos retorna a la melodía acústica más cándida, como un interludio entre el caos, mientras en la retaguardia espera «Old Chains», que enseguida nos arrolla con la intensidad de un volcán en erupción. Se nota la sensibilidad en la composición de cada tema, con unos breaks muy eficaces que enganchan a cualquiera. Asimismo, encontramos sensaciones semejantes en «Notes of the Soul Pt. 2», el tema más largo del CD, con más de 12 minutos de notas musicales. Esta viene siendo la continuación de «Notes of the Soul Pt. 1» de su álbum Time in Coma (2017). Sin duda, debo decir que la segunda parte suena tremendamente mejor que la primera, con una indudable claridad superior en los instrumentos que se grabaron en Amplifire Studio (L’Hospitalet de Llobregat) con Gerard Rigau de Blaze Out.

Así llegamos a los últimos temas, «Welcome to the Hole» y la versión extendida de «Paths». Bien, vamos primero con el penúltimo tema… «Welcome to the Hole», que, a ver como lo explico… Es, como poco, curioso. La primera parte de la pista sigue el hilo del Asynapse, pero llegando hacia el final es como que se despista y se va a una discoteca electrónica (ya, no sé, escuchadlo y me decís que os parece si eso). Una apuesta muy valiente que corta un poco con la seriedad del álbum. Debo decir que, personalmente, me corta el rollo que no veas porque viene antes del tema final, pero bueno, ahí está.

Para cerrar el álbum nos han querido deleitar con la versión extendida de «Paths» que suena estupendamente bien y nos deja con un buen sabor de boca. ¡Ah! Y casi se me olvida hablar de la brutal portada de Pau Pujadasuna pasada como una catedral. En general, el disco tiene trazas Old School que se mezclan con su toque más moderno e innovador para acabar conformando un sonido deliberadamente especial. Los giros más progresivos en medio del rollo thrasher le dan un acabado complejo a los temas que hacen del Asynapse un buen álbum (además es re-pegadizo).

La originalidad de Exessus los convierte en una banda prometedora. Hará falta ver como se desenvuelven en sus futuros lanzamientos, pero de momento confío en que solo se dediquen a subir el nivel hacia arriba. Además, podréis verlos en la sala Bóveda de Barcelona el próximo 10 de diciembre con Red Elm.

Avatar
Sobre Irene Vernedas 71 Artículos
Mi nombre de fotógrafa es BlackSpell Coven porque Irene era demasiado poco metal.
Normalmente hago fotos de bolos y festivales, pero si quieres una sesión o un book de tu perro, ¡te lo dejo a buen precio!