Entrevista a Tobias Sammet, vocalista de Avantasia y Edguy: ‘Estaba harto de que todo el mundo me dijera lo que tenía que hacer’

La leyenda de la simpatía de Tobias Sammet, el carismático líder de Avantasia y de Edguy, se manifestó en todo su esplendor en la conversación telefónica que pude mantener con él hace unos días. Un tío cercano, entusiasta y realmente pasional que me hizo sentir parte de su círculo de amigos durante veintypico minutos. A parte de simpático, lo que también tiene es un palique bastante serio, con lo que que (esto de las entrevistas es como una caja de bombones, oye) en esa poco menos de media hora nos dio tiempo a responder únicamente a seis tristes preguntas. ¡Pero qué respuestas, oye!

Este tipo de charlas son las que hacen que, te guste más o menos una banda (y lo confieso, yo tampoco soy precisamente fan de ninguna de las suyas), acabes cogiéndoles un aprecio especial y te os mires con buenos ojos. Interesantísima entrevista que nos ayudará a conocer un poco como funciona una de las mentes más inquietas del panorama metálico actual. Genio y figura el señor Sammet, un niño grande que empezaba a estar harto de que le dijeran como tiene que usar su juguete. Avantasia publicaán su nuevo disco, titulado Moongloow, el mes que viene, mientras que en abril los tendremos por nuestras salas

Español

SofN: ¿Hola?

¡Hola, Albert! ¿Eres tú?

SofN: ¡Sí, soy yo! (risas)

Tú eres tú y yo soy yo, así que tenemos una cita. (risas)

SofN: ¡Sí, la tenemos! ¡Y tengo muchas ganas! ¿Cómo estás?

Gracias, gracias (risas). Estoy bien. Mucho trabajo ahora mismo, ¡pero por lo menos sé que estoy vivo y ocupado, lo que no está nada mal! (risas)

SofN: ¡Estoy contento de oirlo! ¿Muchas entrevistas hoy? ¿Estás metido en un día de promoción?

No, no, qué va. Solo tengo un par. Intento no hacer muchas en un solo día, porque llega un momento en el que empiezas a hablar como un robot, y creo que eso es una falta de respeto hacia la gente con la que hablas, así que intento hacer menos entrevistas.

SofN: Bueno, estoy contento de ser uno de ellos pues! (risas) La semana pasada publicásteis «The Raven Child», el primer single de vuestro nuevo disco. Y bien, vuelve a sonar genial. Es épico y poderoso pero también dulce y delicado a la vez. Aún no he tenido la oportunidad de escuchar el disco entero, así que tendré que confiar un poco en tu palabra: ¿Qué podemos esperar de Moonglow, tanto musicalmente como conceptualmente, y también en comparación con tus trabajos anteriores?

Sinceramente creo que es un disco muy muy bueno. Por supuesto (risas). ¿Qué te voy a decir? ¡Las emociones primero! (risas) Pero hablando honestamente, incluso si no hubiera estado involucrado en él te diría que es un gran trabajo, ya que me gustan muchísimo todas las canciones y hay mucha diversidad. Hay speed metal, hay power metal… ¡hay hasta thrash metal! Hay elementos épicos, elementos célticos… ¡la primera canción del disco dura diez minutos! Es como Meat Loaf, pero aun más bombástico y majestuoso. Es como un viaje. Si le echas un vistazo a la portada y al libreto y te dejas llevar, una vez empieza la primera canción te transportará a un mundo distinto. Estoy realmente feliz con el disco, también porque no es un disco fácil de escuchar. Lo puedes escuchar, sí, pero tienes que prestar mucha atención porque está generosamente adornado y diría que es incluso muy sofisticado en algunos pasajes.

Y quizás esto es así porque después de hacer la gira de Ghostlights, volví y me pregunté: «¿Y ahora qué hago?». Yo no lo sabía, pero todo el mundo parecía saberlo. Todos parecían tener una idea clarísima sobre qué es lo siguiente que tenía que hacer. La agencia, la discográfica, mis compañeros en Edguy, mi productor… todo el mundo tenía su idea. Así que dije «Ok! ¿Sabéis qué? ¡Iros a la mierda! No soy una máquina y no voy a hacer nada de lo que decís». Así que me tomé un pequeño descanso, o al menos planeé tomarlo. Construí mi propio estudio para tener un hobby, ya que cada persona necesita su hobby, y empezé a trabajar en canciones que sentí como si fueran un proyecto en solitario. Pero al mismo tiempo, o al cabo de poco tiempo, pensé que en realidad Avantasia es mi proyecto en solitario. Solo que me hago acompañar de grandes músicos invitados, pero en el fondo sigue siendo mi pequeño proyecto. Y ahora tengo mi propio estudio, así que puedo hacerlo todo yo mismo, trabajando con Sascha, juntando cosas, grabando maquetas y todo eso. Eso es lo que hice, y al cabo de poco me di cuenta que sonaba a Avantasia.

Lo que quiero decir, contestando a tu pregunta, es que trabajé sin presión y sin fechas límite. No tenía un contrato discográfico, ni con Edguy ni con Avantasia. No tenía ni idea de cuando iba a hacer algo, cuando iba a publicarlo ni dónde iba a publicarlo, en qué sello. No tenía idea de nada y estaba trabajando solo para mí mismo, como un joven músico inocente, sin presión, sin reuniones, sin deberes ni responsabilidad. Y eso me sintió bien. Me tomé todo el tiempo del mundo, y por eso el material es tan sofisticado. Es como estar trabajando en mi pequeño resort, mi pequeño refugio, mi pequeña cueva, y nadie tenía permiso para gritarme. Para decirme qué es lo que tenía que hacer, cómo hacerlo ni cuándo entregarlo. Excluí al mundo entero del proceso, y es algo que aprecié y que necesitaba.

Estaba muy cansado después de la última gira, y creo que había trabajado muchísimo. En los últimos 25 años he escrito 17 discos, y he hecho diez giras mundiales en 15 años. He sido el manager de dos bandas, Avantasia y Edguy, he hecho todo el trabajo promocional y se me han ocurrido todos los conceptos. Y lo hice a un ritmo tan alto que sentí que todo el mundo estaba esperando que siguiera haciéndolo. Y no quería hacerlo, en realidad. Me dije «Si no vigilas, Toby, te convertirás en una máquina vacía y sin espíritu». Porque todo el mundo espera que continúes trabajando, y es culpa tuya por ser tan rápido en esos primeros días. Pero dije que no, que basta, y por eso creo que el disco tiene tantos detalles y es tan inocente y preciosista, colorido y emocional. Es un album muy personal. En cuanto a las letras… por supuesto, es una historia fantástica, pero encontré la manera de incorporar mis letras y, sobretodo, mi propio sentimiento dentro de las letras.

Y ahora te voy a dar la oportunidad de hacer otra pregunta (risas). Me siento, casi, como Lars Ulrich, ¿sabes? (risas). Le haces una pregunta y el hombre se tira dos horas hablando.

SofN: (risas) Oh, pero eso sería perfecto, me podría sentar aquí tranquilamente y dejarte ir con todo (risas). Y es genial, gracias por una respuesta tan pasional. ¿Así que sientes que, de una forma u otra, este es el disco más personal que has grabado en los últimos años? Solo han pasado dos desde que publicaste el último disco de Avantasia, un tiempo en el que has estado girando mucho, haciendo festivales…. Tú has dicho que paraste, pero no lo hiciste demasiado. Das la sensación de ser una persona muy prolífica y llena de ideas, muy pasional…

Tengo muchas ideas, eso nunca ha sido un problema. Siempre tengo ideas y siempre quiero ser creativo. Esto es más como una catarsis. Tener ideas es como soltar algo, es algo que fluye y que me presiona internamente, necesito dejarlo ir y expresarlo. Pero la cosa es que una vez estás en el negocio de la música, una vez tienes una banda que espera que compongas para ellos, un sello que quiere editar a toda costa… ¡y el público! Todo el mundo tiene expectativas, y te tienes que asegurar que no pierdes lo más importante que tiene un músico, que es la intuición de hacer lo correcto, de ser artista de forma natural, de ir a tu ritmo y marcar tus propios objetivos. Y no convertirte en alguien vacío y controlado por otros. Quise asegurarme que yo era el píloto de mi vida y no un simple pasajero a la merced de las expectativas de la gente a mi alrededor. Y ojo, no hablo de mala gente, sino de gente sin mala intención, es solo que todo el mundo tenía una idea clarísima de qué es lo que yo tenía que hacer. Las ideas para las canciones nunca fueron un problema. Siempre tuve ideas, es casi lo contrario: necesitaba expresar ciertas cosas. Y aunque es un álbum que transcurre en un mundo fantástico, imaginativo, victoriano y con un paisaje oscuro y oculto inspirado por el romanticismo oscuro, las letras están inspiradas en mis sentimientos más realistas. Fue excitante encontrar el marco adecuado para expresar mis pensamientos en un entorno de fantasía.

SofN: En este disco, además de tus colaboradores habituales como son Michael Kiske, Jorn Lande, Bob Catley y los demás, también tienes algunas voces nuevas como las de Hansi Kursch de Blind Guardian, Candice Night y también Mille Petrozza de Kreator. Este último es una voz muy distinta a las que siempre habías tenido en los discos de Avantasia: normalmente apuestas por voces muy luminosas, pero Mille tiene una voz oscura y violenta. ¿Qué estabas buscando al añadir este tipo de voces nuevas? ¿Es algo que tenías pensado hacer hace tiempo o sencillamente ocurrió para este disco?

Lo hizo en un estudio en Berlín, pero Mille y yo somos amigos y siempre hemos hablado de que fuera miembro de Avantasia, desde hace mucho tiempo. Ese era el plan desde, diría, hace cosa de diez años, cuando hablamos de ello por primera vez. Eso de «Un día deberías….«, pero ya sabes, nunca acabó de materializarse porque de hecho, Mille no es precisamente un ruiseñor… (risas)

SofN: (risas) Correcto.

Y no lo puedes poner a cantar «Lost in Space» o «Reach Out for the Light» (risas). Quiero decir, puedes, pero el resultado sería bastante interesante (risas). Pero me gusta la voz de Mille. De alguna forma es muy inocente porque es muy primitiva, no hay ningún tipo de actuación en ella. Lo que ves es lo que hay, y a su alrededor ha creado una banda muy auténtica, porque es un artista honesto y auténtico. Es sucia y suena agresiva, pero es honesta y auténtica.

Yo tenía esa parte tan pesada en «Book of Shallows», y pensé: «Ok, creo que ha llegado el momento, espero que Mille tenga tiempo«. Hablamos por teléfono de tanto en cuanto, así que le llamé y le dije: «Mille, tengo algo. ¿Quieres escucharlo?«. Y él contestó «¡Claro! ¡Por supuesto!«. Estábamos esperando este momento desde hacía mucho tiempo, así que vamos allá. Bien, no dijo exactamente eso (risas) pero era obvio que llevábamos años preparándonos para ello.

Entonces él escuchó la canción y dijo «Esto es genial, dame algo de tiempo porque quiero hacerle justicia a la canción. Quiero hacer lo correcto y hacerlo bien». Fue divertido, porque dijo que si iba a estar en un disco al lado de Hansi, Jorn, Geoff Tate, Michael Kiske y todos estos cracks, tenía que esforzarse de verdad. «Por favor dame algo de tiempo«, dijo, y acabó quedando genial. Fue muy divertido.

SofN: ¿Y cómo es el proceso habitual de selección de tus nuevos cantantes? ¿Sueles tener una canción o una sección y entonces dices «bien, este cantante tal quedaría bien aquí»? ¿Sueles componer con un cantante concreto en mente o recibes ofertas y sugerencias? ¿Cómo funciona ese proceso?

No hay una regla definida. A veces escribo con un cantante concreto en mente. Por ejemplo, Bob Catley. Su voz es muy inspiradora para mí, y escribí la canción «Lavender» específicamente para que la cantara él. Lo mismo con una canción para Michael Kiske, «Requiem for a Dream». También las canciones que escribí para Geoff Tate fueron escritas pensando en Geoff. A veces escribo algo y tengo algo distinto en mente, o pienso en un tipo de voz pero no estoy seguro quién es el cantante que tiene esa voz en concreto. Cuando escribí «Moonglow», la canción que da título al disco, sabía que necesitaba una voz que fuera inocente en las estrofas y muy dominante en el estribillo, con una línea vocal muy difícil y exigente. Sabía que quería este tipo de voz pero no sabía quién podría tenerla exactamente. Y en esos momentos, otra vez, es una cuestión de intuición. No hay reglas y no puedes planear realmente las cosas, pero en algun momento lo supe: «Ok, tiene que ser Candice«.

O por ejemplo, la parte que canta Hansi al principio de «The Raven Child». Al principio estaba planeado que fuera para una voz femenina. Tenía a una mujer en mente, pero entonces pensé que eso sería demasiado obvio, así que le pregunté a Hansi y me dijo que sí, que él lo haría (risas). Era demasiado evidente poner a una mujer, así que se me ocurrió ir por otro camino, y Hansi es genial. Lo mejor es que una vez la has escuchado no hay ninguna duda de que tenía que ser exactamente de esta manera. Ya no me puedo imaginar esta canción sin Hansi.

SofN: Por lo que comentas, da la sensación que la mayoría de los cantantes de los que hablas son tus amigos. Dices que llamaste a Hansi o a Mille, y estoy seguro que lo mismo ocurrió anteriormente con Michael Kiske o Jorn Lande. ¿Sientes que Avantasia es de una forma u otra un proyecto en el, sobretodo, quieres rodearte de tus amigos? ¿O algunos de los cantantes que han colaborado contigo son gente que no conocías de antes?

A veces llamo a gente de fuera de mi círculo, por supuesto. Trabajé con Alice Cooper, por ejemplo, que es alguien que no conocía de antes. He trabajado también con otra gente que nunca había visto antes. De hecho, antes de trabajar con Michael Kiske hace como veinte años, no lo conocía. Fue divertido, porque trabajamos juntos y hablamos muchas veces por teléfono, pero no lo vi en persona hasta diez años después.

SofN: Oh wow, ¿en serio?

¡Sí! Creo que lo vi por primera vez hace unos ocho años. ¡Pero habíamos hablado por teléfono durante horas! Eso fue entonces, cuando casi nunca salía de su casa. Cuando le conocí, no salía demasiado ni nada de eso, y se cuidaba mucho de relacionarse con el mundo del heavy metal, ya que tenía una percepción muy distinta de lo que era ese mundo. Era una persona diferente entonces, supongo (risas)

SofN: Y ahora está de vuelta a Helloween, y con mucho éxito!

Sí, ¡es genial! Lo que todos los fans esperábamos. ¡Y yo también!

SofN: Todo el mundo está muy excitado con ello, y yo también, claro. Bueno, vamos ya con la última, que se nos acaba el tiempo. Avantasia empezó como un proyecto paralelo de Edguy, pero con los años está claro que ha superado en populariad a tu banda principal, hasta el punto que puede dar la impresión que Avantasia se está convirtiendo en tu principal foco de atención, mientras que Edguy ha cogido un lugar un poco más secundario. ¿Estás de acuerdo? ¿Pensaste nunca que Avantasia podría llegar a ser tan grande?

Nunca pensé que Avantasia podía llegar a ser tan grande, no, pero no tiene nada que ver con el tamaño (risas). Creo que tienes que decidir cuando una cosa tiene sentido en un momento dado o no. Cuando hice The Metal Opera todo el mundo pensó y todo el mundo dijo: «¡Tienes que hacer otro disco de Avantasia! ¡Tienes que hacer otro disco de Avantasia!«. Y yo dije que no. «¿Pero por qué no?«. Pues porque no sentía que debía hacerse y porque no me apetecía hacerlo. Tengo que seguir mis instintos, y mis instintos me dijeron que tenía que hacer Edguy. Sin Avantasia y The Metal Opera nunca habría podido escribir Hellfire Club, Mandrake, Rocket Light o ninguno de esos discos. Así que no, otro disco de Avantasia no era lo que tocaba hacer en ese momento.

Ahora, claro, las cosas han cambiado un poco, y con Moonglow tengo la sensación que ahora no podía haber hecho este disco con Edguy. Habría sido imposible. Sentí que necesitaba hacer este disco yo sólo, no en un contexto de banda, porque con la banda sabes cuando es el momento de hacer un álbum y cuando no lo es. Quizás porque estás en una situación que no tienes nada que decir como banda. Y si escuchas a tu intuición, sabrás cuando es el momento adecuado de hacer qué, y por eso ahora simplemente parecía lo correcto hacer un disco de Avantasia. No quería hacer un disco con Edguy solo porque alguien cree que es lo que tenía que hacer. No lo sentía así ni tenía sentido. Todos estábamos un poco cansados como banda y por el momento no teníamos nada que decir. Tan pronto como tengamos algo que decir haremos otro disco, pero lo que no puedes hacer es escribir en una pizarra «2025 – Avantasia, 2028 – Edguy, 2029 – Vacaciones, 2030 – Álbum en directo de Avantasia» No funciona así. Esto es lo que todo el mundo espera, pero no es así en la vida real, y creo que es natural, cuando has estado con una banda durante tanto tiempo (27 años ahora), que tengas un par de años en los que no hay nada que decir. ¡Bandas como The Police se tiraron 25 años para escribir un disco! (risas y risas)

SofN: Imagínate, aún tenéis tiempo! (risas)

¡Sí, bastante! (risas)

SofN: Bueno, los que no tenemos tiempo somos nosotros, así que iremos cerrando. Muchísimas gracias por tu tiempo y tu entusiasmo, siempre es genial poder sentir a alguien vivir lo que hacen con esa pasión. Te deseo lo mejor con el nuevo disco y con la próxima gira. Espero poderos ver en abril, cuando vengais a Barcelona.

Sí, muchas gracias. Estaremos en España en abril, sí. ¡Nos vemos ahí! ¡Muchas gracias y pásalo muy bien! ¡Adiós!

SofN: Tú también, Toby ¡Adiós!

English

SofN: Hello?

Hello, Albert! Is that you?

SofN: Yes, it is me!

You are you and I am I, so we have an appointment. (laughs)

SofN: Yes yes yes, we do, and I am looking forward to it! How are you?

Thank you, thank you. (laughs) I am fine. A lot of work right now, but I know I am alive and busy, and that’s not too bad (laughs).

SofN: I am happy for that then! A lot of interviews today? Did you have a full promotion day?

No, no, I just have a couple. I try not to do too many in a day, because then at some point you start to just talk like a robot, and I don’t like that. It’s disrispectful towards the people you talk to, so I try to do less interviews.

SofN: Well, I am glad then to be one of them! Last week you released «The Raven Child», which is the first single of your new album, and well, it sounds great again. It sounds epic and powerful but also sweet and delicate at the same time. I haven’t had the chance to listen to the full album yet actually, so I will have to rely on your word a little bit. What can we expect from Moonglow as a whole, both musically, conceptually and also in comparison with your recent efforts?

I think honestly is a very very great album. Of course. (laughs). What else would I say? Emotions first! (laughs) But honestly speaking, even if I was not involved in the album I would say it’s a great album, because I really like every song very very much and it’s a very diverse album. There’s speed metal elements on it, there’s power metal elements on there… there’s even thrash metal elements on there. There are epic elements, celtic elements… the first song on the album is ten minutes long. It’s like Meat Loaf and even more bombastic and majestic. It’s like a ride. If you take a look at the artwork, you look at it and you go through the booklet, and the first song starts and you allow it, it will take you away to a different world. I am really really happy with the album, also because it’s not an easy listening album. You can listen to it, but you have to really focus on the album because is very embellished and I would say also sophisticated in some passages.

And that’s maybe because after I have done the last tour, «Ghostlights», I came back from the tour and I was wondering «What am I gonna do next?». I didn’t know but everybody else seemed to know. Everybody seemed to have a clear idea of what I was going to do next. The agency, the record label, my band mates in Edguy, my producer and everybody had an idea about it. So I said «Ok! You know, fuck you all. I am not a machine. I will do nothing». So I took a little break, or I planned to take a break, I built my own studio to have a hobby, like every man needs a hobby, and I started to work on songs that were just feeling like a solo project. But at the same time, or after a quick time, I realized… «humm, Avantasia is my solo project». It’s just with treasured great guests musicians, but still down the line is my own little project. And now I have my own studio, so I can do everything on my own, just work with Sascha, put things together and do demos and everything. That’s what I did, and after a while I realized that it sounded like Avantasia.

So what I wanted to say to answer your question: I was working without pressure, there was no deadline. I did not have a record contract, not with Edguy and not with Avantasia. I had no idea when I was doing something, when I would release it, even where I would release it, which record label I would release it with. I had no idea and I was only working for myself, like a very innocent young musician without pressure, without appointments, without duties and responsibility. And that’s what felt good. I took all the time in the world and that’s why the material is so sophisticated. It was like I was working in my little resort, in my little refuge, in my little cave, and nobody was allowed to yell at me. To tell me what to do and which way and when to deliver. I excluded the whole world outside from what I was doing, and I appreciated it, I needed it.

I was very tired after the last tour, I thought I have worked so much. In twenty five years I have written seventeen albums, and I have done ten world tours in fifteen years. I have done the management for two bands, Avantasia and Edguy. I have done all the promotional work, I have come up with all the concepts, and I have had such a quick pace that I felt everybody expected me to keep doing it. And I wasn’t able to go on at that pace and that speed. I didn’t want to actually, because I said «If you don’t take care, Toby, you will become an empty soulless machine». Because everybody expects you to work next. And it’s your own fault, because you were so quick in your early days. So I said no, stop it, and that’s why I think the album is so innocent and so embellished, so full of detail and colorful and emotional. It’s a very personal album. The lyrics… of course, it’s a fantastic story, but I found the right frame to incorporate my own lyrics and my own feelings into the lyrics.

And now I’m gonna give you the chance to ask another question! (laughs) I almost feel like Lars Ulrich, you know (laughs). You ask one question and then he talks for two hours.

SofN: (laughs) Oh but that’s perfect. I can just sit here and let you go with it (laughs). But that’s awesome, thank you very much about the very passionate answer. So you feel somehow that it is the most personal record that you have recorded in the last years? It’s still only two years ago since you published the last Avantasia album, and then you’ve toured a lot, you’ve done festivals… I mean, you say you stopped, but definitely not that much, somehow. I mean, you always come across as a very prolific and a guy full of ideas, so passionate…

I have many ideas, that was never a problem. I always have ideas and I wanna be creative. This is more like a catharsis. Having ideas is like letting something out, it flows and there’s pressure in me, and I need to get it out, I need to get it off my chest. But the thing is once you are in that music business and once you have a band to write for and once you have a record company… and the public! They have expectations. Everybody has expectations, and then you have to really really make sure that you don’t lose what is the most important thing for a musician, and that’s the intuition of doing the right things, of being a natural artist, of going at your own pace and setting your own goals, not become something empty and something controlled by others. I wanted to make sure that I’d be the pilot of my life and not a passenger driven by expectations of people around you. And they are not mean people, not bad people, but it’s just that everybody had a clear idea of what I had to do next. The song ideas were never an issue. I always had ideas and it is actually quite to the contrary: I needed to write certain things off my chest. If you listen to the lyrics of the new album, even though it’s a fantastic album in a victorian world, landscaped, very dark and occult, inspired by dark romanticism, a very imaginative world, the lyrics themselves are inspired by my very very realistic feelings. And that was exciting, I found the right frame to put my thoughts into a fantastic concept.

SofN: Well, in this album, besides your normal crew of singers like Michael Kiske, Jorn Lande, Bob Catley and other usual singers of Avantasia, you have also a few new voices like Hansi Kurch from Blind Guardian, Candice Night and also Mille Petrozza from Kreator, which actually comes accross as a very different voice from what we are used in the band. You’ve always had kind of light voices, and he has this dark violent type of voice. What were you looking for when adding these different kind of voices? Was it something that you already planned for a while or it just felt right for this album?

He was doing it in a studio in Berlin, but Mille and I are friends, and we’ve always talked about him being part of Avantasia, for a very long time. It was the plan since, I would say, probably ten years ago, since we’ve spoken about it. «One day you should be in….» and you know, it never materialized because, in fact, Mille is not exactly a nightingale. (laughs)

SofN: (laughs) Right.

And you can not really have him sing «Lost in Space» or «Reach out for the Light» (laughs). I mean, you can, but it would be an interesting outcome (laughs). But I like Mille‘s voice. Is very innocent in a way as well, because it’s very primal, there’s no acting in his voice. It’s the real deal, and he creates around a very authentic band. He is a very authentic and honest artist. It’s nasty and it sounds aggressive, but it’s honest and authentic.

I had this very heavy part in «Book of Shallows» and I thought, «ok, now the time has come. I hope Mille has time». But we speak on the phone every now and then, so I called him up and I said, «Mille, I have something. Would you like to listen to it?». And he said «yes of course!». We’ve been waiting for this for so long, so let’s do it. He didn’t say that in particular (laughs) but it was obvious that we had been working on this to happen for a very long time.

And he listened to the song and said, «oh, that’s great! Give me some time because I want to do the song justice, I wanna do the right thing and I want it to do it good». It was really funny, because he said that if he was gonna be in an album with Hansi and Jorn and Geoff Tate and Michael Kiske and all these cracks, he really had to deliver. «Please give me some time», he said, and that was great, a great thing.

SofN: So how it is the normal process of selection of your new singers? Do you have a song or a part of it and then you say «well, this new singer would fit here»? Do you already write with a singer in mind or do you have offers or suggestions? How does this process work?

There is no rule. Sometimes I write a song with a singer in mind. Like for example, Bob Catley. His voice is so inspiring to me, and I wrote a song like «Lavender» with Bob Catley in mind. The same with a Michael Kiske song, «Requiem for a Dream». Also the songs I wrote for Geoff Tate were written with Geoff in mind. Sometimes I will write a song and I will have something different in mind, or I have a type of voice in my mind but I don’t know who is the singer that has that voice. When I wrote the title track, «Moonglow», I knew I needed a voice that was innocent in the verse and very very dominant in the chorus, a very difficult and demanding vocal line. So I had the type of voice in my head but I didn’t know who it could be exactly. And in these moments, again, it’s a matter of intuition. There is no rule and you can not really plan things, but at some stage I knew: «ok, it has to be Candice«.

Or for example, Hansi‘s part at the beginning of «The Raven Child». That was planned to be sung by a female voice. I had a woman in mind, but then I thought that that would be too obvious, so I asked Hansi and he said yes, he said he would do it (laughs). It was too obvious to have a woman, so I thought to go for another way, and Hansi is great. The funny thing is that after you listen to it you have no doubt that it had to be exactly that way. I can’t imagine this song without Hansi anymore. Can’t imagine it, it was exactly the right thing.

SofN: From what you are saying, it feels like most of the singers you are talking about are your friends. You say that you called Hansi or Mille, and I am sure it happened before like that with Michael Kiske or Jorn Lande. Do you feel that Avantasia is in a sense a project for you to surround yourself with your friends or some of the singers are people you didn’t know from before?

I would, sometimes, call people from outside, of course. I worked with Alice Cooper, for example, whom I didn’t know from before. I had been working with other people as well that I had never met. Actually, before I worked with Michael Kiske for the first time 20 years ago, I did not know him. It was funny, because we worked together, then we talked on the phone many times and then I met him for the first time ten years after we worked together.

SofN: Oh wow, really?

Yes! I met him for the first time eight years ago. But we had spoken on the phone for hours! But that was back then, when he was not leaving his home pretty much. When I got to know Michael Kiske, he was not going out much or stuff like that, and he was very very shy to linger with the heavy metal world, because he had a very different perception of what the heavy metal world was like. He was a different person back then I think (laughs)

SofN: And now he is back in Helloween, being full on successful again.

Yes, it’s great! What every fan has waited for, and me too!

SofN: Yes, everybody is super excited about it, and me too definitely. Well, Avantasia started as a side project from Edguy, but with the years it has definitely surpassed the popularity of your main band, to the point that you can get the general impression that Avantasia is actually becoming your main project and Edguy is getting some sort of secondary spot of your attention. Is it true? Did you ever think that Avantasia would become so big?

I never thought that Avantasia would become so big, but it’s had nothing to do with the size. (laughs). And also, there is no general tendency in it. I think you have to decide whether something makes sense for the moment of doesn’t make sense for the moment. When I did «The Metal Opera», everybody thought and everybody said «You have to do another Avantasia album! You have to do another Avantasia album!», and I said no. And people were asking «But why no?», and its because I didn’t feel it should be done, because I don’t feel like doing it. I have to follow my instincts, and my instincts said I had to do Edguy. And without Avantasia and «The Metal Opera» I could never have written Hellfire Club or Mandrake or Rocket Light or any of those albums. So it was just not right to do another Avantasia album at that time.

Now, of course, it has shifted a little bit, and currently I have a feeling that, specially with this Moonglow album, I couldn’t have done that record with Edguy. It would have been impossible. I felt that I needed to do this album on my own and not in a band situation, because with the band you feel when it’s time to do an album and you also have to have the feeling to understand when it’s not the right time to do an album. Maybe because you don’t have anything to say at that moment as a band. And if you listen to your intuition, you will be told when its the right time to do what, and that’s why at this time it simply felt natural to do an Avantasia album, and I didn’t want to do an album with Edguy just because somebody else thinks it is right to be doing it when you don’t really feel it and when it doesn’t make sense. We were all a little tired as a band and there was nothing to say for the moment. As soon as we get something to say again we will do another album, but you can not putting on a sketch board or on the drawing board and say: «Ok, 2025 – Avantasia, 2028 – Edguy, 2029 – Holiday, 2030 – Live Album Avantasia…». You can not. That’s what everybody expects but it doesn’t work like that, and I think it’s quite natural when you’ve been together with a band for so long, 27 years now, that you have a couple of years when you don’t have anything to say. I mean, bands like The Police took 25 years to write an album! (laughs and more laughs).

SofN: Imagine, so you still have time! (laughs)

Yes, quite a bit (laughs)

SofN: Well, who doesn’t have time is ourselves now, as we have to start packing. Thank you very much for your time and the enthusiasm, is always great to be able to feel somebody living what they do with such passion. I wish you best of luck with the new album and with your following tour. I hope to see you in april, when you come to Barcelona.

Yes! Thank you very much. We will be in Spain in april, yes. See you there! Thank you and have a great time. Bye bye!

SofN: You too, Toby. Bye bye!

Avatar
Sobre Albert Vila 869 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.