Entrevista a Erlend Hjelvik, cantante de Hjelvik: ‘He estado 10 años con un búho disecado en la cabeza, degollarlo en el videoclip era un buen funeral’

Ha sido una gratísima sorpresa el reencontrarnos con el gran Erlend Hjelvik el exvocalista de Kvelertak. Ya fuera de la agrupación se ha revelado como un auténtico old school metal fan y su propuesta bebe del black metal noruego, el thrash metal de toda la vida y un heavy metal clásico de corte vikingo. El chico ha estado muy metido en las lecturas de la historia noruega y de las sagas islandesas y se ha marcado un disco sencillamente espectacular.

Llamamos por Skype a Erlend y nos aparece con su barba tupida y tres cráneos de cabra colgados en la pared de fondo. Un tipo muy nórdico pero capaz de dejar que su sonrisa vaya aflorando y con el que terminamos con un feeling que pocas veces he experimentados en las entrevistas. Este proyecto pinta realmente bien, y como buen fan de los 80 sus directos van con capa y pirotecnia. Esperamos verle muy pronto en directo. Es un crack.

Hola Erlend, felicidades por vuestro nuevo disco. Creo que estamos frente a uno de los álbums del año. Bueno… tirando un poco hacia atrás: Erlend Hjelvik dejó Kvelertak en 2018 y decidió comenzar un nuevo proyecto con su nombre siendo “Welcome to Hel” el primer disco de esta nueva etapa. ¿Estás contento con las reacciones de la prensa y los fans?

Sí, la verdad es que las opiniones de la gente son muy buenas y muchos fans dicen que suena matador, que es uno de los mejores discos del 2020 y que están contentos de tenerme de vuelta, así que encantado con las opiniones.

Personalmente te digo que ya estamos en diciembre y entrará en mi top 10 anual.

Eso es genial porque yo también he hecho mi top 10 del año y me he dado cuenta de que en este 2020 hay discos muy buenos. Un mal año para el mundo, pero ha sido un gran año para los álbums de heavy metal.

¿Estamos ante un proyecto en solitario, una carrera en solitario o podemos considerar a Hjelvik como a una banda propiamente dicha?

Es una banda en solitario. Si me dices proyecto suena como si solo voy a sacar un único disco y ya está. Hjelvik es algo que está para quedarse, que va a sacar muchos discos y que va a girar mucho en los próximos años. Puedes esperar mucho más de mi dentro de poco.

Has grabado el disco en los Estados Unidos, en Portland, Oregón, con Justin Phelps a la producción. ¿Por qué en los Estados Unidos?

Mi esposa es americana y es también la manager de la banda. Estamos cerca de Portland así que era una buena elección el escoger este estudio. Podíamos visitar Noruega y venir luego un tiempo aquí y poder grabar el disco. Esa es básicamente la razón. El estudio es de Justin Phelps y en él ha grabado gente como Joe Satriani, Poison Idea o Slough Feg entre otros. Ha hecho un gran trabajo y el estudio está genial. Lo pasamos muy bien allí.

¡Me encantan Slough Feg!

Han grabado algunos discos aquí, Justin había sido su bajista cuando empezaban, de hecho, grabó en su primer disco.

Tocaron en Barcelona y allí estuve, también pude hablar con ellos.

Mike Scalzi es un tío muy simpático y siempre es interesante hablar con él.

Me encanta el disco, la producción y las canciones. Puedo ver en este álbum death n’ roll, viking metal, extreme metal y heavy metal clásico. Leí que prefieres etiquetarte como blackened viking heavy metal. ¿Es la mejor definición para tu estilo musical?

Sí, creo que es una buena definición. Una vez escuché el disco terminado con todos los temas ya listos pensé que había quedado todo bastante variado y que los temas eran diferentes entre sí. Eso es lo mejor que podíamos conseguir. Así que, bueno, todo toma el heavy metal como base y las influencias del black metal son evidentes, así que había que poner el blackened. Luego, hablo de la mitología nórdica por lo que entraba el viking. No creo que pueda decir que suene a metal vikingo como tal. Quizá lo pueda decir del tema “North Tsar”… Por todas esas cosas creo que encaja eso de blackened viking heavy metal. El caso es que dentro del viking metal las cosas pueden sonar muy diferentes. Desde Bathory hasta Amon Amarth (los nombra con rintintín…). Estas dos bandas son muy diferentes, la verdad.

Tengo que confesarte que no esperaba un disco como este del excantante de Kvelertak…

¿De verdad? Es que si hacía lo mismo la gente no se iba a sorprender. Pero siempre me habían gustado las voces de los grupos que yo escuchaba de pequeño y eso pasa por el heavy metal clásico, el black metal… Son mis influencias y es lo que ha aflorado en mi música. Me encanta que me digas que te ha sorprendido.

Puedo ver en tu música el espíritu de bandas como Darkthrone, Bathory, Dimmu Borgir, Celtic Frost o los primeros Manowar. ¿Consideras que estas bandas te influenciaron en tus inicios?

Sí, todas ellas. Me encanta porque las has acertado todas.

Es interesante cuando entran los teclados en canciones como “Helgrinda”. ¿Por qué decidiste que este proyecto necesitaba teclados?

Yo de pequeño tocaba el piano y allí en el estudio había un órgano Hammond o algo similar. Estaba dotado de un ampli antiguo que nos dio ese sonido tan especial de los años 60 o 70. Fue divertido de poder tocar y añadirlo al tema. Soy teclista por li que suelo componer siempre con piano. Cuando era un crío fui a clases en Noruega, así que le doy salida a mis ideas compositivas, aunque también toco un poco la guitarra. No sé cómo nos vino esta idea, la verdad. Sencillamente se me ocurriría a la vez que estábamos completando la canción. “Esto puede quedar mejor con un teclado al final”, supongo que pensé eso. Lo probamos y funcionó.

¿Así que siempre es el piano con lo primero que pruebas con las canciones?

Sí, pero por ejemplo en “Glory of Hell” empecé con la guitarra. En alagunas canciones empiezo con la línea de guitarra y bajo, luego añado la batería programada y competo las primeras demos. Las envío al guitarrista y me las devuelve ya con su guitarra y luego lo mismo con el batería. Así completamos una demo. Luego ya vamos al estudio y partimos desde ese punto. Creo que es una buena forma de trabajar.

Me gusta mucho la canción final «Necromance» porque es un poco diferente de las otras. Voces limpias y un enfoque muy Iron Maiden en las guitarras Rob Stainway. ¿Podría ser una puerta abierta a tu evolución en tus próximos discos?

Podría ser sí. Es la canción con la que hemos ido un poco más allá. Quizá te diría que es la canción mas “grande” de todas. Pienso que era la mejor opción de terminar con este tema. Fue genial tener a Mike Scalzi (líder de Slough Feg) en el estudio. Vino y añadió su voz al tema grabando también lo solos de guitarra. Elevó con sus capas de sonido las guitarras de la composición y quedó absolutamente genial. La estábamos grabando y tuve claro que esta iba al final. Es una gran canción, tenía que finalizar el disco.

Cuando empezaste a trabajar en el disco, ¿tenías claro hablar de los vikingos y la mitología como tema principal?

Sí, era algo totalmente obvio para mi. Escribo sobre la mitología nórdica, pero tampoco me la tomo muy a pecho. Estos últimos años he estado muy metido en la mitología de mis tierras leyendo muchos libros. He profundizado mucho sobre estos temas con autores como Snorri (Sturluson) y los viejos reyes de Noruega, muchas de las sagas y mi tierra es un sitio perfecto para empaparte de todo ellos, especialmente si te dedicas al heavy metal. Es un inmenso universo en el que bucear.

Los vikingos ahora son una moda en las series de televisión. ¿Se acercan estas series realmente a lo que pasó?

Yo empecé con las primeras temporadas de alguna serie, pero… En fin, todo termina siendo una serie y hay que hacerla más atractiva para el público. Toman inspiración de los hechos que sucedieron, sí, pero luego se transforma todo en el típico drama televisivo. Pero bueno, no está mal verlo por la tele. No te diría que sea en un 100% realista pero también es difícil de saber lo que realmente pasó.

¡Yo vi las dos primeras temporadas de Vikingos, pero en la tercera ya me harté!

Sí, cada ve iba a peor. Cuando muere Ragnar ya la cosa pierde mucho.

El videoclip de “Glory of Hel” comienza con un búho degollado (el símbolo de Kvelertak). Creo que es muy simbólico porque significa que estás rompiendo con el pasado. ¿Era esa la intención?

Sí. Piensa que cuando un vikingo moría lo enterraban con sus animales de compañía como podría ser por ejemplo el perro o el caballo. Así que esa idea me vino a la cabeza. Sí, yo salía en directo con un búho disecado en la cabeza durante 10 años, así que lo apropiado era darle un buen funeral. Cierro un capítulo y empiezo uno de nuevo con Hjelvik. Esa era la idea.

Es algo bonito y simbólico…

(Risas) Gracias, pero siempre habrá quien piense que es algo poco respetuoso, pero es sencillamente que quiero romper con el pasado. Ahora hago algo nuevo.

Por otro lado, tengo que decir que “Glory to Hel” es todo un himno. Es puro directo. ¿Crees que esta canción va a abrir o cerrar tus shows?

¡Gran pregunta! Posiblemente allí irá, pero no hemos decidido todavía el set list aunque sí que es un tema que quizá tengamos que guardar para el final. Estoy más que seguro que en directo este tema va a funcionar.

En canciones como “Father War” veo dejes de Finntroll y de Korpiklaani pero no hay fiesta en vuestra música. ¿Bandas como Finntroll o Korpiklaani son inspiración para Hjelvik?

Escuchaba Finntroll cuando era un quinceañero. Si te digo la verdad hace 15 años que no les escucho y a los Korpiklaani no los he escuchado nunca. No lo sé, soy más de Nifelheim que quizá sean la gran inspiración de este tema, y luego Slayer y Metallica. Esto es lo que puedo decirte.

Pero indudablemente hay aquí una parte folk.

Sí, pero esta parte viene de mis gustos por el black metal. Esa es la parte del folk que más me ha influenciado.

Toca hablar sobre la portada creada por Joe Petagno, ¡realmente Viking! Hay un lobo, una serpiente, un cuervo y un drakar hundido. Es muy buena. (Quiero mi camiseta con ese dibujo ya). Creo que una buena portada es realmente importante. ¿Tenías claro lo que querías mostrar en la portada o fue idea de Joe?

La verdad es que le envié mis ideas para el logo del grupo. Yo había hecho un primer esbozo de lo que quería, un humanoide con una espada y una serpiente mimetizándose con el logo. Un esbozo que le envié junto a las letras y las primeras demos. Me preguntó por el título del disco y tres semanas después me lo devolvió diciéndome que había tenido un sueño en el que se le había aparecido el logo completo. Así que me enviaba la portada ya casi terminada con el logo de la banda. De verdad que es mejor que todo lo que me podía haber llegado a imaginar. De verdad que encaja perfectamente con lo que hacemos. Dio en el clavo.

¿Y se le ocurrió en un sueño?

Sí, a mi esto me parece lo mejor de toda la historia. Es un tipo americano que ya tiene sus 70 años, vive en Dinamarca y está totalmente metido en la mitología nórdica. Así que fue un “match” en toda regla. Era perfecto hacer equipo junto a él. Ya había hecho el logo de Motörhead y muchísimas portadas para ellos. También hizo el hombre alado con alas de cisne de Led Zeppelin, así que ya lleva muchos años trabajando.

He tenido oportunidad de asistir a los conciertos de Kvelertak tres veces. Una vez en Wacken, en Azkena Rock y de teloneros de Metallica en Barcelona. Me encantaron los dos primeros, pero lo de Barcelona apoyando a Metallica no fue un buen concierto puesto que apenas pudimos escuchar a la banda. El sonido fue horrible. ¿Eso pasó solo en Barcelona o pasó en otras ciudades?

Algunos sitios sí que tenían un gran sonido, pero hubo algunas ciudades en las que el sonido no fue nada bueno. Creo que el problema fue que en muchas ocasiones abrían las puertas justo cuando nosotros estábamos empezando a tocar y nos llevaba un rato el que entrara toda la gente. Cuando el recinto no está lleno el sonido es siempre mucho peor. Rebota por todos sitios. Eso nos sucedió algunas veces, pero en general siempre estuvimos satisfechos. Me considero afortunado de estar en esa gira y todo el equipo de Metallica nos trató muy bien.

Toda la gente que ha girado con Metallica suele decir lo mismo, que están muy contentos del trato recibido. Pero estas giras en las que vas con los grandes pueden ser caramelos envenenados puesto que puedes tocar para mucha gente, pero si cada noche el sonido es horrible pocos fans ganarás…

Piensa que nos dejaban probar sonido incluso, así que estuvo muy bien. En esta clase de giras muchos teloneros no pueden llegar a probar sonido y salen un poco a pelo. Nos dejaban probar entre 30 minutos y una hora. Eso estaba genial.

¿Cómo fue la experiencia de tocar con el escenario en el centro recinto? No hay muchas bandas gente que puedan decir que han tocado en un escenario como ese.

(Risas) Era muy raro al principio pues te ves rodeado de gente y piensas… vale, está bien. Al principio no sabes cómo vas a manejarlo pero poco a poco nos fuimos adaptando supongo. Era divertido eso de pasear en círculos y ver gente en todas partes. Cuando es realmente espectacular es cuando tocas en sitios que son estrechos y las gradas son muy altas. En Estocolmo hay un sitio llamado Golbin que es altísimo y podías ver a la gente en lo alto, totalmente vertical. Es toda una experiencia tocar de este modo, aunque te confieso que prefiero el escenario típico con la gente delante.

Algo que era muy gracioso es que cuando el concierto terminaba tenías que salir entre la gente, no había ni puente ni pasarela. Pude charlar un rato con el baterista de Kvelertak. ¿Hay planes de hacer una gira una vez que termine la crisis del coronavirus? ¿Será posible hacerla con la banda que grabó el disco puesto que cada uno vive en un lado del mundo?

Sí, esa sería la idea. Nos lo estamos planteado de hecho, pero planear algo tal y como están las cosas a día de hoy es complicado. Mi esposa y yo vamos a construir un espacio para poder ensayar aquí, así que cuando esté todo en mejores condiciones sólo tendrán que volar hasta Noruega y podremos ensayar para luego irnos de gira. Hemos cerrado una fecha en un festival noruego este verano por lo que espero que podamos llevarlo a cabo así que… cruzo los dedos. A ver si podemos dar más buenas noticias sobre fechas de conciertos.

Algunas personas podrían asistir a vuestros conciertos pensando que Hjelvik tocará algunas canciones de Kvelertak, pero no sé si esto podría suceder… Si tienes que tocar una hora y 30 minutos… Necesitarás algunas versiones, eso seguro. ¿Qué bandas podría versionar Hjelvik?

Obviamente vamos a tener que tocar algunas versiones de Kvelertak ya que son también mis canciones. Cuando Ozzy dejó Black Sabbath siguió cantando muchos de sus clásicos a pesar de tener una carrera en solitario. Cuando empezó en solitario en 1980 tocaba dos o tres temas de Sabbath en cada concierto, así que es una buena idea, creo. Toca hacer algo similar a eso.

Vale… y ahora que tienes tu banda y puedes escoger la versión que siempre has soñado hacer… ¿Cuál sería?

Mmmmm… te diría que probablemente algo de Bathory del disco Blood on Ice. Me encanta la canción “Gods of Thunder of Wind and of Rain”.

He leído que usarás capa y que quieres tener pirotecnia en tus shows. Ambas son grandes ideas. ¿Estás planeando ya tu espectáculo en vivo?

Ya que has mencionado la pirotecnia… es algo que tengo muy en mente: mucho fuego y mucho humo. Quiero que sea como en esos legendarios shows de heavy metal de los 80. Eso es lo que me encantaría ofrecer a la gente. Voy a hacer lo posible para que sea un show memorable.

¿Podrías decirme tu opinión sobre estas “canciones perfectas”?

“Mourning Palace” de Dimmu Borgir: Te diría que es una canción perfecta. Amo ese disco y está en mi top 10 personal de discos de black metal noruego. Allí está en el top Enthrone Darkness Triumphant. Fue el primer disco de Dimmu Borgir que me gustó. Me enamoré de ese disco y luego del black metal. Es un gran álbum y “Mourning Palace” es una canción increíble.

«Stargazer» de Rainbow: Me encanta, especialmente Dio. Te diría que ese disco es muy grande y hay allí la preciosa mezcla de heavy metal con esa pizca de rock n’ roll. Esa onda… Y me encanta Dio a la voz, también cuando estuvo en Black Sabbath y en sus discos en solitario. Creo que estamos ante otra canción perfecta.

Pues ya estaríamos Erlend, muchas gracias por tu tiempo.

Muchas gracias a ti, de verdad que me han encantado las preguntas, que tengas unas buenas vacaciones y un buen invierno. Ha sido muy divertido.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 590 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.