Entrevista a Entombed A.D.

‘Si nos encontráramos con los viejos miembros de Entombed, les daríamos un abrazo y tomaríamos una cerveza. Y si quieren llorar, allá ellos’

Aunque las entrevistas en persona suelen tener un punto importante de engorro (las bandas y los road managers cambian las horas a su antojo y te tienen bailando como un títere durante media tarde para, a veces, acabar diciendo que no van a poder hacerlas), cuando me ofrecieron la posibilidad de entrevistar a LG Petrov y al resto de los actuales Entombed AD aprovechando su paso por el Rock Fest no lo dudé ni un instante. A parte de ser un bandón que me ha flipado desde los tiempos de Wolverine Blues, los suecos siempre han tenido pinta de ser unos tíos simpatiquísimos (quizás también un poco perlas), asi que la perspectiva de compartir un rato (y, presumiblemente, unas birras) con ellos se antojaba como una opción verdaderamente divertida.

Quedamos el jueves, el primer día del festival. Ellos tocaban en la segunda jornada, pero entre que disponían de tiempo y que son fans incondicionales de King Diamond, el gran reclamo de esta jornada inaugural, aprovecharon para llegar con algo de antelación. Nuestro punto de encuentro era el hall del Hotel Ibis, reclamado por ello mismos al estar situado a dos pasos del festival (cuando tocaron la otra vez parece que les pusieron en medio de Barcelona y no les gustó estar tan lejos y no poder ir y venir cuando quisieran), y habíamos quedado, si no recuerdo mal, a las 17:30 de la tarde. Por culpa de las habituales aglomeraciones en la Ronda Litoral, acabaron llegando unos cuarenta minutos tarde, y cuando por fin lo hicieron no solo traían con ellos un montón de disculpas sino que, también, venían sedientos de cerveza.

Alrededor de esa mesa del mismo hall del Ibis, en el que estuvo sonando por megafonía una buena selección de clásicos del heavy metal, se sucedieron las jarras durante las dos próximas horas, en las que compartí mesa y risas con el propio Lars Goran Petrov, el batería Olle Dahlstedt y el guitarrista brasileño Guilherme Miranda, que además de las seis cuerdas asume también el rol de tour manager ante la evidencia de que es, de largo, el más serio y menos tarambana de los miembros de la banda. Con nosotros estuvo también la representante de Century Media en España, y artífice de que este encuentro se llevara a cabo (¡Gracias Marta!) y se nos acabaron uniendo un grupo de fornidos suecos, amigos del grupo, que hicieron que el consumo de cerveza se disparara aún más. Total, un lío.

De las dos horas que estuvimos ahí (que hicieron que me perdiera las actuaciones de Kilmara, Imperial Jade y U.D.O. y que viera el resto de grupos en estado semietílico), grabé solo los cuarenta y pico minutos que se correspondieron estrictamente a las preguntas que tenía pensado hacerles. Transcribir una conversación de bar con risas y varias personas hablando a la vez nunca es tarea fácil, y menos si de fondo nos acompañan agudos solos y animados dobles bombos correspondientes a hits metálicos atemporales, pero aunque nos hemos dejado la mitad por el camino al ser totalmente ininteligible y aunque nos ha costado dos y ayuda y el cagarnos en los muertos de todo lo que se menea, hemos hecho lo que hemos podido, oyes. Por cierto, que Entombed AD, pioneros indiscutibles del death metal hecho en Europa, estrenan nuevo disco este mismo agosto. Se llama «Bowels of Earth» y, en realidad, éste y no otro es el motivo principal por el que estamos hoy aquí. Vamos allá pues. ¡Hic!

Español

Bueno, ¡vamos allá pues! Antes que nada, ¡salut! Hola LG, hola Olle y hola Gilherme. Acabas de llegar, y tu cerveza estará fantásticamente «esbrevada» (risas)

(risas)

LG: ¡Hola, Albert! ¡Encantados de estar aquí!

G: Joder, ya ves. Bueno, espero que la próxima cerveza esté mejor!

¡Seguro que lo estará! Bueno, muchas gracias por invertir algo de vuestro tiempo a contestar estas preguntas. ¿Cómo estáis y cómo os está tratando el verano de momento?

LG: Gracias a tí por querer hablar con unos viejos como nosotros (risas). Por ahora el verano nos está tratando magníficamente. Estamos aquí en Barcelona, tomando una cerveza contigo. A la gente le interesa lo que hacemos, vienen a nuestros conciertos y aún quieren hablar con nosotros. Vamos a sacar un nuevo disco pronto, nos lo pasamos muy bien juntos y disfrutamos mucho haciéndolo, así que todo va genial.

Perfecto. Vamos a hablar un poco de ese álbum entonces. Lo vais a publicar el mes que viene, se llama «Bowels of Earth» y es el tercer disco que sacais como Entombed A.D. ¿Qué nos podéis contar sobre él y qué crees que ha cambiado, tanto musicalmente como en referencia a la energía alrededor de la banda, entre este disco y los anteriores?

O: Hemos intentado hacer un disco más directo, más conciso por decirlo así. Gilherme y yo estuvimos durante un tiempo en mí sótano preparándolo, solo nosotros dos.

G: Madre mía, ¡este tío tiene un sótano en el que hace un frío que pela! Suena fantástico, pero no querrás quedarte a pasar el día ahí. Así que cuando bajamos tenemos que intentar hacer lo máximo posible en el menor tiempo posible (risas). Intenta quedarte ahi durante cuatro horas seguidas… ¡te pone en modo productivo en un momento!

O: ¿Ese es el objetivo! Está frío como una tumba, incluso en verano.

G: Y hay una máquina de café, así que aunque te estés congelando te puedes tomar un café caliente tras otro y te pone la energía a mil.

Asi que estuvistéis temblando y sacudiéndoos tanto por culpa del frío y del café que por eso escribistéis vuestro disco más rápido, ¿verdad?

O: (risas) ¡Exactamente! Ya te lo puedes imagniar.

LG: También pienso que es más espontáneo. Claro que ensayamos mucho, lo que está bien, pero esta vez decidimos no grabar una maqueta para pre-producción ni nada de eso, porque entonces cuando entras en el estudio parece que grabes por segunda vez, y creo que es positivo llegar ahí con una sensación de frescura y siendo capaz de repensar ciertas cosas sobre las canciones una vez dentro.

Muy bien. He podido escuchar el disco unas cuantas veces esta semana y creo que suena agresivo y fresco, definitivamente una gran adición a vuestro catálogo. Me ha gustado especialmmente la canción «Hell is My Home», que creo que tiene un riff genial y suena realmente afilada. ¿Qué me podéis contar de esta canción en concreto 0y que canciones de este disco creéis que tienen más potencial para convertirse en futuros clásicos de Entombed?

LG: ¡Todas ellas van a ser clásicos! (risas) Grabamos el disco en dos estudios distintos. Primero grabamos la bateria y algunas guitarras en Big Island.

¿Eso es en Suecia?

O: Sí, sí. Hicimos algunos trabajos de producción ahí con Jacob Hellner, que produjo nuestro último disco al completo. En este caso solo hizo las baterías, pero tuvimos que trabajar en algunas pistas extra.

G: Para preparar este disco teníamos un grupo cerrado en el que nos enseñábamos las canciones y los riffs que íbamos escribiendo. Por ejemplo, yo podía escribir un riff en mi casa, compartirlo rápidamente y decir «¡Hey! ¿Qué pensáis de esto?». Dejando de lado los riffs, teníamos unas 24 canciones en el grupo, y grabamos qué…. ¿quince o diecisiete?

LG: Sí.

G: Y de todas ellas escogimos diez para el disco. Jacob nos ayudó a producir algunas canciones, y esta que mencionas es una de ellas con la batería. Todo eso ocurrió allí, y esta es una canción que desarrollamos de esta manera.

Muy bien. Tal y como he dicho antes, esta es la primera canción que me llamó verdaderamente la atención.

LG: ¿Sí? Genial

G: Sí, con esa grabamos las baterías ahí.

O: Estoy de acuerdo, es una buena canción.

Los tres discos que habéis sacado de momento como Entombed AD han estado focalizados sobretodo en la vertiente más puramente death metal de la carrera de Entombed, dejando atrás los aspectos más rockeros. ¿Hay alguna rzón para ello? ¿No os sentís identificados del todo con esa parte del legado de Entombed?

LG: Creo que intentamos volver a la vieja escuela con una aproximación fresca, y también cuando nuevos miembros entraron en la banda, trajeron con ellos una nueva dimensión y otra manera de pensar. El death siempre será death metal. ¿Cuánto más vas a ser capaz de añadir para seguir llamándolo death metal? Creo que ha ido subiendo y bajando a lo largo de los años, y siempre va a ser así. Nosotros no pensamos en hacer un álbum que suene de tal manera o de la otra. Si es bueno, es bueno.

(empieza a sonar «Painkiller» por los altavoces del hotel»

LG: ¡Como esto! (risas)

O: Siempre intentamos jugar con las sensaciones dentro de este estrecho margen de maniobra del que disponemos. Y si consigues salir de lo esperado, entonces logras alcanzar a la gente, lo que es genial.

Pero incluso vi unos cuantos de los setlists que habéis estado tocando en estos últimos días y allí solo hay canciones de los tres primeros discos de Entombed y de los últimos tres (los de AD). Antes solíais tocar temas como «Chief Rebel Angel» o cosas de vuestras épocas más experimentales, y ahora solo tocáis hasta Wolverine Blues…

LG: Bueno, eso depende un poco del tiempo de actuación que tengamos. Si hacemos un concierto largo, tocamos «Chief Rebel Angel».

Mañana tenéis una hora.

G: Sí, no sé. En una hora tenemos que escoger un repertorio muy conciso, y vamos a piñón con él sin intros ni nada de ello.

LG: También depende de si estamos en un festival o en nuestro propio show. Pero quién sabe, mañana lo sabremos. (risas)

¿Improvisais un poco vuestro set, entonces?

LG: Lo decidiremos esta noche o mañana.

G: Sí, a veces tenemos ganas de tocar algo en particular, así que treinta minutos antes del concierto decimos, «¡hey! ¿Y por qué no tocamos ésta?». Si todos estamos de acuerdo, la añadimos al repertorio.

LG: Sí, y a veces incluso sobre el escenario. Nos miramos los unos a los otros y sentimos si hay alguna canción que encaje con el ambiente del concierto especialmente. Eso es lo que significa «en vivo». Muchas bandas tienen el concierto entero preparado para todos los conciertos de una gira en concreto, y yo creo que eso es muy aburrido. Es divertido ser siempre capaz de decir «¡Parad! Vamos a hacer esta otra».

Bien, mirando vuestra carrera con un poco de perspectiva, podemos ver que vuestros tres primeros discos son absolutos clásicos. Para mí, de todas maneras, «Wolverine Blues» es probablemente uno de los álbumes más relevantes y más valientes de la historia del death metal, y definitivamente mi favorito del catálogo de Entombed. Ésta es una pregunta para ti, LG: más de 25 años después de su publicación, qué recuerdas del proceso de creación de ese disco, considerando que os estábais apartando un poco del death metal más directo. ¿Cómo os sentíais?

LG: Sí, fue un gran álbum para nosotros. Hace poco alguien me dijo que ya había cumplido veinte años, y lo escuché otra vez y parece que ya tiene casi treinta (risas). Me estoy haciendo viejo. Bueno, así ocurrió entonces, pero ahora sigue siendo exactamente igual. Ahora canto mucho más como un hombre (risas). Claro que antes era mucho más joven. Es un buen disco y todo iba muy rápido en esos tiempos. Desde el primer disco, y en cada uno de ellos, cuando aguantas el vinilo entre tus manos sientes esas sensación de realización, de decir «wow! Mira lo que hemos hecho!». Y sigue ocurriendo ahora, este nuevo disco en mis manos con el que sientes que has conseguido algo especial y que ya te puedes retirar. Pero mira, ha continuado durante treinta años.

Antes las bandas solían crecer y llegar a ser grandes con relativa velocidad, mientras que ahora una banda con diez años de carrera se sigue considerando nueva. En vuestro caso, erais muy jóvenes cuando Left Hand Path salió y se convirtió en un éxito y una influencia básica muy pronto.

LG: Lo primero, tal y como he dicho, es sujetar tu primer vinilo en tus manos y decir «wow, ya me puedo retirar». Pero el siguiente paso fue girar en soporte de Iron Maiden y Slayer. También tocamos aquí en Barcelona, en un gran estadio. Y entonces dices, «wow, ahora ya sí que me puedo retirar».

O: ¿Qué he estado haciendo hoy? He tocado con Slayer y Iron Maiden (risas)

LG: Sí, exacto, y eso fue un punto álgido en mi vida y en la de la banda. Pero lo haces, y mira, aquí estamos, en un nuevo punto álgido. Esta entrevista contigo también es un punto álgido. ¡Alguien quiere hablar con nosotros! ¡Yeeeeah! Podríamos estar sentados pasando frío en Suecia jugando a cartas y lamentándonos de que ya no le importamos a nadie. Pero mientras todos estemos felices y sintamos esta excitación con cada disco, vamos a continuar haciéndolo durante treinta años más! Supongo que es lo que ocurre con Dorkschneider!

(risas) Dorkschneider?!

LG: ¡No pongas eso! No el de UDO, ya sabes…. ¿es Dee Snider?

Los dos estarán tocando aquí este fin de semana…

O: ¿Pero a quién te refieres, a Dorkschneider o a Dirkschneider?

LG: El de Twisted Sister, joder… ¿cómo se llama?

Dee Snider, sí.

LG: ¿Dee Snider? (risas) Perfecto. Bueno, pues és es una leyenda pero sigue viviendo lo que hace a día de hoy con pasión.

G: Creo que eso es inspirador, sí.

Bueno, creo que Entombed es tan leyenda como puedan serlo Dee Snider o Twisted Sister.

G: Y tanto, y los chicos en la banda siguen queriendo tirar y tirar. No sé, este nuevo disco es como una montaña rusa. Es genial.

O: Ha habido muchos altibajos, sí. Incluso para mí, que llevo en esta banda una eternidad. Bueno, «solo» trece años, que es mucho tiempo. Imagínate LG…

LG: Treinta.

O: Treinta, imagínate. Pero puedo sentir las subidas y las bajadas tan pronto nos metemos a ello. Ahora estamos escribiendo y sentimos la necesidad de componer. Así que eso es lo que hacemos.

G: Sí, hemos escrito muchas canciones para este disco y tenemos muchas más para el siguiente. Hemos podido leer algunas reseñas en Suecia y nos dan premios a «disco del mes» cuando muchas otras bandas que no son peores que nosotros también han sacado nuevos trabajos. Así que estuvimos ahí celebrándolo como si fuera nuestro primer disco. Seguimos sintiendo la misma excitación.

LG: Sí, la satisfacción de haber completado un buen trabajo es exactamente la misma.

LG, tu has vivido una carrera increíble en Entombed, y asumo que durante todos esos años has tenido que tomar un montón de decisiones, tanto individualmente como dentro de la banda. ¿De cuáles de esas decisiones te sientes más orgulloso, cuáles crees que tenías que haber tomado antes y cuándo crees que sencillamente metiste la pata?

LG: Las cosas han cambiado mucho a lo largo de los años, por supuesto. Ahora somos una banda totalmente funcional, mientras que cuando empezamos e hicimos cosas como Left Hand Path y Clandestine, teníamos 16 años y no teníamos ni idea de nada. Nuestra única expectación era tocar. ¡Buena pregunta! ¡Muy complicada! (rias) Pero mientras estemos aquí y tengamos el mismo sentimiento, para mí es genial. Somos una unidad y trabajamos juntos. Si alguien tiene una idea la ponemos encima de la mesa, nos la miramos juntos y quizás la convertimos en una idea brillante. Mientras haya una idea, es bienvenida. Antes, Nicke Andersson era una especie de dictador dentro de la democracia. Todo el mundo hacía algo, pero al final era él el encargado de decidir si algo era suficientemente bueno o no. Ahora es totalmente diferente, y podemos bromear los unos con los otros sin que todo el mundo se ofenda. Años atrás, cuando éramos jóvenes, quizás se reían un poco, pero al cabo de un rato te pillaban por banda y te decían «¡Ey! ¿Por qué has dicho eso?» (risas). ¡Oh, vamos, crece un poco! Ahora somos una banda mucho más amigable.

Por supuesto, mi sensación antes de encontraros es que tú eres el único miembro que queda entre los fundadores, así que te toca el papel de líder, pero sentado aquí con vosotros de la sensación de verdad que estais todos al mismo nivel.

LG: Todos somos fundadores de Entombed AD, y estamos muy felices de seguir haciendo música y publicando discos. No miramos mucho a quién hace qué, la verdad. Creo que todos trabajamos hacia el mismo objetivo.

Eso es genial. Bueno, quizás no amas hablar de ello, pero seguro que a la mayoría de los fans, y también a mí, nos interesa el tema. ¿Cómo es vuestra relación con el resto de chicos de los Entombed originales?

LG: Es rara.

O: Oh sí, creo que la situación es rara para todos. Intentamos empezar de nuevo con A.D. ya que la situación en la que estábamos antes no podía continuar, con decisiones y acciones estúpidas por parte de gente distinta. Y bueno, aquí estamos ahora. Sobre lo de encontrarnos ahora, bueno… Si alguien está enfadado conmigo o con alguien más, sentémonos y tratémoslo.

LG: Nosotros estamos felices, por lo menos.

O: Oh sí, y eso es importante. Nosotros estamos muy felices.

LG: Si alguien apareciera por aquí, nosotros le diríamos «¡hey! ¡Ven aquí!», le daríamos un abrazo y tomaríamos una cerveza. Si ellos quisieran llorar, pues ningún problema.

G: Exacto, no somos enemigos. Si los chicos llegaran aquí ahora beberíamos juntos y estaríamos aquí sentados como adultos que somos (risas)

LG: ¿Les invitarías tú? (risas)

G: Sí, les invito yo, ningún problema.

LG: De otra forma es una tontería, ¿sabes?

Especialmente si no hacen ni quieren hacer nada con Entombed por ahora

LG: Exacto, pero es cosa suya. Nosotros sí queremos hacerlo.

Sí, y aunque Entombed A.D. está bien tal y como está, como fan este tipo de situaciones dan un poco de grima. Supongo que es normal que ocurran, de todas maneras….

LG: Claro, lo entiendo perfectamente. Pero a lo largo de los años ha habido miembros que han venido, se han ido, han vuelto… hace tiempo que no se trata de los miembros originales. Los consideramos a todos igual de importantes, y todos ellos han contribuido a esta banda. Ha habido un montón de gente que ha sido parte de Entombed.

O: Al final es un excelente marco en el que expresarnos musicalmente.

Hace muchos años, ell cuarteto formado por Entombed, Dismember, Grave y Unleashed estuvo considerado por muchos como el «Big 4» del death metal sueco. Fuisteis los primeros en salir de vuestro país y en ser conocidos fuera de vuestras fronteras. Tres décadas después, Suecia rebosa de bandas de death metal y Europa rebosa de bandas de death metal.

De entre esas cuatro, Entombed es, aún hoy, la influencia principal para un montón de bandas. Por ejemplo, ahí tenemos a un compañero de la revista que tiene una banda llamada Angoixa. Pues Entombed y ese death metal sueco primigenio son definitivamente su máxima influencia. Estoy seguro que esta es una historia que habéis visto en muchos sitios a estas alturas, y quizás no es tú quién tiene que decirlo, pero… ¿Cómo os sentís ante ello? ¿Reconocéis el legado de Entombed en muchas bandas actuales?

LG: Supongo que en su momento tuvimos la suerte de estar en el lugar adecuado y en el momento adecuado. Y así ha continuado siendo a lo largo de los años. Cuando tocamos ahora, mucha gente también nos pide canciones de los discos de Entombed A.D., y eso es genial. Y sí, la gente nos viene y quiere hablar con nosotros Y cuando estás ahí fuera intentas ser cool, pero luego te vas solo al lavabo a gritar «¡síiiií!». Lo aprecio una barbaridad.

O: Antes de formar parte de la banda, por supuesto que Entombed eran una influencia mayúscula para mí. Reconozco como su música me afectó decisivamente cuando era joven, especialmente viviendo en la misma ciudad (aunque en la otra punta). Definitivamente, sí.

LG: Creo que es una sensación increíble tener el reconocimiento de la gente y ver a padres viniendo con sus hijos a vernos. Incluso a veces son los hijos quiénes arrastran a los padres a los conciertos. ¡Esto es maravilloso!

Por supuesto, sé que es importante que os lo sigais pasando bien tocando juntos, pero estit seguro que no hay muchas bandas en la escene extrema europea que acumulen tanta influencia como vosotros en su mochila. Antes mencioné que creo que sois tan leyenda como pueda serlo Dee Snider, y creo que es obvio que así es.

O: Eso está muy bien, pero no podemos vivir del legado. Al contrario, creo que vivimos de nuestro último concierto, y así es hasta el próximo. Así que si damos un buen concierto nos sentimos felices durante la siguiente semana, y si el siguiente concierto no es tan bueno como te gustaría, entonces estás como «aaaargh» hasta que puedas mejorar en el siguiente. Navegamos un poco con esto, pero no quiero dar nada por supuesto ni vivir de lo que la banda ha hecho en el pasado.

Claro, tenéis un legado impresionante, pero tenéis que seguir demostrándolo cada día.

O: Sí, exactamente. Puedes tener la historia que quieras, pero la puedes arruinar en un momento si no la cuidas.

Hay algunas bandas que solo tocan sus viejos clásicos, y aunque eso puede ser lo que algunos fans quieren, creo que no dice mucho de como de viva es la banda a día de hoy, ni de su nivel de creatividad.

LG: Queremos hacer una mezcla de lo viejo y lo nuevo. Pero la gente reacciona muy bien a las canciones de los álbumes de A.D., y eso es genial. A principios de año tocamos en Valencia, y no sabíamos qué esperar. Hemos dado un montón de conciertos, ,pero para nosotros, conseguir meter 600 personas en un show es como «Wow! Eso es maravilloso!…. pero… ¿por qué?» (risas)

A veces si te sales un poco de los circuitos habituales y tocas en sitios a los que no llegan tantas giras internacionales, la gente está realmente agradecida. Incluso aquí en Barcelona estamos un poco saturados a veces.

G: Sí, lo bueno de ir a ciudades a las que no vas normalmente es que nunca sabes realmente qué esperarte. Desde fuera puede parecer como un pequeño establo, y luego a la que empieza el concierto se convierte en la mayor locura que has visto nunca.

LG: Es bueno improvisar, tocar canciones distintas y tocar en sitios diferentes.

Bueno, así es la vida, ¿no? Improvisación…

LG: Exacto (risas)

¿Seguís la escena death metal actual? ¿Qué pensáis de ella?

LG: Sí, me gustan muchas bandas. Hay mucha gente muy joven y muy efectiva. Como viejos que somos podemos estar tranquilos al ver que las nuevas generaciones estan tomando el relevo, y esto es genial. Pero a veces no puedo evitar volver a escuchar los primeros discos de Sodom y sentir de nuevo de qué va todo esto exactamente.

G: Últimamente estoy bastante enganchado a una banda nueva. Se llaman All Pigs Must Die. Jo-der tío, son LA HOSTIA. He escuchado su último disco por lo menos mil veces. Son como una puñetera ametralladora (risas)

Quizás tienen un sótano muy frío también (risas)

G: ¡Eso! (risas) Lo sé. Seguro que deben vivir en un sótano muy frío. (risas) Son una locura.

LG: Y luego están esos Whore of Bethelem

O: (risas) Definitivamente no tengo ningún problema con ese nombre.

G: Hay muchas bandas fantásticas que escuchamos a día de hoy.

LG: Y bien, es verdad que hay muchas bandas jóvenes que se ponen en contacto con nosotros y nos dicen que hemos sido una influencia importante para ellos, y eso es muy bonito.

Sí, no me sorprende.

LG: Muchas veces nos envían música que hace para que la escuchemos en alguna fiesta o algo. Y si es buena, les dices que es buena. Y si es mala, también. La honestidad brutal es genial.

Intentaré enviarte el disco de ese chico de la revista que te comenté, a ver si le puedes pegar una escucha si quieres.

LG: Sí, por favor, hazlo.

Hace unos años grabaste un tema con Amon Amarth. Hoy en día han crecido muchisimo, tanto que quizás ya son la mayor banda de death metal que ha existido nunca a nivel de audiencia y expectación.

LG: En el mundo, probablemente. Son inmensos ya.

Sí, y son capaces de llenar salas muy grandes. Más grandes que cualquier banda de death metal que yo recuerda. A veces, los fans del death metal y del metal en general tienden a quejarse de que nuestra música era más popular antes, pero si te fijas en según que cosas, esto no está tan claro. Por ejemplo, ahora Iron Maiden llenan estadios en España, algo que no habían hecho nunca antes. Y Amon Amarth vendrán a salas con capacidad para 4000 personas, una locura. ¿Te sorprende tanto éxito?

LG: No sé si me sorprende. Siempre han trabajado muy duro, y lo que hacen conecta muy bien con gente muy distinta de todo el mundo. Han tenido un éxito internacional inmenso, y eso marca la diferencia. Hay esta banda en Suecia llamada Millencolin, y no les conoce nadie (ndr. hombre LG, yo creo que sí que les conocemos casi todos eh). Pues han vendido un millón de discos en Australia. Son inmensos y se lo han currado en el underground. Lo mismo con Amon Amarth. Se lo han estado currando y currando y currando.

O: La persistencia lo es todo. Hay muchísimas bandas buenas, y cada día tenemos la oportunidad de ver y escuchar a músicos excelentes, pero necesitan continuar y no rendirse. No hay otra receta para ser grandes de verdad, nadie va a venir a buscarte ahora. Puedes ser musicalmente distinto y estar lleno de talento, por supuesto, pero tienes que estar preparado para exponerte y hacerlo sin descanso.

LG: Amon Amarth, además, han roto la barrera del death metal, y aunque lo siguen haciendo, a día de hoy les resultan atractivos a todo tipo de fans del metal.

G: Les admiramos por ser capaces de acercar el metal extremo a las maas. Hoy en día significan casi lo que significó el metal comercial en los ochenta. Incluso algunas de aquellas bandas quizás fueron más pequeñas de lo que es Amon Amarth a día de hoy. Y aquellos eran comerciales, pero estos no. No suenan en la radio ni nada de eso. No necesitan de nadie, solo de ellos mismos.

LG: Y son gente magnífica también. Muy normales y humildes. Canté con ellos hace un par de semanas y siempre reímos mucho.

Creo que hay un cierto victimismo instalado en la comunidad metálica. Todo el mundo tiende a glorificar el pasado y decir que estamos peor que nunca….

O: Noooo….

¿No lo sientes así? En España me da la sensación que esta sensación está bastante extendida. «Todo el mundo escucha mierda, el metal ya no le gusta a casi nadie…»

LG: Creo que el metal está tan vivo y tan fuerte como nunca lo ha estado. Y la prueba es que aquí estamos treinta años después. Estamos haciendo un nuevo disco y a la gente aún le interesa. Y además de nosotros, que ya somos viejos, hay un montón de bandas nuevas geniales que van saliendo día tras día.

Sí, sí. Si yo estoy de acuerdo con eso, pero tengo la sensación que no todo el mundo lo hace. Cambiando de tema, este otoño vais a venir otra vez a España junto a Aborted. Vais a hacer el Iberian Warriors Festival en Zaragoza y después un par o tres fechas más en ciudades más pequeñas. Esta vez no venís ni a Barcelona ni a Madrid….

LG: ¿Qué ciudades hacemos?

Creo que vais a Málaga, a Bilbao…. no, a Pamplona, y después creo que a Murcia.

LG: A Murcia, es verdad. Una vez tocamos con Iron Maiden en Murcia. Eso fue genial. En una sala pequeña.

¿En una sala pequeña? ¿Tocásteis con Iron Maiden en una sala pequeña de Murcia? (risas)

Sí, tuvimos un par de días libres antes del concierto, y pillamos a los dos chicos que van dentro del Eddie ese grande que tienen, ya sabes, y fuimos a la playa con ellos. Se quemaron del todo y nosotros no podíamos recordar sus nombres, así que les bautizamos como Eddie y Eddie. Eso fue genial. Y durante el concierto tenían una resaca brutal. Eso fue hilarante (risas)

¿Son los mismos chicos siempre haciendo de Eddie?

Hummmm…. creo que esos llevaban cinco o seis años.

Es casi como ser el pobre que le toca estar dentro de un Teletubbie.

O: ¡Llamad a seguridad! (risas)

G: (risas) Tiene que tener una sensación como de viaje de ácido todo el tema…

LG: (risas) ¡Sí! Fuimos con la crew de Iron Maiden a la playa, y al volver los chicos de la banda se los miraban con ojos de sospecha… Creo que fuimos una mala influencia (risas). Pero fue genial.

(risas) A lo que íbamos, no vendréis ni a Barcelona ni a Madrid esta vez. ¿Os vamos a ver en otra manga de esta gira, quizás? Recuerdo que la última vez que tocasteis aquí fue en Bikini, cuando presentasteis vuestro último disco.

G: Con Voivod, sí.

Con Voivod, correcto. No os vi esa vez. Os vi en la anterior, con Grave, en el Apolo 2. Creo que esas son las dos veces que habéis venido de gira con Entombed A.D….

G: Sí, me acuerdo de eso, ¿en Madrid?

Supongo que en Madrid también tocásteis, pero yo os vi en Barcelona. Fue entre semana, pero no recuerdo qué día exactamente.

O: En Barcelona no me acuerdo. Pero recuerdo que el tour con Voivod ocurrió cuando Trump fue elegido presidente, así que todo el mundo estaba muy cabreado y esperando ver setas atómicas en todos lados.

LG: Sí, todo el mundo estaba preocupado. Pero a mí me da igual, me gusta Trump. Es muy divertido.

O: Oh, no entremos en política.

G: No, no, mejor no lo hagamos!

No lo hagamos, no, pero quiero que sepas que «Me gusta Trump» será probablemente el titular de esta entrevista…

LG: (risas) Oh, me da igual. A lo largo de los años he dicho tantas tonterías que ya no viene de aquí. (risas)

¡Así me gusta! (risas) Bueno, creo que esto es todo. Estas son todas mis preguntas.

O: ¿Eso es todo?

LG: Bueno, salud pues!

Muchas gracias por vuestro tiempo, mucha suerte en vuestro show mañana y también con King Diamond esta noche.

English

Ok, let’s go for it then! First of all, salut! Hello LG, hello Olle and hello Guilherme. You just arrived, Guilherme, and your beer will be nice and flat! (laughs)

(laughs)

LG: Hello, Albert! Very nice to be here!

G: Fuck yeah, well. Next one will be better I hope!

Sure it will be! Well, thank you very much for spending some time here with us and answering these questions. How are you and how is the summer treating you so far?

LG: Thanks to you for wanting to speak with these old farts! (laughs) So far the summer is treating us beautifully. We are here in Barcelona, having a beer with you. People is still interested in what we are doing, they are coming to our shows and still want to talk to us. We are gonna put a new album soon, we are having a great time together and we have really enjoyed making it. So is great!

Awesome. Let’s talk a little but about this album then. You will be releasing next month, it’s called «Bowels of Earth» and it’s gonna be the third album you publish as Entombed AD. What can you tell us about it and what has changed, both musically and about the energy surrounding the band, between this album and the previous ones?

O: We tried to make it more straight to the point, so to speak. Gilherme and I were down in my really cold basement rehearsing, only the two of us.

G: He has a freezing cellar, man! It sounds awesome, but you don’t want to spend the day there. So when we go down there we have to get as much done as possible in as little time possible (laughs). Try to be there for four hours striaght… it does put you in a productive mood!

O: That’s the point! It’s cold like in a grave, even in the summer.

G: And he has a coffee machine there, so even though is freezing you get a hot coffee and gets you pumped.

So you were trembling and shaking so much from the cold and the coffee that you got the album to be faster than ever, yeah?

O: Ha, yeah! (laughs) That’s right! You can just imagine!

LG: I think it is also more spontaneous. Of course we did rehearse a lot the stuff, which is good, but we didn’t record a pre-production demo or anything like that, because then when you enter the studio it feels like you are recording the same thing for a second time, and I think it’s good to go into the studio with a fresh feeling and being able to still give a thought to the songs once there.

Very good. I have been able to listen to it several times this week and I think it sounds aggressive and fresh. A worthwile add to your catalog definitely. I liked specially a song called «Hell is My Home», which I think sounds really sharp and has a great riff. What can you tell me about this song in particular and which songs on the album do you think have the greatest potential to become classics of Entombed?

LG: They will all be classics! (laughs) We recorded the album in two different studios. We first recorded de drums and some guitars in Big Island.

Is that in Sweden?

O: Yes, yes. We’ve done some production thing there, with Jacob Hellner, who produced already the last album in the whole. In this one he made the drums only, but then we had to make some additional tracks there too.

G: For this album basically we had like a closed group where we were showing each other all the songs, the riffs and all. I would write a riff at home and quickly share it and say «hey! What do you think about this?». Excluding the riffs, we had about 24 songs in the group, and we recorded around what? Fifteen or seventeen?

LG: Yeah.

G: And from this we took ten for the album. Jacob was helping produce some songs, and this one you mention is one of them with the drums. This all happened there, and this is a song that particularly was done this way.

Very good. As I said, this is the first song that really stood out for me.

LG: Really? Cool.

G: Yeah, this one we did the drums there.

O: I agree, it’s a good song

Well, so far all three albums that you’ve released as Entombed AD have been focused mostly in the pure death metal side of the career of Entombed, leaving behind a little bit the more rockier aspect of it. Is there a reason for it? Don’t you feel so identified with that part of the Entombed legacy?

LG: I think we try to go back to old school with a fresh vibe, and also when the new members came into the band they brought another dimension and another way of thinking. Death metal is always gonna be death metal. How much can you add to it and call it death metal? I think it has been up and down throughout the years, and has always been like that. We don’t say «oh! Let’s do an album like this«. If it’s good, it’s good.

(starts playing «Painkiller» in the hotel audio system)

LG: Like this! (laughs)

O: We always try to play with the vibe within this narrow frame that we have. If you manage to come out of the small frame, then you reach the people, and that’s great.

But I even saw some setlists you’ve been playing these last days and you’ve been playing only songs of both the first three Entombed albums and the last ones, te ones published under the AD moniker. Before you used to play, I don’t know, «Chief Rebel Angel» or stuff like that, and now you are only playing up to Wolverine Blues

LG: Well, this depends a little bit on the time of the set we have. If we play a long set, we do «Chief Rebel Angel».

Tomorrow you have one hour.

G: Yeah, I don’t know. In one hour we have to play a really straight to the point setlist, and we just go for it, with no intros or anything.

LG: It depends a little bit if we play festivals or if we do our own shows. But who knows, we will know tomorrow (laughs)

Do you more or less improvise your set then?

LG: We will decide tonight or tomorrow.

G: Yes, sometimes we are in the mood for something in particular, and thirty minutes before the gig we say «hey! Why don’t we play that one?» and everybody agrees, so we add it to the set.

LG: Yes, and sometimes on stage too, we just look at each other and feel that a certain song would suit the mood of the show specially. That’s actually the meaning of «live». So many bands have the full same set prepared for all the shows of a given tour, and I think this is boring. It’s fun to be always able to say «Stop it!! Let’s do this one instead».

Well, looking at your career in a bit of retrospective, the first three albums of Entombed are absolute classics. For me, though, «Wolverine Blues» is probably one of the most relevant and brave albums of the whole history of death metal, and definitely my favourite of Entombed’s career. This is a question mostly for you, LG: more than 25 years after its publication, what do you remember of the process of creation of this album, considering that you were departing a little bit from the straightforward death metal? How did you feel?

LG: Yes, that was a great album for us, and without noticing it turned twenty. And worse even, now I listen to it and it is almost thirty! (laughs) I am just getting old. Well, those were the days when that happened, and it just continues. Nowadays I sing and feel much more like a man (laughs). Of course I was much younger then. It’s a good album and it all went pretty fast back then. From the first album to every album, when you hold the vinyl in your hands you feel a sense of achievement, you say «wow, we did this». And still happens now, the next album in your hands is a new continuation and you feel like «oh, I can quit now, I have an album here». But it continued for thirty years.

Before, bands used to become big relatively soon, while now a band ten years into their career is still a new one. In your case, you were very young when suddenly Left Hand Path was there and became successful and influential almost inmediately.

LG: The first thing, as I said, is holding your first vinyl in your hand and you say «oh, I can quit now«. But then the next step we played support to Slayer and Iron Maiden. We played here in Barcelona, in the big stadium there. And then you say «oh! I can quit now!«.

O: What have I been doing today? I played with Slayer and Iron Maiden (laughs)

LG: Yes, exactly. And it was a peak in life. But you still do it and look, still we are here, and this is another peak. This interview with you is another peak. Somebody wants to talk to us!! Yeeeeeh! We could be sitting up there in the cold in Sweden and weep because nobody cares about us anymore, playing cards. As long as everybody is happy and you get this feeling with every album, let’s do it for thirty years more! I guess this is the thing with Dorkschneider!

All: (laughs) Dorkschneider!

LG: Don’t put that! Not the one in UDO, you know… Dee Snider!

They are both playing this weekend here…

O: Who do you mean? Dorkschneider or Dirkschneider?

LG: The one from Twisted Sister, what is the name?

Dee Snider, yes.

LG: Dee Snider? (laughs) Right. Well he is this legend but he is still living it today with passion.

G: I think that’s inspiring also, yeah.

Well, I think that Entombed is as much as a legend as Dee Snider and Twisted Sister are.

G: Yeah, and they wanna keep rolling on and stuff, and I don’t know, this album we feel like it’s a rollercoaster of an album. It’s amazing.

O: I think it has been a lot of ups and dows, yes. Even I, and I have been in this band for an eternity. Well, have been «only» thirteen years for me, which is a long time. For LG, he’s been…

LG: Thirty

O: Thirty, imagine. But I can feel the ups and downs as soon as we make an effort, and now we are writing and we all got this need to write music. So that’s what we do.

G: Yes, as we are talking, you know, we wrote many songs for this album, and we have so many for the next one. We got like some early reviews in Sweden that gave us album of the month awards, with a lot of other good bands also that are not worse than us. So we were all there and we were all celebrating, like it was the first album. We still feel the same excitement.

LG: Yes, the feeling of accomplishment is exactly the same.

LG, you had a hell of a career with Entombed, and I assume that during that time you had to take a lot of decisions, both as a band and individually within the band. Which ones of these decisions you feel most proud of, which ones you think you should have taken earlier and when do you think you definitely screwed up?

Things have changed a lot during the years, of course. Now we are a working band, while at the beginning, when we did stuff like Left Hand Path or Clandestine, we were sixteen years old. The expectation we had then was only to play music. Good question! Very hard! (laughs). But as long as we are here and we have the same feeling for me that’s great. We are a unit and we work together. If we have an idea we throw it on the table, we get together and maybe we turn it out into a great idea in the end. As long as there is an idea, it is welcome. Before Nicke Andersson was kind of the dictator within the democracy. Everybody did something, but in the end it was him deciding if yes or no. Now it’s totally different, and we can joke with each other without everybody getting offended. Back in the day, when we were young, maybe they’d laugh, but then afterwards would come to you and say «why did you say that?!». (laughs) Oh come on, grow up! Now we are a much friendlier band.

Of course, my sensation beforehand would be that you are the only founding member so somehow you would be the leader, but seeing you all now feels like you are truly at the same level

LG: We are all founders of Entombed AD, and we are very happy to keep putting our music up. We don’t look so much ant who does what, really. I think we are definitely working towards the same objective.

That’s great! Well, maybe you don’t love to talk about it, but most fans are definitely interested. How is your relationship now with the rest of the guys in the original Entombed?

LG: It is weird.

O: Yeah, I think the situation is weird for everybody. We tried to make it a new start with the AD, because the situation we were in before couldn’t continue, with stupid decisions and stupid acts from several people. And here we are now. And about meeting now, well, if someone is angry with me or with anybody else, let’s just deal with it.

LG: We are happy, at least.

O: Yeah, and this is important. We are happy.

LG: If someone comes in here we would be like «heeey, come here!«, and we would give them a hug and have a beer. If they want to be crying, no problem.

G: Exactly, we are not enemies. If the guys would arrive here now we would drink together and sit here like grown up adults (laughs)

LG: Would you invite them? (laughs)

G: Yeah, I would invite them, no problem.

LG: It’s silly otherwise, you know..

Specially if they don’t do anything with Entombed now

LG: Exactly. But it’s up to them. We do it.

Yes, and AD is great as it is, of course, but as a fan, it feels a bit yucky that these kind of things happen. I guess it’s normal though.

LG: Of course, I understand perfectly. But through the years, members have come, have quit, have come back… it’s not specially anymore about the original members. We consider them all original members and all have contributed to this band. It’s been a lot of people that have been part of it.

O: In the end it’s a great frame of music where we can express ourselves.

Many years ago, the quartet Entombed / Dismember / Grave and Unleashed was considered like the «Big 4» of the swedish death metal. You were the first ones coming out of your country probably, at least the first ones to be known outside. After three decades from then, Sweden is overflowing with death metal bands and Europe is overflowing with death metal bands.

Within those four, Entombed might still be the single main influence for many bands today. For example, there is a colleague from the magazine that has a band called Angoixa, and Enrombed is definitely its biggest influence. I am sure this is a story you’ve seen in many places, and maybe it doesn’t correspond you to say it, but how do you feel about that? Do you recognize the legacy of Entombed in so many bands?

LG: I guess back in the day we were very lucky to be in the right place and the right time. And well, it just stayed on through the years. When we play now, people also ask for songs of the Entombed AD records, and it’s awesome. And yes, people come to you and want to talk to you. And when you are out there you act cool about it, but when you go to the toilet alone you are like «Yeeeees!» (laughs). I really appreciate it.

O: For me, before I joined, of course Entombed was a big influence for me, a lot. I know it affected me hugely as a young guy, living also in the same city, even though in the other side, Yes, big time.

LG: I think it’s an amazing feeling to feel recognized and to still see the kids and their fathers listening to us, and now are the kids who drag the parents to the concerts. And this is awesome!

But I mean, I know it is important of course to still have fun while playing now, but there are not that many bands in the extreme metal european scene that pack as much influence under their belt. I mentioned before that you are as much as a legend as Dee Snider is, and I definitely think you are.

O: I can not live on legacy, and I believe every last show is what you live on, and goes like that until the next show. So if you put up a good show, for the next week we feel happy, and then if the next show is not as great as you would like, you are like «aaaargh» until the next one. You sort of sail with that, but I don’t want to take anything for granted and live of what the band has done in the past.

Of course, you might have a legacy but you have to keep proving it every day.

O: Yes, definitely. You can have whatever legacy you have, but you can also easily ruin it by being sloppy about it,

There are also some bands that only play their old classics, and even though this might be good for some fans, I think it doesn’t say a lot of how alive a band is or their level of creativity…

LG: We want to have a mix of old and new. But people reacts very good to the songs of the AD albums also, and this is great. At the beginning of this year we played in Valencia, and we didn’t know what to expect from it. We have played a lot of shows, but for us, to get like 600 people in a show is like «wow! Beautiful!… but… why?» (laughs)

Sometimes if you go off the beaten track and you play places that don’t get that many international shows, people is really grateful. Even here in Barcelona we are a but saturated of concerts sometimes.

G: Yes, the good thing about going to cities you don’t normally go is that you never really know what to expect. From outside it might look like a small barn, and then when the show starts is the most crazy thing you’ve ever seen.

LG: It’s good to improvise, play different songs and go different places.

Well, that’s a bit what life is about, isn’t it? Improvisation….

LG: Exactly (laughs)

Do you follow the current death metal scene? What do you think about it?

LG: I like many bands. They are young guys, effective… As an old band we can also be relaxed to see that younger generations are taking over, and that’s very good. But sometimes we go back to the old Sodom and feel what everything is about and stuff like that.

G: These days I’ve been quite hooked to a new band. They are called All Pigs Must Die. Fu-cking hell man, that’s THE SHIT. I’ve listened to their last album at least one thousand times. They are like «ta-ta-ta-ta-ta» (makes machine gun sound) (laughs)

They might have quite a freezing basement too (laughs)

G: Yeah! (laughs) I know. They surely live in a freezing basement! (laughs) I mean, this is insane.

LG: And then there are those Whore of Bethlehem

O: (laughs) I definitely not have a problem with the the name.

G: There’s so many bands these days that we hear, and they are fantastic.

LG: And well, it’s true that many young bands contact us to tell us that we have been influential for them, and this is really nice.

Yes, I am not surprised.

LG: Many times they send us some music or they make us listen to it in a party or whatever. And if it’s good, you tell them it’s good, and if it’s bad you also tell them. Brutal honesty is great.

I will try to get to you the album of that guy I told you from the magazine, and see if you can give a listen to it if you are interested.

LG: Yes, please, do it.

Some years ago you recorded a song with Amon Amarth. These days Amon Amarth have become massive, so much that probably it is already the biggest death metal band that has been in terms of audience and expectation.

LG: In the world, probably, they are huge.

Yes, they are filling huge venues. Bigger than any death metal band I have ever seen. Sometimes, fans of death metal and of metal in general tend to complain that our music was more popular before, but in the end when you see these things it is not so clear anymore. I mean, for example now Iron Maiden fill stadiums in Spain, something that has never happened in the past. And Amon Amarth will come now to venues for 4000 people, which is crazy. Are you surprised by such massive success?

LG: I don’t know if I am surprised. They have always worked very very hard, and what they do connects very well with a lot of different people from all over the world. They have a massive international success and that makes a big difference. There is this band in Sweden called Millencolin, and nobody knows about them (ndr. LG, well… I think they do). They sold a million records in Australia. They are huge, and they worked underground. Same with Amon Amarth. They worked and worked and worked.

O: Persistency is everything. There are so many good bands, and we get to hear so many good musicians all the time, but they need to continue. That’s all they have to do to become big, because nothing is gonna happen otherwise. Nobody is gonna come to you. You can be musically different and talented, of course, but you need to make yourself seen, and keep doing it relentlessly.

LG: Amon Amarth got to break the barrier of death metal, and even though they are still doing it, they are appealing to all types of metal fans these days.

G: We admire them for being able to bring extreme metal to the masses. Nowadays they are what commercial metal was in the eighties. Maybe some of them are smaller than what Amon Amarth is today. And those were commercial and they are not, they are not played in the radio or anything. They don’t need anybody, they are just themselves.

LG: They are the greatest guys too. They are so normal and easy. I sang with them two weeks ago and we always laugh a lot.

I think there is a certain victimism installed in the metal community. Everybody tends to glorify the past and say that now we are worse than ever…

O: Noo…

No? Don’t you feel it? In Spain I feel this feeling is quite widespread. «Everybody listens to crap, nobody likes metal anymore…»

LG: I think metal is as alive and as strong it has ever been. And the proof is that we are still here thirty years later. We are doing a new album and people is still interested in it. And on top of old guys like us there are also a lot of new and great bands that are always coming up.

Ok, well, I agree with that, but I have the sensation that not everybody does. Changing topics, this autumn you are coming back to Spain along with Aborted. You will do the Iberian Warriors festival in Zaragoza and then a couple of more dates in smaller cities. This time you are not coming to either Barcelona or Madrid…

LG: Which cities are we doing?

I think you do Málaga, Bilbao… no, Pamplona and then I think it’s Murcia.

LG: Murcia, yes. We played with Iron Maiden en Murcia. That was great. In a small club.. wow.

In a small club? Iron Maiden played in a small club in Murcia? (laughs)

Yes, we had a couple of days off before that show, and we got the two guys that are inside the big Eddie, you know, and we went to the beach with them. They got burnt and we forgot their names: they were Eddie and Eddie. That was great. And on the show they were totally hangover. That was hilarous. (laughs)

Are they the same guys through the years?

Hummm.. they had been there, the same guys, for five or six years I think.

It’s almost like being the guy inside a Teletubbie…

O: Call security! (laughs)

G: (laughs) It has to be some LSD feeling with the whole thing….

LG: (laughs) Yeah! We went with the Iron Maiden crew to the beach, and then the Maiden guys were filtering and checking them when they came back… I think we were a bad influence (laughs), but it was great.

Ok, so you are not coming to Barcelona and Madrid. Will we see you again here in anothet leg of the tour, maybe? I remember you played in Bikini on the tour of the last album.

G: With Voivod, yes.

With Voivod, right. I didn’t see you in that one. I saw you in the one before, with Grave, in Apolo 2. Those are the two times you’ve come as Entombed AD, besides de festivals.

G: Yeah, I remember that. In Madrid?

I guess in Madrid too, but I saw you two in Barcelona. It was in the middle of the week but I don’t remember what day was it exactly.

O: Well, then in Barcelona I can’t remember. But I remember that Voivod tour happened when Trump got elected, so everybody was very pissed and expecting to see atom bomb clouds everywhere.

LG: Yes, everyones was so concerned. But whatever you think, I like Trump. He is funny.

O: Let’s not go into politics…

G: No no, let’s better not do it!

I will just let you know that «I like Trump» will be the headline of the interview…

LG: (laughs) Well, over the years I’ve said so many silly things, so no problem (laughs)

Perfect! Well, I think this is kind of it. I went through all my questions.

O: Is that it?

LG: Well, cheers then!

Thank you very much for your time, good luck with your show tomorrow and with King Diamond today!

Y a partir de aquí tenemos como un minuto y medio en el que todo el mundo se pone a hablar y a carcajearse a la vez – incluido yo – y en el que me es totalmente imposible descifrar ni una sola palabra más allá de alguna que otra referencia histérica a Trump. Así que lo dejamos aquí con la frustración de que la mitad de lo que acabamos diciendo esa tarde en el hall del Hotel Ibis no he sido capaz de entenderlo a la hora de transcribir. Pero bueno oye, las risas no me l­as quita nadie.

Avatar
Sobre Albert Vila 702 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.