Entrevista a Einar Solberg, vocalista de Leprous: ‘Nuestros fans han demostrado ser mucho más abiertos de mente de lo que pensaba’

Hace pocos meses ya me puse al teléfono con Einar Solberg para mantener una larga y entretenida conversación en la que hablamos extensamente sobre la pequeña revolución que iba a suponer su nuevo disco en el entorno Leprous. Por ello, cuando me ofrecieron esta nueva entrevista previa a la salida de este Pitfalls, pensé que quizás iba a ser un pequeño abuso, tanto para él como para nuestros lectores. Pero una vez pude escuchar el disco al completo, y después de quedarme a cuadros un buen rato, la verdad es que me fue imposible resistirme a volver a hablar con el genial vocalista noruego para, esta vez, centrarnos al 100% en lo que podemos encontrar en este nuevo trabajo, que es mucho y muy sorprendente. Vamos allá.

Español

¡Hola Einar! ¿Cómo estás? Antes que nada, muchas gracias por dedicarnos algo de tu tiempo a estas horas de la noche.

Para nada, es un placer para mí!

¿Estás preparado para la oscuridad del otoño noruego?

(risas) Sí, sí. Ningún problema, estoy más que acostumbrado.

Hablamos justo antes del verano y aún estabais ocupados en el estudio. No sé si lo recuerdas…

Sí, sí. Claro que lo recuerdo.

Excelente. Como hablamos hace poco, cuando me ofrecieron esta entrevista lo primero que pensé es que quizás sería un poco abuso tanto para ti como para nuestros lectores. Pero ostras, he escuchado el disco al completo y no me he podido resistir.

(risas) Eso está bien.

Me avisaste que esto iba a ser diferente, pero no estaba en absoluto preparado para esto. Ha sido toda una sorpresa para mí. Estoy seguro que ya has hecho un montón de entrevistas hablando de ello… ¿qué tipo de opiniones has recibido de aquellos que ya lo han podido escuchar al completo?

En general creo que son muy positivas. La gente, como tú, está muy sorprendida, pero de forma positiva. Es un disco muy distinto, pero creo que de momento ha gustado bastante. Las canciones han gustado y no me he encontrado aún con demasiadas quejas. Así que por ahora todo bien.

Genial. Yo soy super fan de Leprous, pero te tengo que confesar que el primer par de veces que lo escuché levanté la ceja tanto como pude…

(risas)

Pero en realidad, ahora que lo he escuchado bastantes más veces, y aunque lo que vemos aquí no son exactamente los Leprous que conocíamos de antes, estoy bastante atrapado a la mayoría de canciones y creo que son grandes temas. Son valientes, son inventivos…. y al final me encuentro con las ganas de volver a darle al play. Así que bueno, antes que nada, ¿qué me puedes contar del proceso de composición y grabación de Pitfalls y la energía que lo rodeó?

Antes que nada (risas), no puedo entender muy bien qué especie de Leprous conoce y espera la gente después de todos estos discos, ya que cada uno de ellos es muy distinto (risas).

Tienes razón.

Quizás los Leprous que la gente cree que somos se corresponde sencillamente con su disco favorito, no lo sé (risas). Contestando a tu pregunta, esta vez el proceso de composición de este disco fue muy abierto. Al principio sencillamete empezamos a escribir sin ningún plan en concreto. Incluso me atrevería a decir que esta vez no hubo un proceso como tal, y fue todo muy abierto comparado con Malina y con The Congregation, en los que todo estuvo como muy preparado. Enronces yo hacía como treinta borradores, procesos de eliminación y todo eso. Esta vez no ha sido así en absoluto y ha habido un feeling muy distinto alrededor de todo. Al principio, las canciones eran completamente electrónicas porque no me molesté en programar o componer nada para los otros chicos, y pensé que podía darles rienda suelta para tocar sus partes como quisieran, transformando mis teclados a guitarras, bajo o lo que fuera. Algo muy abierto. Únicamente teníamos la base de las canciones y todos juntos intentamos llevarlo lo más lejos posible en el estudio.

Magnífico. Lo que puedo oir en este disco es una nueva miríada de influencias y sonidos que llegan de forma algo inesperada pero que quizás tampoco deberían suponer tanta sorpresa. Todo lo que vemos aquí ya ha estado presente antes en vuestra música de alguna manera más o menos explícita. No sé, escucho algo de Muse, algo de prog moderno y contemporáneo, incluso algo de banda sonora… ¿Qué crees que ha cambiado en tí personal y musicalmente entre Malina y Pitfalls que haya desembocado en tal cambio?

Hummm… creo que probablemente se ido convirtiendo paulatinamente en más y más atmosférico y menos basado en riffs. De una forma u otra, creo que podemos hablar más de canciones que de riffs y secciones individuales. Está construido con un sonido poco típico en lo que es una banda, y creo que eso es una de las cosas que más ha cambiado. Está menos centrado en la instrumentalidad y más centrado en la canción como todo, en como servir a la canción lo máximo posible. Y eso a veces lo podemos hacer tocando mucho, y otras veces tocando muy poco. Y a veces, incluso, se puede hacer no tocando nada en absoluto. Es una aproximación muy distinta, especialmente si lo comparamos con The Congregation. Ya podías escuchar algunas cosas parecidas en Malina, pero en general son álbumes bastante distintos.

Cuando publicasteis ese single con la versión de Massive Attack, tanto yo como supongo que la mayoría de aficionados nos lo tomamos como una especie de curiosidad. Pero visto con la perspectiva que nos da este nuevo disco, me da la sensación que se trataba más de un aviso o de una pista sobre lo que nos podría deparar vuestro futuro. ¿Sabíais ya entonces que ibais a tomar este tipo de dirección?

No, no, qué va. No teníamos ningún tipo de plan de hacer un disco así. Sencillamente vino así. Tocamos más de cien conciertos el año pasado para Malina, y otro montón de ellos en 2017. Supongo que al final nos cansamos de tocar lo mismo una y otra vez, así que quisimos ir hacia algún otro lugar. Digamos que has estado comiendo comida mexicana durante un año, y ahora quieres comer algo más. Eso no quiere decir que haya nada malo con la comida mexicana, solo que te estás cansando de ella (risas).

Como cuando viajas por India durante un tiempo largo y llega un día en que estás casi suplicando por una pizza en medio de tanto curry (risas)

Exactamente (risas). Es exactamente lo mismo. La variedad es necesaria. Evolucionar e ir hacia nuevos lugares. Algo divertido sobre Leprous es que los únicos de nosotros que ya estábamos en la banda cuando grabamos Coal y Bilateral éramos Tor y yo, y esos son álbumes muy apreciados por los fans de la banda. Y esos nuevos miembros también están empezando a reclamar su espacio musicalmente. Es gente distinta y música distinta a pesar de que mantenemos algunos puntos en común. Pero es tal y como tú dices: es nuevo, es distinto, pero tampoco es que hayamos añadido ningún elemento tan chocantemente nuevo a nuestra música. Todo lo que podemos encontrar en este disco podría haber estado en algún otro sitio, especialmente en Malina. Quizás lo único que no podríamos haber encontrado allí es «Alleviate», porque en ese momento esa canción habría sido demasiado alegre y animada para mí.

No para que los fans la asimilaran, sino para ti…

Sí, sí, para mí. Tocamos para los fans, pero no hacemos música para los fans, por así decirlo. Porque si empiezas a hacer música para los demás, entonces para qué la haces? ¿Quién decide que es lo que vas a hacer? ¿Es ese tío de allí, o quizás ese otro más allá? ¿Es ese comentario de Youtube? ¿Cuál de ellos es quien decide cuáles son los movimientos correctos que tienes que hacer? Tenemos que ser nosotros mismos y tenemos que seguir nuestro propio camino. Entonces a la gente le puede gustar o no, y eso es algo que escapa totalmente de nuestro control.

Creo que el primer par de veces que lo escuché me quedé totalmente a cuadros. «Wow, ¿pero esto qué es?», pero cuanto más vueltas le das, más reconocible es. Y entonces dices «pero esto ES Leprous». Quizás al principio es más complicado de identificar como tal porque el entorno, el sobre en el que viene envuelto, es muy distinto.

Sí, sí. Y el sonido.

Pero al final, la esencia sigue fuertemente ahí a pesar de que el producto final es musicalmente muy distinto. Creo que ha sido un disco muy interesante de desenvolver.

Sí, sí, sin duda. Es algo muy distinto a lo que ocurre con bandas como Anathema u Opeth, por ejemplo, que también empezaron haciendo metal más o menos extremo y luego se convirtieron en algo distinto. Pero una vez hecho el cambio, se quedaron más o menos allí, como si en su carrera hayan acabado por haber dos tipos de sonidos. Éste no es nuestro caso. Nosotros nos centramos en un disco y luego en el siguiente. No sabemos realmente lo que va a ocurrir. Sencillamente hacemos cosas, y no pensamos en si es un cambio muy radical o no. Cuando usamos este tipo de palabras es más que nada para provocar un poco y para conseguir algo de atención. Entonces la gente se queda como «¡Oooh! ¿Qué está pasando?» y se ponen un poquito de puntillas. Pero estoy muy muy sorprendido por nuestros fans, incluso diría que muy positivamente sorprendido. Porque han demostrado ser mucho más abiertos de mente de lo que pensaba, especialmente después de publicar «Alleviate». Porque estaba seguro que al 95% de nuestros fans les iba a gustar «Below», y lo hizo, porque es canción aún tiene mucho de Leprous.

Y tanto. De hecho, diría que es la canción más reconocible de todo el disco.

Exacto, estoy de acuerdo. Pero «Alleviate» es quizás la menos reconocible de todo el disco (risas), y de alguna manera estaba seguro que íbamos a tenernos que tragar un montón de odio por su culpa. Hubo mucha gente que se enfadó cuando publicamos «From the Flame», así que pensé que con esta canción se nos iban a lanzar al cuello. «From the Flame» aún es una canción más o menos prog con un estribillo pegadizo. ¡El tiempo en el verso es un 13/8! Pero «Alleviate» es una canción muy directa y muy alegre, cosa que no ocurre en absoluto con «From the Flame». Claro que hay gente a quién no le gusta, pero en general la respuesta ha sido muy abierta y positiva. Y parece que mucha gente se puede sentir identificada porque el disco tiene un mensaje más simple y más accesible, y estoy empezando a pensar más y más que cuanto más simplemente puedas explicar las cosas mejor. Porque no estás hablando con la élite y no se supone que tengas que estar hablando todo el rato con gente que conoce las palabras más avanzadas y complicadas. Al contrario, a no ser que hagas algo muy surrealista o algo así, se supone que tienes que ser entendido por cuánta más gente mejor. Pero especialmente ahora que he estado escribiendo un disco sobre depresión y ansiedad, tan solo he querido ser sincero y que la gente viera que hay un montón de personas en su misma situación. He querido usarlo para algo positivo.

Hablando precisamente de la buena respuesta que habéis tenido, especialmente con «Alleviate», recuerdo que en nuestra última entrevista mencionaste que estabas seguro que la sección comentarios en Youtube iban a rebosar odio. Déjame que te diga que esta misma tarde he estado revisándolo y tanto «Below» como «Alleviate» están llenos de comentarios elogiosos. Quizás, tal y como uno de los primeros comentarios en «Alleviate» ya dice: «Sí hoy en día Leprous grabara un pedo, estoy seguro que me gustaría». ¿Has leído ese? (risas)

(risas) Sí, sí, lo he leído.

¿Y crees que Leprous ya ha alcanzado ese estatus? Como un Hellfest o un Wacken, por ejemplo, en los que la gente compra todas la entradas el primer día sin conocer ni una sola de las bandas que va a tocar. Quizás Leprous ya ha alcanzado ese nivel de respeto y reputación, hasta el punto en que si ponéis algo al mercado, la gente le va a dar, al menos, el mejor de sus intentos. ¿Qué opinas de ello?

Pues no lo sé, quizás sí (risas). Y quizás algo bueno es que siempre hemos estado evolucionando. Imagínate que hubiéramos continuado con el sonido de Bilateral durante toda nuestra carrera y de golpe hiciéramos esto. Entonces sí que recibiríamos un montón de odio (risas). Pero hemos estado haciendo muchas cosas distintas, y creo que la gente ahora mismo ya sabe que no vamos a hacer un disco entero a base de singles. Nosotros no somos así. Detrás de los singles habrá una riqueza musical. En mi opinión, los singles sirven para rascar la superficie y ser la versión más sencilla o accesible de la banda para aquellos que no quieren escuchar el álbum entero. Y hoy en día hay bastante gente así, que prefieren escuchar canciones antes que discos. Y éste es el propósito de los singles. A la vez, también se supone que tienen que asumir un rol dentro del disco y junto al resto de las canciones, pero no tienen por qué representar el álbum al completo. Por eso creo que el disco es tan sorprendente, porque cuando escuchas «Alleviate» no puedes pensar que acabarás con «The Sky is Red». Es muy distinto y diverso.

Ahora que lo mencionas, me gustaría hablar sobre un par de canciones que han llamado mi atención y que me gustan especialmente. También son, quizás, un símbolo de cuán diverso es este disco, ya que aunque están de lado en el tracklist, son extremadamente distintas. La primera es «Foreigner», una canción muy directa con un aire muy ochentero, muy dark synth, mientras que la otra es precisamente la «The Sky is Red» que comentabas, que es la canción más larga, más compleja y más prog de todo el disco. De hecho, es casi la más larga de toda vuestra carrera, tiene esa gran aura épica pero, a la vez, es muy sensible y tiene ese coro tan poderoso para terminar. ¿Qué me puedes contar sobre estas dos canciones en particular?

«Foreigner» fue sin duda una de las canciones que menos seguros estábamos de poner en el disco. Es pegadiza, es directa, es rockera y pensamos que destacaría mucho en este disco ya que ninguna de las otras canciones suena a nada parecido. Quizás es una canción que encajaría mejor en Malina o en The Congregation casi, pero sigue siendo distinta porque es muy directa. Así que nos sentimos bastante inseguros sobre ella, pero a la vez pensamos que sería el pegamento perfecto entre «Distant Bells» y «The Sky is Red» porque esas dos son las dos únicas canciones un poco agresivas del disco, por decirlo así. No en el sentido de que sean especialmente pesadas, solo que tienen ese rollo «argh», ¿sabes qué quiero decir? Y ninguna de las otras canciones lo tiene. No sé. Creo que tienen un poco más de testosterona… (risas)

Quizás precisamente porque es muy diferente de las demás me ha llamado mucho la atención. Te he comentado que el disco se me hizo un poco difícil en esas primeras escuchas, pero esta es una canción que me gustó desde el primer momento. Quizás al ser tan directa, claro, no es necesario bucear tanto… ¿Y qué me puedes contar de «The Sky is Red?

Recuerdo que la estuve escribiendo mientras me encontraba en la cabaña que mi familia tiene en el bosque. Estaba sentado en una silla muy cómoda justo al lado de la chimenea, y lo recuerdo muy bien porque la escribí super rápido. Es una de las canciones que más rápido escribí porque entré en una especie de trance, y la verdad es que el primer borrador acabó siendo bastante similar al resultado final. Creo que tardé solo una hora y media o así. Pero cuando la escuché después no me convenció para nada. Pensé que era muy extraña y que no encajaba en absoluto, así que no supe qué hacer con ella. Esa es una cabaña en la que toda mi familia nos encontramos a veces, así que recuerdo enseñársela a mi madre, que también estaba ahí y es muy fan de Leprous. Es casi lo único que escucha, y eso que ella es profesora de canto y tiene formación clásica (risas). Así que se la enseñé y me dijo «no no no! Esto es genial! No lo tires!». Así que no pude hacer nada más que decir «Vale, mamá!» y empecé a pensar qué podía hacer con ella. Entonces se la mostré a los chicos en la banda y también pensaron que estaba muy bien. Así que bueno, pensé que si íbamos a ir a por esta canción, teníamos que hacerlo a lo bestia, con un coro de verdad y no un simple sampleado. Así que acabamos con 550 pistas o algo ridículo (risas)

Oh wow! (risas) Ese coro al final es increíble, claro. De golpe suena super poderoso y épico.

Sí. Y algo divertido es que ahora estamos ensayando las canciones y la verdad es que ésta encaja bastante bien con nosotros, es territorio conocido. Quizás es distinta a otras canciones prog, pero no deja de ser un ambiente familiar, así que nos sentimos bastante cómodos con ella y resultó bastante sencillo empezar a tocar esta canción. Otras cosas como «I Lose Hope», por ejemplo, son algo totalmente distinto y este tipo de canciones son las más complicadas de ensayar porque tenemos que reaprender un poco cómo tocar. La sensación es completamente distinta, pero es muy interesante y todo un reto. Creo que el disco es super diverso, y eso es lo que me gusta de él.

Acabas de mencionar los ensayos. Por lo que hablamos la otra vez y por lo que entiendo de nuevo ahora, entiendo que tú eres el principal instigador de esta nueva dirección al ser el compositor de la mayoría de vuestra música….

Sí, pero hay una de las canciones, por ejemplo, una de mis favoritas, «Distant Bells», y los primeros esbozos fueron escritos por Simen, nuestro bajista. Es el primero que ha hecho nunca y uno de mis preferidos.

Oh, muy bien. Estoy interesado en saber cómo ha procesado este cambio la banda al completo. ¿Saltaron todos a bordo fácilmente y estuvieron contentos en seguir este camino o tuvisteis algún tipo de duda o discusión antes de llegar aquí?

No, no, porque todo fue un proceso muy abierto y yo no dicté nada. También lo fue en el estudio, y no tuvimos ningún problema en absoluto. Y aunque fui yo quién escribió la mayoría de las canciones, igualmente fue un esfuerzo colectivo y todos nos sentimos implicados en él. También existe la concepción equivocada que Leprous está formado por cinco amantes del prog, y en absoluto es así (risas). Antes de que Simen, por ejemplo, entrara en la banda, no había tocado nada de prog en su vida. Somos muy eclécticos, y para nosotros fue una dirección muy natural. Incluso diría que es el álbum más natural que hemos hecho, porque no intentamos darle muchísimas vueltas. Simplemente nos dejamos ir, y esto es lo que salió.

La última vez que hablamos me comentase que habíais grabado trece canciones para el disco, pero en el producto final tenemos nueve. ¿Tenéis algún plan para las otras? Quizás bonus tracks, dingles futuros…. ¿o sencillamente las vais a dejar caer?

Veremos lo que ocurre, no hay nada decidido. La verdad es que nos quedamos sin tiempo en el estudio, así que nos vimos forzados a escoger en qué canciones nos íbamos a centrar y desarrollar para el disco. Así que nos decidimos por estas nueve porque eran las mejores y las que encajaban mejor las unas con las otras. También grabamos alguna otra cosa, pero no tuvimos tiempo de grabarlo todo y acabarlas, así que probablemente volveremos a algunos de esos pasajes, pero para serte sincero, ahora mismo no sabría decirte si lo vamos a usar o no.

Tal y como has mencionado antes, los pitfalls de los que habla este disco están relacionados con tu propia batalla personal con la depresión y la ansiedad. ¿Fue fácil para ti ser tan abierto e íntimo? ¿Cómo te ayudó personalmente el expresarte de esta manera?

Bueno, la verdad es que no lo decidí así, sino que sentí que tenía que hacerlo de esta manera. Estaba tan obviamente en ese periodo por gran parte del proceso de composición del disco, de hecho casi en su totalidad, que cuando empecé con las letras estaba aún con ciertos altibajos. No estuve totalmente recuperado hasta que acabé de escribirlo todo, así que de una forma u otra fue la temática más natural sobre la que hablar, y para mí fue muy fácil al ser algo que acababa de ocurrir y que sentía muy cercana a mí. Es la vida, básicamente. No lo escogí, la vida me llevo a ello.

¿Y sientes que ya has dejado este periodo totalmente atrás?

Sí, sin duda. Y me siento mucho mejor que antes de que empezara todo, porque he estado yendo rápido y a toda velocidad por muchos años. Intentando escaparme de los fantasmas del pasado persiguiéndome y sin querer enfrentarme a ellos. Así que me mantuve distraído yendo a toda máquina durante muchos años. Fue muy incómodo mientras duró, pero una vez lo superé siento mucha más paz y más apreciación por todo lo que me rodea. Me siento mucho mejor que antes, ciertamente. También estoy muy tranquilo pensando en el futuro y aceptando el hecho de que si algo parecido vuelve a ocurrirme está bien, porque ahora sé como enfrentarme a ello. Es lo que es, y en algun momento tienes que dejar de intentar que la vida sea perfecta y aceptar que también hay momentos más difíciles. Hay periodos de mierda, y eso es parte de la vida. Si los momentos duros son malos, eso hará que los buenos sean más buenos. Si todo estuviera siempre al mismo nivel dejarías de apreciarlo. Es importante estar en paz y hacerte amigo de los lados oscuros de tu vida, creo, en vez de intentar convertirlo en tu enemigo. Estaba luchando con todas mis fuerzas y no hice más que empeorarlo, porque me estaba obesionando con ello. Entonces me di cuenta que la manera de avanzar era a través de la aceptación. Viéndolo sin juzgarlo y aceptando que así es como me sentía. Y cada día es un nuevo día.

De una forma u otra, lo que me explicas se refleja también en la música. Aunque me cuentas que la superación de tu depresión no llegó hasta que el disco estaba ya escrito del todo, Pitfalls es más abierto y está rodeado de una cierta aura de paz, más luminoso y espacioso. Incluso hay canciones alegres como «Alleviate»! En vuestros discos anteriores siempre hay esa especie de obsesión matemática para conseguir la perfección, por decirlo así. No sé si este tipo de evolución musical resuena también con los cambios en tus puntos de vista.

En este sentido creo que el disco cubre un espectro mucho más amplio del registro emocional. Es un álbum mucho más diverso emocionalmente y también musicalmente, pero diría que escribí las letras para la música y no la música para las letras. Así que ya tenía la música escrita, y luego me dije: «esta canción será así porque me vibra de esta manera«. Fue una especie de evolución natural de las cosas.

La portada del álbum es un símbolo bastante conocido que creo que expresa bastante bien lo que hay en el disco. ¿Estás interesado en el budismo o es sobretodo una representación simbólica?

Es simbólico, sí. No soy un gran aficionado a las religiones en general, pero al menos creo que el budismo ofrece una gran cantidad de cosas que puedes usar en tu vida, al contrario que muchas otras religiones (risas). La meditación y el mindfulness vienen de ahí, y he aprendido muchísimo de ambas. Antes de todo esto era extremadamente escéptico sobre la meditación, pensaba que era una especie de gilipollez new age en la que no creía en absoluto. Te sientas allí, respiras hondo y qué leches puede hacer eso por mí. Pero entonces me di cuenta que no era así como funcionaba, sino que era una manera para ordenar tus propios pensamientos y como relacionarte con ellos de una forma más racional. Así que esa figura de Buddha representa el mindfulness y el zen, mientras que el chico tocando la flauta representa los pensamientos que están siendo tocados constantemente en tu oreja. Y los van a tocar ahí tanto si quieres como si no, pero como te relacionas con ellos es tu decisión. Así es, básicamente. Los problemas complicados requieren soluciones sencillas, muchas veces.

También sirve para aprender a conocer todas las emociones distintas que te acompañan, entender como se sienten y como hacen que te sientas. Por ejemplo, he empezado a darme cuenta hace nada que cuando me siento ofendido también siento una especie de peso en mi interior. Y reconocer este tipo de cosas puede ayudarte a no sentirte como un imbécil por el hecho de ofenderte de golpe sin un motivo concreto. Me ofendo muy fácilmente, que lo sepas (risas)

Vaya, estoy contento de no haberte ofendido aún con ninguna de mis preguntas pues (risas)

No (risas). De momento hoy todo ha ido bien (risas). Pero soy una persona muy reactiva, así que puedo reaccionar tanto muy positivamente como muy negativamente ante las cosas que me ocurren. Pero también soy una persona muy intuitiva y emocional, así que tengo que conocer mis límites y saber muy bien en qué momento las emociones estan tomando el control. Cuando estan siendo algo positivo o cuando se convierten en destructivas.

Volviendo a la música, ahora entiendo perfectamente cuando mencionabas que te sientes musicalmente muy lejos de donde estabas hace solo un par de discos. The Congregation, por ejemplo, suena como otro tú y como otros Leprous. Por ello, entiendo que vuestra prioridad y principal interés es tocar las nuevas canciones. Ahora que entiendo que os estais preparando para tomar la carretera de nuevo este mes que viene, ¿Cómo estáis preparando el setlist y qué canciones del pasado crees que encajarán mejor con los Leprous actuales? ¿Tocaréis mucho de vuestros discos anteriores u os vais a centrar sobretodo en Pitfalls y Malina?

Bueno, vamos a tocar solo canciones de Aeolia y Tall Poppy Syndrome.

(risas) Ostras, eso sería una sorpresa aún mayor que el nuevo disco!

(risas) Ya ves! (risas) Ahora hablando en serio, vamos a cambiar nuestro repertorio todas las noches tal y como ya hemos venido haciendo, así que habrá oportunidades para escucharlo todo. Claro que vamos a centrarnos en nuestro nuevo estilo, pero va a haber muchísimas canciones en rotación. Algunas de las nuevas probablemente las tocaremos cada noche, pero creo que va a ser una buena mezcla de diferentes cosas. Porque no solo debe ser una mezcla, sino una buena mezcla de canciones que encajen juntas. No queremos saltar directamente de «Observe the Train» a «Waste of Air», por ejemplo. Esa no sería una buena mezcla. Sencillamente, queremos crear un flujo y una atmósfera ligeramente distinta en cada uno de los conciertos. En España aprendí que es mejor tener repertorios con la energía muy alta, porque la gente lo necesita así (risas). Así que supongo que intentaremos hacer cosas de este estilo allí. Pero al final depende un poco de nuestro estado de ánimo en cada momento.

¿Cuando decidís qué canciones vais a tocar? ¿Justo antes del concierto?

Creo que para la primera gira de Pitfalls vamos a decidirlo todo con anterioridad. Pero una vez nos metamos más en ello y nos acostumbremos a tocar estas canciones es probable que empecemos a decidir los setlists media hora antes de subirnos al escenario. Pero ahora aún nos tomamos las cosas en serio, así que lo haremos asi (risas). Después de cien conciertos ya estamos todos del palo «aaaah! Lo que sea!»

En esta ocasión vendréis con The Ocean, otra banda que amo con locura. Sus últimos tres o cuatro discos son simplemente espectaculares. Y no voy a decir que su energía en directo es muy distinta a la vuestra, pero ellos se vuelven locos y son super activos. Es una mezcla muy interesante, pero quizás algo rara, ¿no crees?

Sí, pero no es necesario ver tres bandas iguales cada noche. Si vas a una pizzeria y quieres comer un entrante, no vas a pedir una pizza pequeña, ¿no? (risas)

(risas) Una explicación absolutamente perfecta. Nada que decir en absoluto.

(risas)

Volveréis a tener a Raphael con vosotros en esta gira? Después de dos discos, él ya es una parte integral del sonido de Leprous de hoy….

Sí, sí, definitivamente. Será genial. Hace ya tiempo que no tocamos con él. Espera, de hecho tocamos en el Download en Madrid.

Tienes razón. Y después de todo este tiempo, habéis considerado….

¿Me vas a preguntar si hemos considerado que se convierta en miembro estable del grupo? ¿Es esa la pregunta?

Bien, sí… esa era exactamente la pregunta (risas)

(risas) Lo podríamos considerar, pero creo que por el momento él está metido en muchos proyectos, y por lo que hemos estado hablando parece que es para beneficio mutuo el mantenerlo abierto y que él haga lo que pueda. Leprous es un tipo de banda que requiere un gran compromiso y cuando estás en tantos otros proyectos es complicado comprometerte con tiempo a muchas cosas. Para nosotros, a veces, es muy caro hacer que venga a los conciertos, porque tenemos que coger dos asientos de avión para cada show. Por eso girar tiene mucho más sentido para él que conciertos concretos o festivales. Así que llegamos a la conclusión que, por ahora, era mejor que él se apuntara cuando le vaya bien. Él es ese tipo de persona que no puede tener solo un proyecto, sino que necesita retos musicales de muchos orígenes.

Hablando de proyectos paralelos, hace un par de semanas estuve viendo a Baard con Rendevous Point en Barcelona. ¿No has tenido tú el interés de embarcarte en ningún proyecto alternativo a Leprous?

Sí, sí, lo he tenido…. hummm…. pero hablemos de esto otro día (risas)

(risas) Oh ok! Estaré al tanto de eso! Creo que estás son todas mis preguntas para hoy. Muchas gracias de nuevo por tu tiempo. Estoy muy contento de ver lo entusiasmado que estás con el disco y sobre el momento que vive la banda. Te deseo lo mejor para la publicación…

Muchas gracias!

Creo que la mayoría de sorpresas aún están ahí y la gente aún no las ha escuchado, así que tengo curiosidad para ver como es recibido y si gusta aunque hubiera pedos en él…

Sí! En realidad hay un montón de pedos en los bonus tracks.

¡Muchas ganas de escucharlos pues! (risas)

Sí, sí. Te van a encantar (risas)

¡Estoy seguro de ello! Muchas gracias y nos vemos en Barcelona!

Muchas gracias a ti. Nos vemos allí, adiós!

English

Hi Einar! How are you? First of all, thank you very much for spending some time with us at this time at night!

No, no, no. It’s my pleasure.

Are you ready for the darkness of the norwegian autumn?

(laughs) Yeah, yeah. That’s gonna be fine. I am very used to it.

We spoke already just before the summer, when you were still busy on the studio, I don’t know if you remember.

Yeah yeah yeah, of course I remember.

So since we spoke not so long ago, when they offered me this interview now I first thought that it may be a bit of an overkill both for you and for our readers. But man, I listened to the full album and and I just couldn’t resist.

(laughs) That’s good!

I mean, you warned me that it would be different, but I was not really ready for this. It has been a massive surprise for me. You surely have done quite a few interviews already talking about it… what is the first trend of opinions that you are getting from people that have already fully listened to it?

In general I think that it’s very very positive. People are very surprised, but in a positive way. It’s a very different kind of album, but I think so far people have liked it. They’ve liked the songs and I haven’t got too many complaints yet. So far so good.

Great. I am a huge Leprous fan myself and the first couple of times I listened to it I rasied my eyebrow as high as I possibly could.

(laughs)

But in fact, now that I have listened to it quite a few times and even though this is not really the Leprous that we all know from before, I am quite hooked to most of the songs and, in the end, the fact is that they are great songs. They are brave, they are inventive… and in the end I feel myself wanting to press play again. So, first of all, what can you tell me about the procees of composition and recording of Pitfalls and the eneregy surrounding it all?

Yeah (laughs), first of all I can not understand what kind of Leprous people know after all these albums because every album is very different (laughs)

That’s right.

Maybe there are Leprous people that thinks we are just that favourite album that they have, I don’t know (laughs). But in general the writing process of the album this time was very open. We were just writing music with no particular plan in the beginning. I would even say that it was no specific process this time, and it was very open compared to Malina and The Congregation, where it was all very set. I was writing thirty sketches, doing elimination process, … This time around it was not like that at all and we had a very different vibe surrounding it all. The songs were completely electronic at first, because I didn’t bother programming or making anything for the other guys, and I thought they could just play their own parts, and change or turn my keys into guitars, bass or whatever. It was a very kind of open thing. We only had the base of the songs and we all together tried to take as far as we could in the studio.

Awesome. What I can hear in this album is a whole new set of influences and sounds that come slightly unexpected but maybe shouldn’t be such a surprise. Everything that’s here was already somehow present in your music. I don’t know, I hear some Muse, some contemporary new prog stuff, some soundtrack kind of feeling sometimes… What do you think has changed in you personally or musically between Malina and Pitfalls to undergo such a change?

Ahmmm, I think it probably turned a bit more and more atmospheric and less riff based. Somehow it’s more like songs than riffs and sections. It’s built less like typical band kind of sound. I think that’s maybe one of the things that changed quite a lot. It’s less focused on the instrumentalist stuff and more focused on the overall song itself and how to serve the song as much as possible. Sometimes it can can be done by playing a lot and some other times by playing little. And sometimes it can be by not playing at all. It’s a very different approach, specially from The Congregation. You were hearing some things like this already a little bit on Malina, but in general those albums are quite different.

When you released that single with the cover of Massive Attack, both me and I guess everybody else took it as some sort of curiosity. But seeing it now from the perspective of this album, I think it was more like a warning or a hint on what we could find in your future. Did you already know there that you would be taking this sort of direction and that release was some kind of preparation for the fans?

No, no. We didn’t actually make a plan to make this sort of album. It just came like this. We played more than hundred concerts last year for Malina, and a huge amount also in 2017. I guess in the end you are just tired of playing the same stuff again and again, so you just want to go somewhere else. Let’s say you’ve been eating mexican food for one year and now you want to eat something else. It doesn’t mean there’s something wrong with mexican food, it only means that you are getting tired of it (laughs)

It’s like when you go to India and one day you are almost begging for a pizza in the mddle of so much curry. (laughs)

Exactly (laughs) It’s just the same think. Variation is just necessary. Evolving and going somewhere new. A fun fact about Leprous now is that the only people of us who were already in Coal and Bilateral, which are highly appreciated albums by the Leprous fans, are me and Tor. And those other members are also starting to reclaim their space musically. It’s different people and different music even though we are keeping some of the same stuff. It’s like you are saying I think: it’s new, it’s different, but it’s not like we brought any shockingly new elements to the music. Still, everything that is on this album, maybe with a few exceptions, could have been somewhere before, specially on Malina. The only thing that we could have not had on Malina was «Alleviate», because up then I think that could have been too uplifting for me. (laughs)

Not for the fans to take, but for you.

Yeah, yeah, for me. We play the music for the fans but we don’t make the music for the fans, if you know what I mean. Because if you start to make music for other people, then why are you making it for? Who is deciding what are you gonna do? Is it that guy, or is it that other person? Is that youtube comment? Which of them is the one deciding which is your correct move? It has to be ourselves and we have to do our thing. And then people like it or they don’t and that is completely out of our control.

I think that in the first listen or the first couple of listens I was totally puzzled. I said «wow! What is this?«, but the more you listen to it the more recognizable you find it. And you are like «but this is Leprous». Maybe in the first listens you can’t hear that most of those parts could have been everywhere because the envelope is very different.

Yeah, yeah. And the sound.

But in the end, the essence is very strongly still there in spite of the final product being musically different. It’s been a very interesting album to unwrap definitely.

Yes, for sure. It’s a kind of a different think if you compare it with bands like Anathema or Opeth, for example, who also started at first as a extreme metal bands and then they turned into something else. But then they kind of stuck to it, like they had two different kind of sounds. That’s not the case for us. We kind of just do this album and later we will focus on the next one. We don’t know really. We just do things and it is not about being a departure. Whenever we use words like «musical departure» or some things like that is mostly meant to provoke a little but and to get a little attention. Then people is like «ooooh! What’s going on!«, and we get people on their toes a little bit. But I am very very surprised by our fans, very pleasantly surprised I would say. Because people seem to be much more open minded that I thought they would be, specially after releasing «Alleviate». Because I was quite sure that 95% of our fans would like «Below», and they did, because that song still definitely has a lot of Leprous in it.

Definitely, I think it is even the most recognizable Leprous song in the whole album.

Definitely, yes. But «Alleviate» is possibly one of the least recognizable Leprous songs on the album (laughs) and in a way I was kind of sure that we would get lots of hate from it. Because there was a lot of angry people when we released «From the Flame», so how will it get to be with this song? «From the Flame» is still a kind of a prog song song with a catchy chorus. It’s a 13/8 time signature on the verses! But «Alleviate» is just straightforward and uplifting, which is not the case at all for «From the Flame». Of course there is some people who don’t like it but in general the response has been very open minded and positive. And it seems that many of them can kind of relate because the album has a kind of simpler and more relatable message, and I am starting to think more and more that the simpler that you can say things, the better it is. Becuse you are not speaking to the elite and you are not supposed to be speaking only to people that knows the most advanced words. You are supposed to be understood by as many people as possible in my opinion. Unless you do a very artistically surrealistic stuff or something like that, of course. But specially now, that I have been writing an abum about this subject of depression and anxiety, I just wanted it to be true and I wanted people to understand that there’s a lot of people in their situation. I wanted to use it for something positive.

Talking precisely about the very open and positive response you got, specially with «Alleviate», you mentioned in our last interview that you were sure that the comments section of the Youtube videos with be overflowing with hate. Let me tell you that I checked this afternoon and both in «Below» and «Alleviate» is full of high prasing comments. Maybe as one of the top comments in «Alleviate» already says: «If by now Leprous records a fart, I will like it». Have you seen that one? (laughs)

(laughs) Yeah, yeah, I saw it.

Do you think that Leprous has already got to this point? Is like Hellfest or Wacken, for example: every single year people buy all the tickets the first day without knowing any single band that will be there. And maybe Leprous got already this sort of respect and reputation: if Leprous are putting somelthing out, people will at least give it the best of their tries. What do you think?

Well, I don’t know, maybe (laughs). And maybe a good thing is that we’ve been always been evolving. Imagine if we had been sticking to the Bilateral sound for the whole of our career and then suddenly we did this. Then we would really get a lot of hate (laughs). But we’ve been doing lots of different things, and I think people have started to know by now that we don’t do a full album made of singles. That’s not our thing. It’s gonna be a more rich album. The singles, in my opinion, are supposed to scratch the surface and to be the easier or accessible version of the band for those who don’t want to listen to the full album. And there is quite a lot of people like that these days, that prefer to listen to songs rather than albums, and that’s kind of the purpose of the singles. But the singles are also supposed to play a role in the album and together with the rest of the album, but they are not supposed to represent the album as a whole. That’s why I think the album it’s very surprising, because when you hear «Alleviate» you would never expect to end with «The Sky is Red», so it’s definitely very different and diverse.

Now that you mention it, I’d like to talk about a couple of songs in the album that caught my attention and I particularly like. They are maybe also the symbol of how diverse the album is, because even though they are side by side in the tracklist, they are extremely different. The first one is «Foreigner», which is a very direct song with a very dark eighties synth vibe, and the other is precisely «The Sky is Red», which is the longest, the most complex and proggier song of the album and almost the longest in your career even. It has a huge epic vibe but at the same time is very sensitive and has this awesome and powerful choir at the end. What can you tell me about this two songs in particular?

«Foreigner» was definitely one of the songs we were very insecure about putting in the album. Because it’s catchy, is straightforward, it’s rocky and we thought that was really a standalone track on this album because none of the other songs sound anything like that one. It’s actually a song that could actually go better in Malina or The Congregation almost, but still it’s very different because it’s straightforward. So we were very insecure about that song, but we felt it was a perfect kind of glue from «Distant Bells» to «The Sky is Red», because those two are the only kind of a bit aggressive songs on the album, so to speak. Not like aggressive that they are particularly heavy or anything, just that they have that little kind of «argh» vibe, do you know what I mean? And none of the other songs have it. I don’t know, I think they have a little bit more or, you know, testosterone. (laughs)

Maybe precisely because it is very different than the others, the fact is that it just catches your attention a lot. I told you that the album was a bit difficult for me on those first few listens, but this one was a song that I liked from the beginning. Maybe because it’s very straightforward doesn’t need the same amount of diving… And what can you tell me about “The Sky is Red”?

I remember I was writing it while I was at the cabin and I was just sitting in a super comfortable chair right next to the fireplace, and I remember that very well because I just wrote that song super quick. It was one of the songs that I wrote the quickest because I got into a certain full blow, and the first sketch ended up being quite similar to the end result. I think I wrote it in just an hour and a half or something like that because I got super much into a certain vibe. But then, when I heard it afterwards, I was just like, “oh damnit, what was I doing”. I thought it was super strange and didn’t fit at all, so I didn’t know what to make of it. This was in some kind of family cabin where we all meet sometimes, so I remember showing it to my mother, that she was there too, and she is a lot into Leprous. Almost the only music she listens to is Leprous actually, and she is a classically educated vocal coach (laughs). So I showed it to her and she was like “no no no! This is great! Don’t throw it away!”. So I went “ok mum!”, and I started considering what to do with it. Then I showed it to the guys in the band and they thought it was cool too. So I thought that if we would go with this song, we would go with this song for real. So I am gonna have a real choir and not some kind of sampled bullshit, it’s gonna be the real thing and we are gonna go all the way with this, so we ended up with 550 tracks or something absurd like that (laughs)

Oh wow! (laughs) Of course the choir at the end is amazing. It suddenly sounds super powerful and epic.

Yeah! And a fun fact is that now we are rehearsing the songs, and even though I said from the beginning that the song was going to be fine, because that is kind of known territory to us. In a way is different than other prog songs but is still in a familiar environment, so we all were very sure on how to do this. It was actually quite easy to get into playing that song, while other songs like “I Lose Hope”, for example, is a completely different vibe to the playing and these kind of songs are the harder to rehearse because we have to relearn a little bit how to play. It’s a completely different vibe, but it’s very interesting and very challenging. I think this album is super diverse, and that’s what I like with it.

You just mentioned now about the rehearsing processes. For what we spoke the other time and somehow understand now, I guess you are the main instigator of this new direction because you are the main composer of the songs…

Yeah, but actually there is one of the songs, one of my favourites, “Distant Bells”, and the first sketches were written by Simen, our bass player. It’s the first sketch he ever did for us and it’s one of my favourites.

Oh, very well. I am somehow interested though on how has the whole band processed this change. Did everybody jump easily on board and was happy to go this way or you had some internal struggles to get to this point?

No, no, because it was such an open process I didn’t dictate anything. It was also very open in the studio and we had no problem at all. Even though I wrote most of the songs it’s still kind of a collective effort, and I think everyone relates a lot to this. Also, a misconception that some people may have is that Leprous consists of five prog heads, and it is not (laughs). Once Simen, for example, joined the band, he had never played prog in his whole life. We are very eclectic, and is was a very natural direction for us to take. I would even say it is our most natural album, so to speak, because we didn’t try anything too hard. We just went with it, and this is what we came up with.

Last time we spoke you mentioned that you had recorded thirteen songs for the album, and we ended up with nine in the final press. Do you have any plans for the other ones? Maybe bonus tracks, future singles, or they will just be dropped?

We will see about it. It’s nothing decided really. We kind of ran out of time in the studio, so we were just forced to decide on which songs would we focus on and go for in the album. So we went for those nine because we thought were the strongest ones and the ones that did fit better together. We recorded some others too but we didn’t have time to record everything to properly finish them, so we will probably revisit some of it, but to be honest I don’t know at this stage if it’s gonna be used or not.

As you mentioned before, the pitfalls that the album talk about relate to your battle with depression and anxiety. Was it easy for you to be so open and intimate? In which way did it help you expressing it this way?

Well, to be honest it wasn’t a real decision, but rather it just felt that it has to be this way. I was so obviously in that period for such a big part of the writing process, actually almost the whole of it, that I was almost still within the ups and downs. I wasn’t completely out of it until after I finished writing, so in a way it was the natural subject to write about and it was so easy for me to write the lyrics, because I could just write about something I felt very true and recently happened. It was just life, basically. It wasn’t a choice (laughs). Life brought me there.

And do you feel you have already left this period behind you?

Definitely. And I actually feel quite much better than before the whole thing started, because I have been going fast and at full speed for so many years. Just trying to run away from the ghosts of the past chasing me and not wanting to deal with it. So I kept myself distracted going full forward for so many years. And it was very uncomfortable when it lasted, but once I got through it, I have a whole different sense of peacefulness and more appreciation for everything. I feel beter than I did before, actually. I also kind of feel very content with thinking of the future and accepting the fact that if something similar happens again, it’s ok, because I know how to deal with it now. It is what it is, and at some point you have to kind of stop trying to make life perfect and just accept that it is like that sometimes. You have shitty periods sometimes and it’s part of life. If the lows are low t makes your highs higher. If everything was the same level you wouldn’t appreciate it anymore. It’s important to make peace and to make friends with the bad sides of life, I think, instead of trying to make it an enemy. I was fighting it so hard and I just made it worse, because I was trying to obsess with it. And then I realised that acceptance was the way forward. Seeing it as ok and accepting that this is how you feel. And it’s fine to take each day for what it is.

Somehow what you are telling me is kind of reflected in the music itself. This album feels more peaceful and more open, more light and spacious. And you even have upliftng songs with “Alleviate”, for example. In some of your previous album there is this kind of mathematical obsessive perfection-seeking kind of feeling. I don’t know if you relate this purely musical evolution also to the changes in your points of view?

In that sense I think it covers a much bigger spectrum of the emotional register. It’s a much more diverse album emotionally and also musically, but I’d say that I wrote the lyrics for the music and not the music for the lyrics, to say it like that. So I already had the music and they I said: of course, this is what this song is gonna be about because that’s the vibe I am getting from this. It was kind of a natural evolution of things.

The cover of the album expresses quite well what’s in the album and it’s a well known symbol. Are you particularly interested in Buddhism or we are talking about a mostly symbolic representation?

It’s symbolic. I am not a huge fan of religions in general, but I think that buddhism has at least a lot of things that you can use for something, as opposed to many other religions (laughs). Meditation and mindfulness kind of comes from there, and I have learned so much from that. I was actually super skeptical of meditation before all this period I was in, because I just thought it was this new age mambo jambo bullshit kind of thing that I didn’t believe in. You sit there, you breathe and what the fuck does this stuff can do for me. But then I realised that it was not about that, but rather about sorting out your thoughts properly and to learn how to relate to your thoughts in a more rational way. So that Buddha figure kind of represents the mindfulness and the zen, whereas that boy playing the flute represents to me the thoughts that are played into your ear. And they are gonna be played into your ear wheter you want it or not, but how you choose to relate to it it’s up to you. Basically that’s it, that simple. Complicated problems require very simple solutions sometimes.

And is also to learn to know all the different emotions that go with you, to understand how they feel and what do they make you feel. For example, I just started noticing whenever I feel offeneded I feel a certain weight inside of me. And to be able to recognize those kind of things can kind of avoid you making a fool of yourself because suddenly you are feeling offended for no particular reason. I get very easily offened, just for the record (laughs)

I am happy that I haven’t offended you yet with any of my questions then (laughs)

No (laughs). Not today, everything has been good so far today (laughs). But I am a reactive person, so I can react both very positively or very negatively to things. But I am also a very intuitive emotional person, so I have to kind of know my limits and to know whenever the emotions are getting the best of me. When they are being a force of good and when they are being destructive.

Going back to the music, and now I understand it perfectly, last tie we talked you mentioned that you feel so far away from where you were just a couple of albums ago musically. “The Congregation, for example, sound like another you and another Leprous. Because of that I understand that your priority and main interest now, of course, is to play the new songs. Now that you are getting ready to hit the road again next month, how are you preparing the new setlist and what sort of songs from the past do you feel that will better fit your current state? Are you gonna play a lot from your previous albums or are you gonna mostly focus on Pitfalls and Malina?

Yes, it’s gonna be Aeolia and Tall Poppy Syndrome songs only.

(laughs) Oh gosh, that would be more of a shocker even that your new album!

(laughs) Definitely (laughs). We are gonna change our setlist every night like we’ve done before, so there’s gonna be good chances to hear everything. Of course we will have a focus on our new style, but there will be lots of songs in rotation. Some of the new songs we are gonna probably play every night, but I think it’s gonna be a good mix of different things. Because it needs not only to be a mix but a good mix of songs that fit together. We don’t want to jump straight from “Observe the Train” to “Waste of Air”, for example. That would not be a good mix. We just want to create a flow and a slightly different vibe on the shows from day to day. In Spain I learned that it is better to have this kind of high energy setlists, because it’s a high energy crowd (laughs). So maybe we will try to get something on that line for the shows there. But it depends on our mood maybe.

When do you decide which songs will you play? Just before the show?

I think on this first Pitfalls tour we will probably decide everything in advance. But once we get more into in and get used to play this we are probably just gonna make the setlist like half an hour before we go on stage. But now we still take things seriously, so we are gonna do it like that (laughs). After like hundred shows we are just like “aaaaah! Whatever”.

You are coming with The Ocean, which is another band that I absolutely love. Their 3-4 last albums are simply spectacular. I am not gonna say that their energy live is that different from yours, but they go nuts and are super active. It’s a really cool mix for me, but somehow weird, isn’t it?

Yeah, you don’t need to see three of the same bands every night. If you go to a pizza restaurant and you want to have a starter you are not gonna order a small pizza. (laughs)

(laughs) It’s a absolutely perfect explanation. Nothing else to say at all.

(laughs)

Will you bring Raphael again on this tour? After two albums, he is an intergral part of the sound of Leprous these days.

Yes, yes, definitely. It’s gonna be great. It’s a long time since we’ve played with him now. Well, we actually played with him in the Download Festival in Madrid.

You are right. And after all this time, have you considered…

Will you ask if we consider making him a permanent member, was that the question?

Well, yeah. That was exactly the question (laughs)

(laughs) We would consider it, but I think that at the moment he has so many projects, and for what we’ve been talking it seems to be kind of for mutual benefit to keep it open and he does whatever he can do. Leprous is a kind of band that requires a lot of commitment and when you have so many other projects is kind of hard to commit in advance to so many things. And for us sometimes is crazy expensive to fly him to shows, because we have to book two sits for him, for every show. This is why touring make more sense for him rather than fly-ins. And we just came to the conclusion that for now it seems to be a mutual benefit for both parts that he just does whatever fits him. And he is that kind of guy that can not just have one project. He needs musical challenges from all kinds of things.

Talking about side projects, a couple of weeks ago I precisely saw Baard playing with Rendezvous Point in Barcelona. Haven’t you had the interest to pursue any other project?

Yeah, yeah, I have…. humm…. but more about that later. (laughs)

(laughs) Ok! Weeell then, I will be on the watch for that! I think those are all my questions for today. Thank you very much again for your time. I am happy and glad to see your enthusiasm about the album and about Leprous’ current state. So I wish you the best of lucks with the release….

Thank you very much.

I think most of the surprises are still there and people haven’t listened to them, so I am curious to see how they take them. And if they like it even if there were farts in it.

Yes! Actually there are a lot of farts in the bonus tracks.

I am looking forward to listening to them! (laughs)

Yes, yes. You will love it (laughs)

I am sure I will! So thank you very much and see you in Barcelona. I am looking forward to the show as usual!

Thank you very much, bye bye!

Avatar
Sobre Albert Vila 825 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.