Ensiferum – Thalassic

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 10 de julio de 2020
Discográfica: Metal Blade Records
 
Componentes:
Petri Lindroos - Voz, guitarra
Markus Toivonen - Guitarra, coros
Sami Hinkka - Bajo, voz, guitarra acústica, bouzouki
Janne Parviainen - Batería, percusión
Pekka Montin - Teclados, voz

Temas

1. Seafarer's Dream (3:01)
2. Rum, Women, Victory (4:16)
3. Andromeda (4:04)
4. The Defence of the Sampo (4:50)
5. Run from the Crushing Tide (4:22)
6. For Sirens (4:40)
7. One with the Sea (6:10)
8. Midsummer Magic (3:42)
9. Cold Northland (Väinämöinen Part III) (8:41)
10. Bonus track: Merille Lahteva (3:48)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Ensiferum – Thalassic
Todos los discos de Ensiferum en Amazon


Ensiferum son uno de los grupos de folk metal por excelencia, y así lo han demostrado durante su extensa carrera. Ahora regresan con su octavo disco de estudio, llamado Thalassic (2020), y tranquilos, es bastante más entretenido que ese programa del canal 33 aunque casi compartan nombre. En esta ocasión, han optado por aumentar la carga melódica de las canciones, aprovechando la nueva incorporación de Pekka Montin a los teclados y voces.

Thalassic empieza con la introducción de rigor, que llega a los 3 minutos, un poco larga para mi gusto aunque prepara bien el terreno para “Rum, Women, Victory”. Esta empieza rápida e intensa, con muchos punteos de guitarra haciendo melodías folkies. Tenemos un fragmento que nos adelanta la voz de Montin que vamos a oír durante el disco y tiene un registro muy operístico, tirando para power metal, que contrasta con las voces guturales de Petri Lindroos. Un poco más lenta llega “Andromeda”, con unos toques que me recuerdan a Tyr y donde ese contraste de voces se nota mucho más. El estribillo entra con mucho efecto convirtiendo este tema en el single principal del disco.

La aventura sigue con “The Defence of the Sampo”, y aquí es donde vemos claramente el viraje melódico que han tomado con este disco. Vienen hasta con segmentos sinfónicos muy logrados, coros majestuosos y una sección acústica puramente folk antes del último estribillo, el que por cierto las guitarras acompañan las voces haciendo la misma melodía. Me sorprendió bastante que hicieran tanto hincapié en esta nueva faceta, ya que seguro que a muchos no les va a encajar con los primeros trabajos de la banda.

“Run from the Crushing Tide” nos trae un poco de nostalgia con una estrofa que sí podría estar en Iron (2004) o Victory Songs (2007), pero que dura poco porque enseguida vuelven con las voces melódicas y las orquestaciones para quedarse. En “For Sirens” bajan un poco el tempo con ritmos en 6/8 y unas estrofas marciales que parecen orquestadas por Sabaton. En este punto empieza a cansar un poco que la voz de Montin esté presente en tantas partes, a veces parece que estemos escuchando un disco de Stratovarius… Eso sí, en caso que te vaya más lo melódico lo vas a disfrutar, porque este chaval tiene un vozarrón que no se lo acaba.

Si hasta entonces estábamos corriendo o trotando, con “One with the Sea” nos ponen a caminar al ritmo de las olas del mar. Tema muy épico que para mi gusto sigue abusando de los cantos limpios, quedaría todo más balanceado con algún gutural más de por medio. Contraste absoluto con “Midsummer Magic”, que nos trae la fiesta con su estrofa bailable con violines y coros multitudinarios. Combina un poco de todo sin que nada desentone, un ejemplo perfecto de lo que debería ser el folk metal.

“Cold Northland (Väinämöinen Part III)” representa la tercera parte de esta “saga” que empezaba con su primer disco, Ensiferum (2001), en el que encontramos las dos primeras. Estamos delante de un mastodonte de casi nueve minutos, que empieza lento, pero que luego contiene la sección más potente del disco, con guturales y blast-beats a toda máquina, antes de un final más melódico que retoma la parte lenta inicial. Según la versión del disco estés escuchando, tenemos (o no) “Merille Lahteva” como bonus track. Otro tema puramente folk con guitarras acústicas, violines, mandolinas y demás instrumentos que retoman algunas melodías de “Midsummer Magic” mientras una voz grave recita en finés.

Así acaba Thalassic, un álbum que seguramente va a crear algo de división, pero que en términos de calidad no baja el listón respecto a los últimos lanzamientos de Ensiferum. Contiene algunos temazos a la vez que otras canciones más omisibles y explora en terrenos más sinfónicos sin dejar de lado los elementos esenciales del grupo. Tiene partes complejas que necesitan de más de una escucha para apreciarse realmente y disfruta de una buena producción que balancea muy bien los instrumentos base con las diferentes capas de cuerdas y vientos. Seguro que en directo nos muestran la mejor cara de esta obra y con suerte la incorporación de Montin dará una nueva vida a los clásicos de la banda con su potente voz. Hasta que eso sea posible, tenemos tiempo suficiente para digerir este Thalassic y el resto de la discografía de la banda, ¡que está repleta de joyas!

Avatar
Sobre Aleix Besolí 63 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.