Crónica y fotos del concierto de Barshasketh + Vacivus - Asociación Freedonia (Barcelona), 30 de abril de 2019

Doble sesión de oscuridad en la Asociación Freedonia

Datos del Concierto

Bandas:
Barshasketh + Vacivus
 
Fecha: 30 de abril de 2019
Lugar: Asociación Freedonia (Barcelona)
Promotora: Chroma Nation
Asistencia aproximada: 50 personas

Fotos

Fotos por Robert Garcia

No había estado antes en este espacio llamado Freedonia, un local cercano a la Rambla del Raval que tiene una curiosa estructura dando la sensación de que antes fue un club o un burdel. Todo con ese aroma vintage con muebles y elementos decorativos un tanto rancios pero que le daban un encanto especial. No parece el mejor lugar para un concierto de metal extremo pero cuando accedes a lo que es la sala en concreto la cosa cambia.

Para poder acceder a la asociación hay que pagar una cuota de socio a un precio de un euro y medio que dura para un año pero no llevan ningún tipo de control, una actitud entre punk y hippy, vaya, me encantó. Al entrar una sala principal con un Dj al fondo y una pequeña barra que gozaba de una escasa oferta en cervezas y la principal era Heineken, no todo puede ser bueno.

En fin, ya descrito el curioso lugar vamos a lo importante. De los dos grupos que tocaban esa noche no había escuchado nada con anterioridad y es que a Elias de Chroma Nation le gusta hacer experimentos y a la que ve que grupos underground pasan cerca de nuestra ciudad contacta con ellos y a montar un bolo. Barshasketh Vacivus fueron los elegidos y nos ofrecieron un par de horas de metal extremo que fueron de más a menos.

Los primeros en ocupar el pequeño escenario fueron Vacivus, un quinteto proveniente del Reino Unido formados en el año 2013 que practican un death metal oscuro y pesado con partes lentas y atmosféricas con otras partes más rápidas y endiabladas. Comenzaron con un sonido un poco caótico al principio para luego sonar todo más o menos bien. La voz estaba un poco por encima del resto de instrumentos y tuve que improvisar unos tapones con un pañuelo de papel para no quedarme sordo con esos gritos de odio que expulsaba su cantante.

Las partes lentas con los arreglos de guitarra quedaban bastante bien al principio pero al ir avanzando el concierto se diluyeron un poco y esa primera sorpresa se transformó en algo bastante anodino y bastante predecible. Entre los dos guitarristas se iban intercambiando los solos y detecté alguna que otra imprecisión y el querer tocar muchas notas solo hacían que embrutecer algo todo el conjunto. Eso sí, su bajista era una maquina y apoyaba muy bien al resto de sus compañeros. Otra cosa a destacar fueron las caras de loco que ponía su cantante. No fue un mal concierto pero me esperaba algo más después de haber escuchado su material en disco.

Tras ellos llegó el turno de Barshasketh cambiando radicalmente de estilo pasando del death metal a un black metal primigenio, oscuro y misántropo. Su origen es en Nueva Zelanda pero al poco de su creación se trasladaron a Escocia para seguir su carrera. Su propuesta me dejó algo frío y no solo a mí, ya que la respuesta del público fue bastante pobre y poco efusiva y no es la primera vez que veo este tipo de actitud cuando delante hay un grupo de black tocando; debe ser una cosa intrínseca en el género. Vale, no nos pondremos a sonreír y a empezar a dar saltitos pero un poco más de comunión no vendría mal. Pero bueno, como he dicho, cada uno recibe lo que ofrece y en este caso no encontré lo necesario en su música que me motivara.

Cabe destacar que como músicos eran buenos sin ser virtuosos aunque por encima de todos estaba su batería, una bestia a las baquetas con una contundencia brutal que llevaba a sus compañeros como y por donde quería demostrando un gran nivel. Es una de sus últimas incorporaciones y nosotros que lo agradecimos viéndole en acción.

Cuando parecía que la cosa se animaba cortaron de golpe y se acabó. Su cantante y guitarrista no tenía cara de buenos amigos y parecía incluso enfadado pero bueno, que le vamos a hacer.

Buena iniciativa de nuevo de Chroma Nation para acercarnos grupos desconocidos que aunque no fuesen de mi agrado no significa que no te puedan gustar a ti y desde nuestra revista seguiremos apoyándolas como hasta ahora.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 242 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.