Death Alley – Superbia

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 23 de marzo de 2018
Discográfica: Century Media
 
Componentes:
Douwe Truijens - Voz
Oeds Beydals - Guitarra
Sander Bus - Bajo
Uno Bruiniusson - Bateria

Temas

1. Daemon (9:10)
2. The Chain (3:23)
3. Feeding The Lions (7:11)
4. Headlights In The Dark (6:42)
5. Shake The Coil (3:46)
6. Murder Your Dreams (3:02)
7. Pilgrim (5:59)
8. The Sewage (11:38)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Death Alley – Superbia
Todos los discos de Death Alley en Amazon


Debo decir que no conocía de nada a esta banda, más allá de saber que vinieron de teloneros de Kadavar y Mantar hace unos meses. Según la crónica de ese concierto, firmada por nuestro compañero Rubén de Haro:

«La banda comenzó a tocar ese híbrido musical protopunk con toques psicodélicos, un rock ‘n’ roll interpretado con la “delicadeza” del metal, que suena genial y que, hoy en día, tiene tan buena aceptación entre la parroquia más “clásica”. Los tipos se lo curraron bastante. Demostraron descaro por doquier y, aunque no les tenía muy por la mano, el carisma que demostraron, sobre todo su vocalista Douwe Truijens, muy en la onda de un Robert Plant en estado de gracia, me encantó.«

Así que lo que me esperaba era un banda de hard rock setentero revival de estas que tanto abundan últimamente.

Después me informé un poco más y vi que Death Alley está formado por, entre otros, ex miembros de los geniales In Solitude y de los ocultísimos, fascinantes y trágicamente desaparecidos The Devil’s Blood, dos bandones como la copa de un pino que, si no conocéis, os animo a hacerlo tan rápido como podáis. Así que lo que me esperaba era una banda de hard rock setentero doom revival de estas que tanto abundan últimamente.

Finalmente, al prepararme para una entrevista que tuve la ocasión de hacerle a su guitarrista Oeds Beydals, me puse a escuchar este Superbia (2018) con detenimiento. Y coñe, hay muchas cosas en este segundo trabajo de los holandeses. Es hard rock revival, sí. Es doom setentero, sí. Pero también hay rock gótico, hay pop ochentero, hay protopunk, hay heavy metal, hay horror, hay rock alternativo, hay psicodelia, hay melodía y, hay, y mira que esto cuesta de encontrar en un estilo tan regurgitado como este, originalidad y mucha personalidad.

En este disco encontramos un puñado de canciones bastante distintas entre sí. Si por un lado eso puede indicar cierta indefinición en los objetivos de la banda, por otro es señal inequívoco de libertad y exuberancia compositiva. Desde la oscuridad de temas tan sombríos como la inicial «Daemon», a la luminosidad de la pegadiza y accesible «Headlights In The Dark», con riffs sabbathianos y una actitud entre Motörhead y Alice In Chains, podemos encontrar un amplísimo abanico de estilos y emociones. En la vena más directa están el rock gótico ochentero de «Shake The Coil», otro de los temas más obviamente infecciosos e irresistiblemente bailables del disco, o la festiva «Murder Your Dreams». «Pilgrim» está un poco más anclada en los setenta, con riffs más culebreros, coros y wha-whas a tutiplén.

La final «The Sewage» es, con mucha diferencia, el tema más épico y ambicioso del disco, con sus once minutos y medio. Y creo que puede resumir perfectamente el nivel de confianza y las ganas que tiene esta banda hoy en día. Decididamente setentero, con voces baronessianas y multitud de elementos psicodélicos, pero también pegadizos, no solo se trata del mi tema favorito de este disco, de largo, sino que me parece un pedazo de temarral que traspasa fronteras y que define un nuevo techo en la carrera de los holandeses.

La ascendencia de In Solitude y de otras bandas contemporáneas como Tribulation parece evidente, confirmando que se está formando un estilo propio un poco bajo el amparo de Ghost. Si os esperáis una banda más en este infinito carrusel de homenajes al hard rock de los setenta, ya os digo yo que no lo es, así que os animo a que le peguéis un orejazo. Y más aún, si os hace gracia, podéis animaros a verles en directo en mayo, cuando vuelvan a pisar nuestros escenarios junto a los suecos Honeymoon Disease.

Avatar
Sobre Albert Vila 862 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.