Dead Lord – Surrender

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 4 de septiembre de 2020
Discográfica: Century Media Records
 
Componentes:
Hakim Krim - Voz, guitarra
Olle Hedenström - Guitarra
Ryan Kemp - Bajo
Adam Lindmark - Batería

Temas

1. Distance Over Time (3:32)
2. Letter from Allen St. (5:03)
3. Authority (4:47)
4. Evil Always Win (3:46)
5. Messin' Up (4:05)
6. Dark End of the Rainbow (4:40)
7. Bridges (4:03)
8. The Loner’s Ways (3:54)
9. Gonna Get Me (3:31)
10. Dystopia (3:59)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Dead Lord – Surrender
Todos los discos de Dead Lord en Amazon


Quién hubiese dicho nunca que Thin Lizzy iba a ser una de las bandas más reivindicadas a partir de 2015. En Suecia creo que hay una fórmula que sirve para muchos grupos y es la de Thin Lizzy + Hellacopters = Retro rock. Y bienvenida sea esta fórmula ganadora, que será explotada hasta que implosione desde dentro. Hällas tira más hacia Uriah Heep, Lycantropi hacia Fleetwood Mac, pero el horizonte está claro que no está adelante para todos estos grupos, ellos prefieren retroceder en el tiempo y partir de esa base. También hay la búsqueda de que sea lo máximo de real posible y analógico, una especie de Dogma 95. Frente a todas estas bandas de heavy metal que lo llevan todo sampleado este movimiento revindica lo real y lo auténtico, lo que eres capaz de hacer sobre un escenario con tus instrumentos. Añaden una portada de reminiscencias René Magritte y una buena colección de canciones. Si te va el estilo prepara el babero.

Los juegos de twin guitars te asaltan en “Distance over Time” con grandes ideas y haciendo gala de un retro rock festivo, divertido. Gran composición con ese final tremendamente logrado en el que las dobles guitarras de Hakim Krim y Olle Hedenström vuelven a enamorarte. En gran parte hay la fórmula que también utilizan los enormes AudreyHorne. “Letter from Allen St.” Es un efectivo medio tiempo con otras enormes dosis de Lizzy en los interludios de guitarras. La garganta de Hakim encaja perfectamente con el estilo, con una voz muy expresiva y con muchos tintes Lynott muy a pesar de que hay también mucha personalidad en su propuesta. El tema más interesante de todo el disco es “Dark End of Rainbow” en el que añaden unas dosis de post punk en la entrada y luego derivan hacia horizontes sureños en el estribillo. Hay conexiones con los actuales Blackberry Smoke incluso. Les sigue funcionando todo en el medio tiempo “Authority” básicamente por el gran trabajo compositivo. Es un disco muy sólido si te va el estilo practicado.

“Evil Always Win” es deliciosamente Lizzy y otro de sus grandes argumentos para convencerte de que saben lo que se hacen. La influencia es excesiva, pero me encanta. La batería de Adam Lindmark busca complejidades como hizo en su día Brian Downey y el bajo de Tobias también tiene su cuota quedando muy real. Más atmosférica es “Messin’ Up”, un poco similar a los primerizos Thin Lizzy, cuando todavía no buscaban los solos doblados. El gran potencial del grupo es la voz del vocalista pues como ya demostró en el anterior In Ignorance We Trust posee una voz versátil imprimiendo la personalidad del grupo. La otra baza del grupo es Hellacopters y asoma la influencia en un “Bridges” intenso y melódico. Gran puente y estribillo y un precioso riff añejo y doblado. La reminiscencia sureña vuelve a salir en “The Loner’s Way”, un toque que les sienta fenomenal y que creo que van a explotar en un futuro próximo.

Juegos de coros en el riff entrecortado de “Gonna Get Me”, totalmente de la escuela irlandesa en otra buena composición. El disco termina con “Dystopia”, quizá el corte más intenso del álbum y uno de los estribillos más conseguidos. Otra vez vuelven a combinar esas guitarras cercanas al post punk mezcladas con el material más Lizzy posible. También diría que es en cortes como este en los que encuentran su parcela y cosechan su camino a seguir. Las sirenas finales son todo un homenaje al “Jailbreak”. Gran final, gran disco.

El retro rock empieza a ser una realidad y gana terreno por mucho que el exceso de grupos de enorme calidad empieza a encender las alarmas de saturación. Me sorprende que todavía no haya despuntado ninguna banda más allá de Ghost pero está claro que el grupo que consiga un single de éxito tipo “Woman” de Wolfmother o “Are You Gonna Be My Girl” de Jet se lo va a llevar de calle. Es cuestión de tiempo y por lo que huelo ocurrirá en Suecia. Cada semana salen bandas excelentes de esas latitudes. Si te va el estilo estamos ante el mejor disco de Dead Lord, por lo que toca escucharlo y disfrutar. Ganas de verles ya en directo, pero bueno… ganas de ver cualquier cosa en directo a día de hoy.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 495 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.