Crónica y fotos del concierto de Deacon Blue - Sala Apolo (Barcelona), 6 de marzo de 2019

Deacon Blue cumplen las expectativas en su retorno a Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Deacon Blue
 
Fecha: 6 de marzo de 2019
Lugar: Sala Apolo (Barcelona)
Promotora: Festival Mil.leni
Asistencia aproximada: 700 personas

Fotos

Fotos por Guillem Willy

Hay conciertos que uno elige primordialmente para rememorar placenteros fotogramas vividos. Sin anhelar exclusivas revelaciones ni inusitados giros de guion. O incluso, simplemente para desconectar de una jornada demasiado problemática. Con la suma de estas predisposiciones emocionales asistí, el reciente miércoles 8 de marzo, a la nueva visita por estos lares de los escoceses Deacon Blue. En mi caso, era la tercera cita con su directo. Y puesto a evocar tales pasados encuentros suelo tener muy presente la primera vez que los contemplé, una invernal noche del lejano 1988, en una sala Zeleste inmensamente vacía. En esta ocasión, como era de esperar, la platea del Apolo estaba a rebosar. Con mucha presencia femenina y, sorpresivamente para el que suscribe esta crónica, con abundancia de público foráneo. Rezumando una indisimulada actitud entregada y enfervorecida.

Reconozco que el sexteto, con casi la misma agrupación de antaño (en la cual siguen sobresaliendo, con su amplio surtido de entonaciones y poses, la pareja de líderes Ricky Ross y Lorraine McIntosh), ha suplido acertadamente el entusiasmo juvenil y el éxito comercial de su época dorada con una nada impostada madurez escénica y, sobre todo, mediante un equilibrado temario que transita con paso firme por entrelazados, contagiosos y adultos senderos de pop, rock y soul. También es elogiable que en cada actuación de esta gira hispánica hayan variado una parte sustancial del repertorio. Así, durante el segmento principal del recital barcelonés, alternaron algunos de sus pretéritos hits (“Raintown”, “Wages Day”, “Twist and Shout” “Loaded”, “Queen of the New Year” o “Real Gone Kid”) con bastantes cortes pertenecientes a dos de sus contemporáneos trabajos, The Hipsters (2012) y Believers (2016).

Con la interpretación de la tripleta constituida por la pieza homónima de su último disco de estudio, el single noventero «Your Town» y la arrebatadora «Town to Be Blamed», consiguieron la secuencia sonora más redonda y situaron el clímax en el punto ideal para los bises de rigor. Tres festivos clásicos (“Chocolate Girl”, “Dignity” y “Fergus Sings the Blues”) coreados por la concurrencia, y una desnuda versión de «Always on my Mind» con extractos cantados por todos los miembros de la banda, fueron el perfecto colofón de una agradecida velada.

¡No sería de extrañar que regresen en breve!