Dark Fortress – Spectres from the Old World

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 28 de febrero de 2020
Discográfica: Century Media Records
 
Componentes:
Morean - Voz
Asvargr - Guitarra
V. Santura - Guitarra
Phenex - Teclados
Seraph - Batería

Temas

1. Nascence (Intro) (1:36)
2. Coalescence (4:32)
3. The Spider in the Web (5:26)
4. Spectres from the Old World (5:50)
5. Pali Aike (5:18)
6. Pazuzu (5:50)
7. Isa (7:38)
8. Pulling at Threads (3:12)
9. In Deepest Time (5:16)
10. Penrose Procession (Interlude) (2:36)
11. Swan Song (7:17)
12. Nox Irae (3:38)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Dark Fortress – Spectres from the Old World
Todos los discos de Dark Fortress en Amazon


Siempre cuando me acerco a un disco de black metal lo hago con un poco de prudencia ya que puede ser una gozada o una tortura. Y eso depende en gran medida de hacia donde esté enfocado ese black metal en particular ya que el que practican grupos como Mgla, Uada, Batushka o Furia no son santo de mi devoción y el hastío y aburrimiento se apoderan de mí a los pocos minutos. No soy nuevo en el mundo de Dark Fortress aunque la verdad que conozco más otros proyectos en los que militan sus componentes que no este mismo. Su estilo de corte progresivo se mueve más en los terrenos de formaciones como Naglfar, Keep of Kalessin, Old Man’s Child o Lord Belial, con esos toques sinfónicos y que es el black que más me motiva.

Ya con la primera escucha me percaté de la alta calidad que desprende este disco llamado «Spectres from the Old World» y sobre todo el ritmo que lleva el disco que a pesar de alguna pieza o alguna parte que no viene muy a cuento todo él es una maravilla con un tratamiento del sonido espectacular. Y no es para menos ya que en sus filas encontramos músicos que militan o han militado en grupos como Noneuclid, Hannes Grossmann, Alkaloid, Triptykon y Thulcandra entre otros.

Las canciones se mueven entre un black metal salvaje pero comedido con los toques justos de teclados, con mucha variación rítmica y diferenciación entre las diversas partes que componen las extensas canciones. Pero luego nos podemos encontrar con una marcha militar que nos evoque a la época vikinga y por lo menos a mí me vienen a la cabeza grupos como Einherjer o Thyrfing, grandes exponentes del viking metal. Lo bueno es que en cada canción van haciendo amagos de un género o de otro para luego llegar al climax en canciones como «Pali Aike» que es muy diferente a la anterior, la que da título al disco pero igualmente tienen una coherencia, un motivo para estar allí.

Todas y cada una de las canciones tienen cosas especiales y algunas partes memorables con unos buenos solos y arreglos. El tratamiento en las voces es muy bueno y es que Morean tiene varios registros que sabe usar y abusar a su antojo destacando en canciones como «Pazuzu» o la espectacular y larga «Isa» que nos hipnotiza con su intrigante inicio acústico jugando con las guitarras como quieren. Se calman un poco y nos muestran su faceta más solemne, lenta y decadente nuevamente con unos arreglos deliciosos.

Vuelven al rápido y alocado black metal destructivo con la corta y directa «Pulling at Threads» aunque añadiendo voces limpias en una onda Enslaved muy bien implementadas siendo una canción oscura y agresiva. Tras esta nos encontramos con una pieza llamada «In Deepest Time» con algunos elementos industriales y donde los medios tiempos se alzan como protagonistas aderezado con unos registros vocales diferentes, los cuales dotan de bastante dinamismo a todo el trabajo.

Con un interludio calmado y atmosférico nos empiezan a anunciar que nos acercamos al final del disco no sin antes encontrarnos la segunda canción más larga: «Swan Song». Épica y majestuosa se desarrolla de manera orgánica pero mostrando elementos ya vistos con anterioridad así que la sorpresa se va desvaneciendo un poco pero igualmente siguen mostrando elementos que captan nuestra atención y los cambios están servidos (se intuye un tufillo a Dimmu pero se les perdona).

«Nox Irae» es la encargada de cerrar el disco y lo hace de manera excepcional aunque nada nuevo bajo el sol. Solemnidad, riffs sencillos y efectivos, ritmos pausados y voces en plan cánticos.

Se trata de un buen disco de black metal con muchos elementos progresivos y algunos experimentales pero como siempre los discos que casi llegan a la hora de duración se me hacen pesados de escuchar del tirón y me hace perder el interés en algunos momentos. Creo que eliminando ciertas partes y quitando algún interludio o final de canción hubiese quedado con una duración más acorde a los tiempos que corren.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 421 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.