Convocation – Ashes Coalesce

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 3 de julio de 2020
Discográfica: Everlasting Spew Records
 
Componentes:
MN - Voz
LL - Todos los instrumentos

Temas

1. Martyrise (12:23)
2. The Absence of Grief (13:40)
3. Misery Form (10:59)
4. Portal Closed (8:01)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Convocation – Ashes Coalesce
Todos los discos de Convocation en Amazon


Ya os hablé de este grupo en el especial que hice sobre el funeral doom metal hace unas semanas, que por cierto, muchas gracias por la acogida que tuvo, no me lo esperaba la verdad. Comenté el anterior disco que sacaron en 2018 y me encantó, con lo que estaba esperando la salida de su siguiente capítulo como agua de mayo. No me han decepcionado y espero que a todos vosotros os atrape como a mí.

El proyecto nació en Finlandia en el año 2013 de la mano de Lauri Laaksonen aka LL que se encarga de todos los instrumentos y de Marko Neuman aka MN a las voces. Ambos son músicos con una amplia experiencia en otros proyectos como Candy Cane, Katakombi, Dark Buddah Rising, Desolate Shrine, Sear y un largo etcétera. Al principio querían hacer death metal pero poco a poco se fueron dirigiendo hacia terrenos pantanosos y encontraron en el funeral doom el estilo que mejor encajaba para su propuesta.

Adquiriendo influencias de Evoken, Esoteric, Tyranny, My Shameful y muchos más, han sabido dar en el clavo para sonar a ellos mismos sobre todo gracias al uso de varios registros vocales, siendo todos espectaculares. Las colaboraciones también le ha dado más calidad a la obra.

El disco arranca con una atmósfera que ya nos da ciertas pistas por donde van a ir los tiros. Una caída a los infiernos que va subiendo de intensidad para llevarnos de lleno a la hecatombe y poderío de su espectacular sonido. Guitarras que podrían reventar el cemento, una batería llena de decadencia, un bajo marcando el tempo y unas voces que se levantan desde el mismo averno. Así empiezan los más de 12 minutos de «Martyrise», el primer capítulo de este viaje. El dinamismo en las partes vocales me ha sorprendido mucho alternando entre un gutural extremo y envolvente con unos gritos más rasgados que quiebran el alma llenándolo todo de puro horror.

Las «dulces» melodías con las que adornan los diversos pasajes son sobrecogedoras y emanan maldad, una tensión oscura que te atrapa. Pero ya os digo yo que cuando vas a currar a las seis de la mañana, mejor poneos otra cosa, jajaja (lo digo por experiencia).

Aplastantes a cada paso que dan, épicos y enormes destilando elegancia en las partes más sinfónicas realzando el conjunto de nuevo con unos juegos de voces muy acertados. Los sugerentes y delicados coros dan un plus al igual que el etéreo piano que aparece en momentos puntuales y lo llena todo de melancolía. Su final es decadencia pura.

Prosiguen con «The Absence of Grief», primer adelanto y que devoré incesantemente desde que cayó en mis manos. Tiene todos los ingredientes de una canción de funeral doom. Lentitud monolítica, pútridas guitarras, melodía en limpio y una voz profunda como un abismo. Dejarte perder entre sus recovecos es una grata experiencia y aquí se pegan un festival de gritos a cada cual mejor que vuelven a desgarrarte por dentro. Gran trabajo de MN.

Cuando se vuelven más intensos y hacen crecer el componente clásico me recuerdan mucho a Colosseum pero Convocation tienen un sello propio y son capaces de crear unas sensaciones de opresión exquisitas jugando perfectamente con las intensidades. De una parte lenta y algo más suave pasan de golpe a una parte puramente death metal pero del lento, claro, ellos no hacen blast beats, ni falta que les hace. Y el piano vuelve a hacer de las suyas para seguir aplastandonos sin compasión.

Ciertamente hay que estar bastante familiarizado con este subgénero para poderlo apreciar como es debido, pero si os gustan los grupos nombrados hasta ahora como influencias, no os van a costar mucho. El mellotron que nos acompaña durante su parte final es sencillamente sublime. Pero aún tienen tiempo de sorprendernos con voces habladas y limpias para que todo sea mucho más épico.

Un sórdida guitarra aparece y nos abre las puertas de «Misery Form» acompañada únicamente por batería y coros. Sin mucha espera nos vemos de nuevo encerrados en una jaula de desesperación dentro de un mundo que se cae a nuestro alrededor. De entre todos los instrumentos, las voces juegan un papel fundamental para crear este tipo de sensación, pero sin el resto nada sería igual. Me sorprenden mucho los gritos largos y los cambios de registro que se suceden en bastantes ocasiones.

Tristes melodías que levemente recuerdan a Daylight Dies nos abren el camino a una parte con voces femeninas, o eso parece, pero al no haber información en los créditos pues… En todo caso son exquisitas. Sus últimos tres minutos son impresionantes.

Y llegamos al final con la más corta y diferente llamada «Portal Closed», un acertado título para cerrar el portal al inframundo que se ha abierto. Una pieza instrumental que nos da descanso de la carnicería de voces que nos han mostrado en las tres anteriores, una canción más clásica con unos deliciosos sintetizadores, coros, pianos, etc. En esta me recuerdan a los fríos y helados Longing For Dawn. Y es que el decadente ritmo te deja así, congelado.

A la mitad nos regalan un pasaje delicado, muy cinematográfico que serviría perfectamente para una película de terror o de sci-fi y así hasta el final. Puro arte.

Son cuatro canciones que nos sumergen entre las tinieblas durante tres cuartos de hora majestuosos, tenebrosos y en ocasiones desquiciantes por la cadencia de sus ritmos pero que si estás acostumbrado lo sabrás disfrutar mucho y se te pasará volando. No sé si tendrás ganas de darle de nuevo al play inmediatamente pero te quedará una sensación de haber escuchado una obra solida y poderosa hecha con muy buen gusto.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 420 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.