Blue Öyster Cult – 40th Anniversary – Agents of Fortune – Live 2016

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 6 de marzo de 2020
Discográfica: Frontiers Music
 
Componentes:
Eric Bloom – Voz, guitarra, teclados
Donald “Buck Dharma” Roeser – Voz, guitarra
Richie Castellano – Voz, guitarra, teclados
Kasim Sulton – Bajo, coros
Jules Radino – Batería, percusión
Albert Bouchard – Voz, guitarra (invitado especial)

Temas

1. This Ain't the Summer of Love (2:17)
2. True Confessions (2:49)
3. (Don't Fear) the Reaper (5:14)
4. E.T.I. (Extra Terrestrial Intelligence) (3:59)
5. The Revenge of Vera Gemini (4:03)
6. Sinful Love (3:17)
7. Tattoo Vampire (2:38)
8. Morning Final (4:42)
9. Tenderloin (3:49)
10. Debbie Denise (4:15)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Blue Öyster Cult – 40th Anniversary – Agents of Fortune – Live 2016
Todos los discos de Blue Öyster Cult en Amazon


Ahora que el sonido de los 70 vuelve a estar de absoluta actualidad y que existan corrientes estilísticas dentro del rock y el metal tiene todo el sentido del mundo revindicar y promocionar a unos de los padres del invento: Blue Öyster Cult. Cuánto tienen que agradecer Ghost y derivados a estos maestros que siguen en pie tan auténticos y frescos como el primer día. Desgraciadamente las Españas no son un terreno que destaque por la gran cantidad de fans que poseen más allá del “(Don’t Fear) the Reaper”, una de las más geniales y preciosas canciones jamás escritas. No solamente es un tema que crearon ellos, sino que les supuso el salto hacia delante necesario allá por 1976. Para celebrar los 40 años de la existencia del combo americano la discográfica Frontiers organizó una bonita velada, con invitados especiales en la que tocaron de cabo a rabo el disco Agents of Fortune. Un directo que fue grabado para la posteridad en video y audio y que ya podemos disfrutar.

Impresionan tanto la calidad del sonido como el excelso nivel técnico que sigue demostrando el grupo tantas décadas después de que estas canciones salieran a la luz. Aquí se escribieron temas tan legendarios como “This Ain’t the Summer of Love”, con esa onda tan Alice Cooper y esos juegos de voces. Se van combinando los cantantes y el trabajo de coros es soberbio. Uno nunca sabe hasta que punto hay retoques de estudio, pero composiciones como “True Confessions” te ponen en órbita, con esa mezcla tan pulcra de sonido que permite el protagonismo del bajo de Kasim Sulton y las teclas de Eric Bloom, quien junto a Buck Dharma y Richie Castellano forma el núcleo salido de Long Island. Pero el gran detalle es que se les suma un ex del grupo en algunos temas com es Albert Bouchard, dando otro salto de clase. Obviamente “(Don’t Fear) the Reaper” se lleva la palma, y es que era el tercer tema en hacer presencia. Pasarán los años, pero este tema quedará y sumará nuevos fans a esta agrupación tan especial, y aquí se adornan un poco en el solo final

Los afortunados que allí estaban disfrutan del concierto en los Red Studios de Hollywood se dejan escuchar entre canciones para luego darlo todo en otra de las favoritas de la audiencia: “E.T.I. Extraterrestial Intelligence”. Voces dobladas y ese groove tan elegante culminado por ese inmortal riff de guitarra. La profundidad y calidez del sonido de la batería de Jules Radino es más que destacable. En sus inicios fueron tildados de banda psicodélica y cortes como “The Revenge of Vera Gemini” da buena fe del por qué. Esta fue co-escrita con Patti Smith. A nivel de letras y simbología se avanzaron mucho a su tiempo e incluso jugaron con la provocación. Uno/a puede darse cuenta de lo variado que es su material cuando luego derivan hacia ese “Sinful Love”, oscura y con alma soul. Un corte que siempre me ha recordado mucho a lo que hicieron Afghan Whigs décadas más tarde.

“Tattoo Vampire” es un tema muy definitorio de li que son BÖC. Suele sobrevivir al paso del tiempo y aparece regularmente en los sets de directo, por lo que la llevan fresca y potente. No llega a los tres minutos, pero allí está gran parte del universo del grupo, sirenas incluidas, combinadas con el intenso bajo de Sulton. “Morning Final” es un buen ejemplo de cómo empezar un tema con majestuosidad y dotarlo de una línea vocal preciosa. El final es dulce con una pieza algo marciana como es “Tenderloin”. Si algún grupo merece el apodo de marciano son ellos. Uno de los hitos de esta obra era el que todo miembro del grupo que lo grabó en su día tenía su parte vocal protagonista. El invitado Bouchard cierra la velada con “Debbie Denise”, un buen final si bien los dos últimos temas que cerraban esta obra siempre han sido los menos conocidos.

Blue Öyster Cult es una de esas bandas enormes que nunca llegaron a ser todo lo gigantes que merecieron ser. Metallica les reivindicaron al versionar su “Astronomy”, HIM también hicieron lo propio y muchas veces se les revisita, pero ahora que el retro rock vive sus tiempos de gloria quizá sería bueno que los fans de estas bandas actuales tuvieran claro que el original sigue en vida y que están en una forma envidiable. Es el disco clave del grupo junto al primero y una pieza que todo coleccionista debería tener en su estantería. Obviamente la portada también tiene su historia, así como las mismas letras de los temas. Vale la pena hacerse con el DVD para disfrutar de la clase de un grupo para el que no pasan los años. Ojalá nos visiten algún día en sala y no en festival.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 494 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.