Bloody Hammers – Songs of Unspeakable Terror

Nuestra Nota


8.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 15 de enero de 2021
Discográfica: Napalm Records
 
Componentes:
Anders Manga: Voz, guitarra, bajo
Devallia: Teclados y órgano

Temas

1. Night to Dismember (3:19)
2. Hands of the Ripper (2:52)
3. Witchfinder General (2:04)
4. Not of This Earth (3:23)
5. The Ones Who Own the Dark (3:08)
6. Waking the Dead (2:59)
7. Night of the Witch (3:06)
8. We Are the Damned (3:00)
9. The Brain that Wouldn’t Die (2:36)
10. Lucifer’s Light (3:37)
11. I Spit on Your Corpse (2:12)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bloody Hammers – Songs of Unspeakable Terror
Todos los discos de Bloody Hammers – Songs of Unspeakable Terror en Amazon


Bendita sorpresa con la que empezamos este 2021: Bloody Hammers irrumpen de la mejor forma posible con un disco adictivo y deudor de los grandes nombres como en su día fueron The Plasmatics, The Cramps o The Misfits. Esa temática terrorífica nos haría recordar también a grupos tan queridos y llorados como Rock City Morgue. Desde 2012 y afincados en Carolina del Norte este terrorífico matrimonio nos divierte con sus pesadillas a base de guitarrazos y una garganta profunda que mezcla gótico, heavy metal y horror punk como nadie.

Anders Manga y su esposa y pianista Devallia quieren dar bastante que hablar. Si el encierro ha terminado con muchas parejas está claro que no es el caso de estos tipos. Veo claro que si hay un próximo confinamiento haré un disco de horror punk con mi pareja. El matrimonio te llegará a lo más hondo ya desde esa inicial “Night to Dismember” y ese toque tan deliciosamente Misfits de la etapa Michale Graves. Uno de los mejores singles posibles dentro de este estilo al más puro estilo “Dig Up Her Bones” o “American Psycho”. Uno de esos temas en los que te das de empujones como si no hubiera un mañana mientras te dejas la garganta en el estribillo.

Oscura y más contundente se nos muestra “Hands of the Ripper” completando un inicio de órdago. Otro gran single, oscuro, en el que Anders canta de forma diferente convenciendo ampliamente y mostrando otras tesituras vocales. Atención a “Wichfinder General” porque mantiene el altísimo nivel de inicio con esas guitarras punks y otra línea vocal tremendamente conseguida. En “Not of This Earth” juegan con audios que parecen salidos de la Dimensión Desconocida o de las pelis de los 50. Más buen material convincente y original.

En “The Ones Who Own the Dark” hay una búsqueda de comercialidad evidente con acercamientos a Billy Idol de primeras y con algo de Volbeat de segundas. Por momentos también incluiría a HIM en la terna. Todas ellas son influencias que me encanta que tenga este matrimonio del horror. Luego nos encontramos con la hímnica “Waking the Dead”. Son temas que en lo musical parece que no tengan gran cosa (y todo lo hace el señor Manga), pero el mérito absoluto es de la gracia que tiene a la hora de crear las líneas vocales y rematar con los estribillos. Luego nos encontramos con un “Night of the Witch” con capas de voces en quizá el tema más prescindible de todos.

Impacta la frescura y calidad de algo como “We Are the Damned”, por lo hímnico y lo poderoso. Un tema que va muy en la misma onda de la siguiente “The Brain that Wouldn’t Die”. Las letras están cuidadas y todas las referencias al terror encajan a la perfección con su propuesta musical. Rompiendo la tónica sabiamente ponen la balada “Lucifer’s Light” con acústicas dando otro toque diferencial, oscuro y bello. Atmosférica y reposada. Aquí sí que brillan los teclados de Devallia. Guitarras ramonianas para despedir con “I Spit on Your Corpse” en el enésimo acierto de esta obra.

La verdad es que el disco es realmente redondo y si te van los Misfits y los primeros Volbeat estamos ante un grupo adictivo y con un repertorio exquisito. Me dices que estamos ante un recopilatorio y de verdad que me lo creo. Me zambulliré rápido en el material de este matrimonio para ver si esto es producto del confinamiento o realmente estamos ante un grupo destinado a crecer exponencialmente. Canciones directas (nada sube hasta los cuatro minutos) que nacieron cuando el dúo empezó a tocar clásicos de Voluptuous Horror of Karen Black, Misfits o Plasmatics y se empaparon de todas las influencias.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 562 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.