Asistimos a la presentación de la nueva Power Magazine

Este 9 de abril hemos asistido en el Hotel Catalonia Eixample de Barcelona a la presentación en sociedad de la revista Power, un nuevo título editorial que se presenta en un entorno muy difícil, y en un sector cuyo mercado que tiende a la baja desde hace años, pero que llega repleto de ideas y esperanzas.

El evento ha sido conducido por los dos principales responsables de la publicación, Sergi Ramos y Dani Bueno, quienes ya son bien conocidos por su trabajo en The Metal Circus y su año y medio al frente de Metal Hammer España, amén de otro buen puñado de ocupaciones relacionadas con el mundo del metal, y Richard Royuela, quien fuera director de la mítica y ya desaparecida revista Rock Hard. Además, al final de la presentación, la banda barcelonesa BlackOwl, nacida en el seno de la banda tributo a AC/DC, The Wires, nos ha obsequiado con un poco de música en directo, algo tan necesario y que tanto echamos en falta en estos días.

Power intenta llevar un paso más allá a las revistas del género, y lejos de quedarse en lo que conocemos sobre este tipo de publicaciones, abre sus miras más allá del metal; no en lo musical, donde la revista cubre el amplio espectro metalero, si no incorporando contenido relacionado con otras disciplinas culturales; series, películas, juegos, tienen cabida en una revista que pretende aprovechar la relación que tiene el seguidor del metal con estas otras expresiones del mundo de la cultura. Una apuesta que viene dada, en palabras de Sergi Ramos, porque el espectro cultural que consume el metalero ahora mismo es amplio, y tratar también otros intereses abre una puerta hasta ahora poco explorada en publicaciones de esta índole.

En cuanto a los contenidos netamente relacionados con el rock y el metal, Power no se limita a los patrones clásicos, entrevista, crítica, reportaje; también tira de ellos, también celebran efemérides, como son los 20 años del Blackwater Park (2001) de Opeth en este primer número, efeméride que nos ocupó en su día la jornada completa en Science of Noise, dedican un apartado a bandas noveles, pero no renuncian a la innovación, a ese tipo de entrevista alejada de la clásica promocional, y más centrada en el diálogo, en conversaciones donde las figuras de entrevistador y entrevistado se transforman en conversadores, lejos de encorsetarse en unos roles demasiado manidos ya.

En este primer número la portada es para Helloween, lo cual podría llevar a equívoco, una banda de “power metal” en una cabecera llamada Power; en absoluto se trata de un enfoque temático, simplemente ha coincidido el momento de la publicación del nuevo single de la banda de Hamburgo con el lanzamiento de la revista, que apostará según nos comentan sus responsables por otorgar portadas a bandas menos habituales en esas tesituras, como ya hicieran durante su paso por Metal Hammer, donde bandas como Mayhem ocuparon ese lugar. En el próximo número sin ir más lejos, la portada será para Gojira. Sin renunciar, eso sí, a los grupos que toda la vida las han ocupado, y es que en la variedad basa su fuerza esta revista, incorporar nuevos contenidos sin renunciar a los de siempre.

En estos tiempos donde tenemos todo a un click, la valentía de lanzar una revista impresa puede verse también como una inconsciencia, pero estamos hablando de un equipo que sabe dónde se mete, que viene de una experiencia que les ha dado muchas pistas de como meterse en este negocio editorial, y a los que esperamos que les acompañe la suerte. El precio de la revista es de 4.50€ que es una cantidad asumible teniendo en cuenta que la publicación es mensual; la revista se puede encontrar en quioscos, pero también se puede comprar online a través de themetalcircus.com, y la inclusión en este primer número de una tirada que venía con el single de Helloween es otro valor añadido que espero sigan explorando en próximos números. ¡Les seguiremos la pista y os animamos a hacer lo mismo!

Avatar
Sobre Toni Lopez 18 Artículos
Toda una vida marcada por el Metal. Televisión, radio y prensa escrita, intentando poner letra a la ciencia del ruido