As I Lay Dying – Shaped by Fire

Nuestra Nota


9.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 20 de septiembre de 2019
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Tim Lambesis - Voz
Phil Sgrosso - Guitarra
Nick Hipa - Guitarra
Josh Gilbert - Bajo, voz
Jordan Mancino - Batería

Temas

1. Burn to Emerge (0:52)
2. Blinded (3:22)
3. Shaped by Fire (3:39)
4. Undertow (3:57)
5. Torn Between (4:01)
6. Gatekeeper (3:25)
7. The Wreckage (4:43)
8. My Own Grave (4:13)
9. Take What's Left (4:13)
10. Redefined (4:15)
11. Only After We've Fallen (3:29)
12. The Toll It Takes (3:56)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: As I Lay Dying – Shaped by Fire
Todos los discos de As I Lay Dying en Amazon


El 8 de marzo de 2013 se firmó el final definitivo para As I Lay Dying. Una carrera excelente arrojada al vertedero por una decisión mal tomada por parte del controvertido lider de la banda Tim Lambesis. La historia es bien conocida por todos y no voy a profundizar en el tema. No es mi labor ni mi intención. El 4 de junio de 2018 se anunció el regreso de la banda con la formación entera mediante una rueda de prensa sincera y aclaratoria. El arrepentimiento y la culpa salió a relucir. Tim cumplió la pena y su primer paso oficial fue pedir perdón y permiso para volver a capitanear la banda. Nos lo merecíamos.

“My Own Grave”, el primer tema que se avanzó del disco, impactó de lleno hace ya más de un año, cuando nadie contaba con un nuevo disco. Poco a poco la maquinaria empezó a trabajar pensando en el futuro. El brutal tema sonó en todos los conciertos de la gira que emprendieron entonces y se convirtió en el nuevo himno de los nuevos AILD. El video del tema llegó a más de 1 millón de visualizaciones en muy pocos días, los fans tenían ganas.

Seis años y 360 días separan Awakened (2012) de Shaped by Fire, el nuevo disco de As I Lay Dying. Para un fan es mucho, pero tras lo acontecido, este disco es un regalo inesperado. Los adelantos de estas últimas semanas nos hacían soñar con un álbum bestial, y tras varias escuchas con el “modo hype alto” puedo asegurar que no podían hacerlo mejor. La banda juega bien todas sus cartas.

AILD siempre ha sido una banda especial dentro del metalcore. Su desviación estilística se aproxima más al metal extremo que al hardcore. Evidentemente usan algunos de los elementos más reconocibles del metalcore como la técnica de batería con breakdows por ejemplo y el combo de voces. Pero el uso de elementos de death metal le otorga a la banda una potencia y violencia que no logramos ver en otras bandas del género, ni siquiera en las bandas de deathcore.

Entrando a desgranar el disco primero me detendré en elementos más técnicos. La producción, muy nítida, nos muestra claramente todos los elementos ejecutando al máximo de su nivel. La batería sustenta el disco de principio a fin como antaño. A Jordan Mancino nunca le falla el pedal ni las baquetas, su trabajo es increíble. Josh Gilbert abandona un poco su trabajo al bajo para mejorar mucho con las voces limpias. La mezcla de guturales de Tim con las voces limpias de Josh es uno de los punto más fuertes del disco.

A nivel de guitarras, los riffs de todo el disco son brutales, en “Blinded” o en “Redifined” podemos encontrar un claro ejemplo de trabajo preciso con un resultado impecable. Tanto Nick Hipa como Phil Sgrosso rinden al nivel de la excelencia; se nota que tenían ganas de volver a ponerse el mono de trabajo. Mención especial para «Gatekeeper», y su dúo de guitarras en modo pletórico. Otra de las mejores virtudes de las guitarras en Shaped by Fire es el juego de diferentes riffs superpuestos apuntalados por el brillante combo de voces, un recurso en alza en detrimento de los solos que aparecen con cuentagotas.

El trabajo de Tim Lambesis merece una reflexión aparte, todo su complejo mundo se ha plasmado en la intensidad de las canciones con letras claramente afectadas por estos últimos años. La pasión con la que canta es la de un cantante novel que tiene ganas de comerse el mundo, pero Tim no es un rookie, imaginad de lo que puede ser capaz. Sus guturales son oscuros y amargos, incluso malignos.

A nivel de temas, cualquier de los once temas de Shaped by Fire es un perfecto ejemplo de lo que es el disco en general. La vieja conocida “My Own Grave” sigue siendo una burrada de canción ahora ya puesta en contexto. “Redefined” huele a clásico inmediato, “Blinded” es otro tema genial. “Only After We’ve Fallen”, con cierto toque groove/death, es otro tema impactante por su originalidad. “Shaped by Fire” posee uno de los arranques de tema más brutales de toda la discografía de la banda. Y volviendo a «Gatekeeper», con su estratosférico solo de guitarras.

Sin duda, Shaped by Fire es uno de los discos del año. A nivel personal, por la profesa admiración hacia la banda de San Diego. A nivel “profesional”, por el excelente retorno de una banda muerta que, cuál Ave Fénix, resurge de sus cenizas. Si buscaban el perdón con este nuevo disco, se lo han ganado. Posiblemente estamos frente a los mejores 45 minutos de música extrema de 2019.

Enorme.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 170 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir