Anvil – Legal at Last

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 14 de febrero de 2020
Discográfica: AFM Records
 
Componentes:
Steve "Lips" Kudlow - Voz, guitarra
Chris Robertson - Bajo
Robb Reiner - Batería

Temas

1. Legal at Last (3:41)
2. Nabbed in Nebraska (4:34)
3. Chemtrails (4:07)
4. Gasoline (4:33)
5. I'm Alive (4:28)
6. Taking to the Wall (4:05)
7. Glass House (3:36)
8. Plastic in Paradise (5:14)
9. Bottom Line (3:05)
10. Food for the Vulture (4:38)
11. When All's Been Said and Done (5:13)
12. No Time (3:15)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Anvil – Legal at Last
Todos los discos de Anvil en Amazon


Hay bandas que a pesar de los problemas financieros, el paso del tiempo y adversidades de todo tipo se mantienen firmes durante décadas persiguiendo su sueño y haciendo lo que les apasiona. Anvil son un ejemplo perfecto de ello: Lips y Robb Reiner llevan dando caña desde el año 1981 y ahora acaban de sacar su décimo octavo trabajo de estudio: Legal at Last (2020).

Durante sus primeros años llegaron a ser relevantes en el mundo del metal y a firmar por discográficas importantes con discos icónicos para el género como el Metal on Metal (1982). En ese momento, y junto a otros artistas como Motörhead, su música sirvió para surgiera la primera ola de thrash metal, influenciando a bandas como Metallica o Slayer.

Sin embargo, después de ese éxito inicial, la banda fue cayendo en el olvido a pesar de seguir en activo y producir material continuamente. En 2008 sacaron el documental Anvil! The Story of Anvil donde se podía ver la cruda realidad del grupo. A pesar de ser una banda de culto en el mundo del metal, sus miembros no lograban vivir de la música y hasta se vieron obligados a sacar el disco This is Thirteen (2007) independientemente, al no encontrar ninguna discográfica que les acogiera. Con la salida de dicho documental, que fue un éxito de crítica y fue nominado a varios premios, Anvil ganó relevancia de nuevo.

Desde entonces han seguido sacando álbumes, entre los que destaca Juggernaut of Justice (2011) y han realizado numerosas giras pasando por nuestro país en varias ocasiones. Ahora nos presentan su última obra Legal at Last.

Con el título y la portada, que muestra un ángel fumando con una pipa en forma de yunque, no hay que ser un genio para saber a lo que se refieren. En la primera canción, la que lleva el nombre del disco, celebran la reciente legalización del cannabis para uso recreativo en Canadá. Una pista muy cañera que es más fácil de definir si digo que recuerda a Motörhead que de cualquier otra forma. Single indiscutible con Lips haciendo un buen trabajo en la parte vocal y el estribillo en canon.

Siguen con “Nabbed in Nebraska”, que cuenta la historia de cuando la policía estadounidense les confiscó la hierba mientras estaban de gira. Es un tema más lento de esos que animan al headbanging que seguro que triunfa en los directos. Hasta aquí los singles, pero la tralla sigue con “Chemtrails”, otro tema veloz (que no el único).

La cuarta pista es “Gasoline”, que al igual que algunos temas de discos anteriores como “This is Thirteen” o “New Orleans Voodoo”, es más lenta y usa recursos similares. “I’m Alive” sube de nuevo el tempo con sus riffs y solos rockeros mientras Reiner muestra sus habilidades tras los parches, que no son pocas.

Continuamos con “Talking to the Wall”, un tema a 6:8 también bastante cañero. Me estaba volviendo loco porqué el riff principal me sonaba mucho… Resulta que es similar al de “Just a Bullet Away” de Metallica, es curioso encontrar estas coincidencias. “Glass House” nos habla de la falta de privacidad en estos tiempos con un poderoso estribillo y otros toques de rock duro.

“Plastic in Paradise” baja un poco el listón respecto a lo escuchado hasta ahora, pero la siguiente lo recupera. “Bottom Line” es otra pieza marchosa con un riff que junto al nombre parece un guiño a “Rock Bottom” de los UFO. Llegamos a una de las mejores pistas del LP en mi opinión, un “Food for the Vulture” que entra con un doble bombo rabioso y unas transiciones muy bien ejecutadas.

Llegamos al final con “Said and Done”, que pasa un poco desapercibida, pero que tiene algunas partes rescatables, sobre todo por parte de Reiner, y es que estamos delante de un gran disco de batería. Nos despedimos definitivamente con un bonus track: “No Time” que es otra de las rápidas que desborda energía.

Si conocías a Anvil y te gusta su rollo, seguro que disfrutarás de este álbum que hace justicia a su carrera. Si no los conocías, también es recomendable pues está muy bien trabajado y la producción es notable. Sea como sea, estos canadienses siguen pateando culos y para ellos parece que no importe cuántos años pasen. Dentro de poco les tendremos de gira por Europa, concretamente les podremos ver el 24 de abril en la sala Boveda de Barcelona.

Avatar
Sobre Aleix Besolí 73 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.