Crónica y fotos del AMFest 2019 - Fabra i Coats (Barcelona), 13 de octubre de 2019

AMFest culmina el domingo su mejor edición con unos brillantes Alcest

Datos del Concierto

AMFest 2019

Bandas:
Pupüt + Alcest + Ainara LeGardon + Lisabö
 
Fecha: 13 de octubre de 2019
Lugar: Fabra i Coats (Barcelona)
Promotora: Aloud Music
Asistencia aproximada: 1000 personas

Fotos

Fotos por Gerard Brull

No tenía previsto acercarme al festival vanguardista barcelonés debido a la inmensa oferta existente ese fin de semana. Pero nadie de Science podía el domingo, así que fui convencido por nuestro “generalísimo” Albert Vila. Del cartel general me interesaban especialmente Foscor, Zeal & Ardor y Alcest, por lo cual, que los franceses estuviesen el domingo descargando, era un enorme aliciente. A eso le añadimos el hecho de la siempre interesante posibilidad de descubrir diferentes bandas nacionales e internacionales que navegan por aguas del progresivo y se meten en los rápidos del vanguardismo sonoro. Alguna de estas experiencias fue terra incognita para mi y alguna que otra cruzó mi Rubicón estilístico. Lo más sorprendente de todo era el horario diurno, muy acertado para un domingo, y los dos escenarios. El emplazamiento es ideal a pesar del calor y del ejército de columnas que custodian la sala, estratégicamente colocadas para que veas lo menos posible.

Vanguardia sonora desde Manresa: Pupüt

Desconocía que en Manresa Pupüt graznaran. Interesante combo de música ambiental que te trasladaba de los frondosos bosques evocadores de Enya pasando por una especie de cantos gregorianos, y, todo ello envuelto en humo y coros angelicales. Voces etéreas y una disposición de los cinco miembros en semicírculo. No llegué a entender el idioma utilizado para las letras y vi con muy buenos ojos la utilización de mazas en la batería para el cambio de texturas constantes. Brumas y atmósferas que iban del reposo a la opresión sonora y en momentos puntuales pesadas guitarras abriéndose paso. El buen sonido hizo lucir a la original banda que arremetió con un tremendo final de post metalque supuso un enorme contraste con lo visto en el inicio. Fuimos del apacible bosque al apocalipsis auditivo.

Alcest cumplen las expectativas

Era mi primera experiencia con los de Stéphane Neige y no defraudaron en un completo, aunque estático concierto. Puntualidad y bellos haces de luces para bienvenirnos con “Écailles de Lune – Part 1” y sus atmosféricos y ampulosos sonidos. Voces etéreas y sensación de espacios abiertos. Neige y Jean Deflandre combinaron voces en temas puntuales caso de la posterior “Protection”, ya con unas guitarras de riffs más pesados marcando los tempos. Un tímido “hola y gracias” al final del tema fue la escasa comunicación por parte del líder. “Oiseaux de Proie” representó al disco Kodama con excelentes maneras siendo uno de los momentos más bellos de la hora larga que duró la actuación.

Mientras esquivaba cabezas y columnas pudimos disfrutar de “Autre Temps” con ese inicio acústico casi acariciado. Bien la base rítmica, pero quedó patente que los dos jefazos son los que acaparan los focos. Me encantó el detalle de tocar algo de Souvenirs d’un Autre Mon con “Les Iris”. Otra gran combinación de voces solistas para un material de gran belleza y solemnidad con ese rasgado tan definitorio de su estilo y tan shoegaze o blackgaze. Continuaron con “Precées de lumière” y con la pausada, instrumental y espiritual “Onyx”. Cuando la tralla hacía acto de presencia las luces rojas tomaban la sala y abrazaban las columnas. Antes de “Kodama” Niege aseguró que estaba “superhappy” de estar allí, un concepto poco metal. Traca final con “Là Où Naissentles Couleurs Nouvelles” y la preciosa “Deliverance” en un final suave y emocionante subiendo el pulso a un concierto que terminó con un rotundo aplauso. Sinceramente espero verlos en sala pronto y con su show completo a pesar de cuajar un buen show.

Ainara LeGardon consigue una atención reverencial

El silencio respetuoso y sepulcral, casi reverencial, hizo que los juegos de volúmenes lucieran en un concierto diferente y experimental. Ainara atacaba con guitarra y voz mientras la batería apoyaba, una batería que a lo largo del show también sería tocada por la propia vocalista vasca. Temas bastante marcianos y vanguardistas que gustaron a unos y desesperaron a otros pero que tampoco se extendían en demasía. Voz muy personal, íntima y emoción por parte de la artista a la hora de dar las gracias. En los valles del show la gente callaba estando más estática que las columnas. El final, lo más atractivo, tuvo retazos metal y grunge que fueron acompañados por un aporreamiento contundente de la batería.

Lisabö ponen la guinda al festival

Interesante la propuesta sónica del sexteto vasco Lisabö que se presentó de varios colores que formaban los de la ikurriña. Su rock agresivo experimental y étnicocantado en vasco es sólido y luce especialmente por sus dos baterías tocando al unísono. Muy mala leche en los temas, mucho groovey palabras de agradecimiento en catalán. Un gran Karlos Osinaga supo liderar el barco a buen puerto recordándome en algún momento a los suecos Burst. Bonito final con el vocalista levantando dos guitarras y frotando sus cuerdas en medio de un caos de distorsión. Buena clausura a un completo festival.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 495 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.