Crónica y fotos del concierto de Abbath + 1349 + Vltimas + Nuclear - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 31 de enero de 2020

Abbath triunfa en Barcelona junto a unos espléndidos 1349, un curioso Vincent y unos geniales Nuclear

Datos del Concierto

Bandas:
Abbath + 1349 + Vltimas + Nuclear
 
Fecha: 31 de enero de 2020
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: Madness Live!
Asistencia aproximada: 700 personas

Fotos

Fotos por Manuel Damea / Pablo H Gándara

Por fin llegó el día de comprobar el estado de forma de Abbath y sus huestes y la verdad que de la sala Salamandra salimos todos más que contentos y satisfechos. Una sala que nunca decepciona en temas de sonido aunque los dos últimos grupos se pasaron con el humo y el ambiente se hizo algo irrespirable en algún que otro tramo del evento. Pero empecemos por el principio.

Nuclear

Que un concierto empiece tan pronto tiene sus cosas malas y es que si tienes que cruzar toda la ciudad para ir a L’Hospitalet posiblemente no llegues a la hora, pero bueno, el retraso fue mínimo pero odio perderme aunque sea una o dos canciones del primer grupo. Por lo poco que había escuchado tenía curiosidad por ver en acción a Nuclear.

«Violence That Burns» fue la primera que pude escuchar y me sorprendió gratamente el buen sonido que tenían pudiendo escuchar todos y cada uno de los instrumentos (algo que duró y mejoró durante toda la noche). Su música bebe del thrash metal de la vieja escuela con claras influencias de Slayer, Testament, Kreator y casos más modernos como Suicidal Angels.

Los chilenos saben jugar muy bien sus cartas y supieron llevar un buen ritmo de concierto además de comunicarse con nosotros y agradecer que ya hubiese un gran número de público para apoyarles entre los cuales habían algunos compatriotas suyos. «Killing Spree» fue la siguiente en caer y pertenece a su último disco hasta la fecha llamado Formula for Anarchy (2015), una canción que nos hizo mover las cervicales a base de ritmos machacones y riffs clásicos pero muy bien ejecutados. Incisivos, agresivos y con las ideas claras fueron a por todas aprovechando esta oportunidad de abrir una gira tan espectacular.

Nos ofrecieron un adelanto de un nuevo disco que está en camino con «No Light After All» que siguió más o menos los esquemas vistos antes. «On Killing» nos abrazó con esa introducción tan Slayer y esa solemne batería que con sus redobles nos hizo entrar en su particular mundo para luego desplegar toda su velocidad y mala leche.

Para terminar optaron por una canción reivindicativa contra el gobierno opresor que tienen en Chile y fue con esta que se vieron los primeros pogos de la jornada. «Apátrida» que dio nombre también a su Ep fue un torbellino de puro thrash metal que hizo mover las greñas de casi todos. Un buen grupo que tras muchos años de lucha parece que empiezan a recoger sus frutos.

Setlist Nuclear:

Confront
God Forsaken Life
Violence That Burns
Killing Spree
No Light After All
On Killing
Apátrida

Vltimas

Ver a grandes músicos como Flo Mounier, Blasphemer o al mismo Vincent siempre es algo de agradecer y si encima van con dos músicos de sesión que lo hacen a las mil maravillas pues mucho mejor. Pero si la propuesta de Vltimas no me convence en disco pues menos en directo y la verdad que fue una pequeña decepción.

Sonido perfecto, una batería sencillamente brutal, todos ellos conjuntados al máximo pero aix, el señor Vincent sin su bajo se le nota desprotegido y sin saber muy bien que hacer con sus brazos y el resto del cuerpo. Además, esa pose tan altiva que indica lo puto amo que es pues no ayuda mucho. Eso sí, unas risas nos metimos todos los allí presentes, el nuevo crooner del death metal. En fin.

Tocaron su único disco de cabo a rabo sin cambiar nada, en el mismo orden (tampoco se van a comer mucho la cabeza). Y bien, si en el disco Vincent está algo comedido pero correcto en directo incluso improvisó algunos cánticos pero, quién le dice algo. Todo un gentleman inventando partes que no venían a cuento, pero ya digo que las risas estuvieron aseguradas.

«Praevalidus» sonó brutal con ese doble bombo infernal que el bueno de Mounier controla a la perfección. Las guitarras sonaban al unisono y con un sonido cristalino y contundente apoyados por un bajo muy presente. Se notaron dejes a Morbid Angel que siempre son bienvenidos por los más trves del lugar.

Algo de black metal con «Total Destroy» para luego calmar algo los ánimos con «Monolith», una canción con un desarrollo más lento jugando con los medios tiempos para luego contraatacar con la veloz «Truth and Consequence». Y así una tras otra que fueron pasando más bien sin pena ni gloria.

Muy correctos en lo instrumental, algo desalentador en lo vocal en algunos momentos pero en conjunto fue un buen bolo aunque la respuesta del público no fue muy ferviente. A ver en que evoluciona este proyecto.

Setlist Vltimas:

Something Wicked Marches In
Praevalidus
Total Destroy
Monolilith
Truth and Consequence
Last Ones Alive Win Nothing
Everlasting
Diabolus Est Sanguis
Marching On

1349

El infierno, la peste, las plagas, la ceniza y el fuego se hicieron protagonistas de la noche con la actuación de 1349 y aquí sí la intensidad y la agresividad fueron los ingredientes principales para dejarnos a todos con el culo torcido. Todos y cada uno de ellos roza la perfección en su performance pero Frost a la batería no parece ni humano. Continuamente estaba alucinando con su extrema potencia tras los parches con esa furia desatada que no dejaba ni respirar, una locura.

Arrancaron sin dilación con «Sculptor of Flesh» de su álbum Hellfire (2005) con ese inicio tan incisivo calentando la sala de una manera brutal. El humo empezó a apoderarse de cada rincón y ellos embadurnados en sus corpse paints o la túnica del bajista no pararon ni un momento. Con un sonido muy nítido a la vez que pútrido se metieron al público en la mano rápidamente.

Una vez enchufados tocaba presentar su último disco y cayó «Through Eyes of Stone», una canción algo más técnica y con un desarrollo más rockero por decirlo de alguna manera. No perdieron fuelle con esos riffs tan Dissection mezclado con unos impresionantes blast beats, muy extremo todo. Su cantante exhalaba sus suspiros y gritos de agonía y rabia de una manera atroz. Continuaron con algo más clásico y es que «Slave» bebe mucho del thrash black de los años 80 y 90. Grimosa y punzante.

Del nuevo tocaron también «Striding the Chasm» siendo una de las mejores de la noche aunque ahogados por el incesante humo que salía del escenario. Luego nos metieron una trallote como «Golem», una canción directa y corta.  «Dødskamp» fue una canción con más melodía y calmada que se agradeció para bajar un poco las pulsaciones, mucho más atmosférica y a medio tiempo en su desarrollo.

Cerraron el concierto con una de su último disco dejando el listón muy alto. Un grupo muy compenetrado tocando de una manera salvaje pero calculada hasta el más mínimo detalle.

Setlist 1349:

Sculptor of Flesh
Through Eyes of Stone
Slaves
I Am Abomination
Striding the Chasm
Golem
Atomic Chapel
Dødskamp
Abyssos Antithesis

Abbath

Eran muchas las expectativas para ver en que forma se encontraba nuestro amigo Abbath y la verdad que por las fotos que se pudieron ver por diferentes ciudades de Europa todo parecía marchar la mar de bien. Y sabiendo que es el puto amo pues su nombre ocupaba casi todo el escenario y eso provocó que todos los demás grupos tocasen en la zona que les quedaba libre (suerte que el escenario es grande). Su nombre hecho de metal y enorme estaba coronado por una impresionante batería que Ukri Suvilehto hizo sonar de maravilla.

Tras una breve intro salieron a escena cada uno con su estética y dio comienzo la batalla con «Hecate» de su último disco del que tocaron un total de seis canciones. Su estilo es muy parecido a lo que hacía con Immortal pero con un componente más rockero. El sonido fue espectacular pudiendo reconocer casi cada detalle a la perfección.

Vaya burrada la batería en «Count the Dead» con esos ritmos contundentes donde el doble bombo tomó el protagonismo. Una canción un ápice más lenta y épica que nos hizo mover las cervicales a base de bien. Con pocas pausas y con poca palabrería entre canciones a excepción de sus grititos y gestos, ajustándose siempre que podía la armadura siguieron sin más dilación con la rápida «Bridge of Spasms» para continuar con la genial «The Artifex», una canción intensa y de corte clásico.

Repasaron un poco más sus dos discos hasta la fecha y la primera sorpresa llegó con la versión del proyecto con un estilo más vikingo en su propuesta, con esos ritmos tipo marcha militar. Pero luego nos invitaron a un viaje de 20 años hasta el disco Damned in Black (2000) de Immortal con «Against the Tide (In the Arctic World)» que sonó realmente bien.

«Calm in Ire (Of Hurricane» y «Outstrider» fueron las siguientes para ya acabar de presentar su última obra para pasar a lo mejor de la noche con dos versiones más de Immortal y un par de bises. «In My Kingdom Cold» sonó cruda y rápida y Abbath demostró estar en plena forma tanto a la guitarra como a la voz manteniendo su registro como hace 25 años y supongo que por la falta de alcohol no hizo tanto el tonto ni el cangrejo, bastante comedido.

«Tyrants» fue una grata sorpresa pero hubiese preferido alguna otra, pero no nos vamos a quejar. Su persistente y recurrente riff principal de la canción se nos clavó en nuestro subconsciente y nos transportó 18 años atrás.

Para los bises nos invitó a la guerra en «To War!» y luego al invierno con «Winterbane» para cerrar un gran concierto con muy buen ambiente viendo a varias generaciones disfrutar de un gran cartel que nos hizo pasar una fabulosa velada envueltos en las tinieblas.

Setlist Abbath:

Hecate
Count the Dead
Bridge of Spasms
The Artifex
Harvest Pyre
Ashes of the Damned
Warriors (I cover)
Against the Tide (In the Arctic World) (Immortal cover)
Calm in Ire (Of Hurricane)
Outstrider
In My Kingdom Cold (Immortal cover)
Tyrants (Immortal cover)
To War!
Winterbane

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 397 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.