A Perfect Circle – Mer de Noms: 20º Aniversario de la obra magna del rock alternativo

Ficha técnica

Publicado el 23 de mayo de 2000
Discográfica: Virgin Records
 
Componentes:
Maynard James Keenan – Voz
Billy Howerdel – Guitarra, bajo, voz, teclado, piano
Troy Van Leeuwen – Guitarra
Paz Lenchantin – Bajo, violín
Josh Freese – Batería

Temas

1. The Hollow (2:58)
2. Magdalena (4:06)
3. Rose (3:26)
4. Judith (4:07)
5. Orestes (4:48)
6. 3 Libras (3:39)
7. Sleeping Beauty (4:10)
8. Thomas (3:29)
9. Renholdër (2:24)
10. Thinking of You (4:34)
11. Breña (4:24)
12. Over (2:21)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: A Perfect Circle – Mer de Noms: 20º Aniversario de la obra magna del rock alternativo
Todos los discos de A Perfect Circle en Amazon


Pocas veces un proyecto B o secundario logra acaparar de forma tan unánime los halagos de toda la comunidad rockmetal. Encontrándose en la delgada linea que separa la genialidad de el mero título de “Banda de Culto” encontramos esta banda que rompe la regla establecida.

A Perfect Circle está basada en los idearios de dos figuras clave, Billy Howerdel y el odioso Maynard Kennan. Si, sé que es una declinación muy personal que no viene a cuento, pero admiro a Maynard por su carrera como artista y no me cae a bien como personaje.

Dicen las historias que cuando Tool se encontró de gira presentando el disco Undertow en 1992 abrieron para la banda Fishbone de la que Billy formaba parte como técnico. Billy era un guitarrista muy completo pues se encargó de las guitarras de bandas como NIN y The Smashing Pumpkins entre otros. Allí nació una amistad que se tradujo en varias demos y una idea final de formar una banda.

Al dúo se les sumó la bajista y violonista Paz Lenchantin, el guitarrista fundador de Failure, Troy Van Leeuwen y finalmente el batería de Primus, Tim Alexander. A Perfect Circle era lo que vulgarmente conocemos como un “super grupo”.

Mer de Noms se publicó muchos años más tarde de esa primera semilla de 1992. Debutó en la cuarta posición de la prestigiosa Billboard 200 vendiendo la friolera cifra de 188.000 copias en una semana. A Perfect Circle se convirtió en la banda cuyo primer disco sería el mejor debut de toda la historia del rock. El disco recibió el título de platino (1 millón de copias vendidas) el 31 de octubre del mismo año 2000.

Su primera gira fue abriendo para Nine Inch Nails en la gira Fragility V2.0 y finalmente acabaron programando su propia gira alrededor de todo el mundo durante ocho meses sin interrupción. A modo curiosidad, Keenan a menudo usaba peluca para tapar su cabeza calva en los conciertos para distinguirse de su personaje en Tool.

Mer de Noms es un disco evidentemente complejo. Ya la portada en si es un verdadero rompecabezas. El misticismo y la marcada simbología en los diseños gráficos serán una constante en la imagenería de la banda, algo que también se traduce en las letras de las canciones. Los símbolos que se ven en la parte central se pueden traducir como “La Cascade des Prénoms” («La Cascada de los Nombres»).

Las letras de Mer de Noms ofrecen una madurez y precisión impropias siendo el disco debut de una banda. La mayoría de las letras del álbum estaban dedicadas a varias personas que Keenan conocía. La lista de canciones consta de varios nombres como «Judith», «Breña», «Rose», «Thomas», «Magdalena», «Orestes» y «Renholdër» (para el guitarrista e ingeniero de sonido Danny Lohner). Curiosamente este último no sabía que la canción era sobre él, pues la distorsión de la forma le engañaba.

La instrumentación del disco es soberbia, la combinación adictiva de las doloridas voces de Keenan con las visibles habilidades de Howerdel así como la compleja producción hacen de este disco uno de los trabajos más impecables de rock alternativo. El sonido moderno de A Perfect Circle solamente se había podido escuchar, en parte, en Tool. Y aún hoy en día es difícil encontrar una banda que se asemeje en algo en el sonido de APC.

Distanciándose de Tool, las canciones de este trabajo son extremadamente melódicas e incluso hermosas, un adjetivo que no acostumbramos a usar cuando hablamos de canciones. Según Keenan:

«La música de APC era muy diferente, así que respondí de manera diferente. El proceso por el que pasamos grabando con Tool es muy orgánico, pero al mismo tiempo está muy pensado. Hay un proceso muy a la izquierda del cerebro de diseccionar lo que estamos haciendo. Está muy orientado a la investigación y a lo esotérico. Con A Perfect Circle, el proceso es mucho más mecánico y orientado al ordenador, pero al mismo tiempo es mucho más emocional e intuitivo. Tool es más un resultado masculino del cerebro izquierdo, y APC es más un resultado femenino del cerebro derecho.»

Sobre las canciones de Mer de Noms, los doce cortes comprendidos en un total de 44 minutos son de una belleza enmarcable. La calidez con la que el disco te abraza posiblemente no te suelte nunca más, siempre habrá un lugar especial para este disco en tu vida.

Arrancando con “The Hollow” y su potente arranque de guitarras trata sobre el lado más primitivo del ser humano con las referencias a un personaje vació que necesita alimentar sus necesidades con sexo. “Magdalena” es algo así como una canción perfecta. Voces, melodías, letras y el solo junto con la oscuridad y la complejidad la hacen la canción más impactante de APC. Seguimos con “Rose” y su capacidad envolvente, oscura y densa.

Con “Judith” encontramos el que fuese el primer single y su primer gran éxito. La canción exquisitamente agresiva contó con un videoclip firmado por el mismísimo David Fincher. La canción trata sobre la madre de Keenan, quien sufrió una parálisis que le dejó postrada 10.000 días en una silla de ruedas. La canción refleja perfectamente la sensación de impotencia del propio Keenan. Una canción maravillosa.

“Orestes” es un medio tiempo muy amable que sirve para preparar al oyente para “3 Libras”, la mejor balada de la banda. Una canción relativamente corta, 3:40, pero delicada y atrayente como pocas. Cruzamos el ecuador y aquí baja algo el nivel de las composiciones, no en cuanto a calidad pero si en cuanto a impacto. Las sorpresas de los primeros cortes ahora son sorpresas ya escuchadas previamente. Así pasamos “Sleeping Beauty” o “Thomas” son canciones de notable alto con unas atmósferas realmente bonitas. “Renholder” es corta e instrumental, con lo que perdemos las voces de Keenan que hasta el momento era el 50% de los cortes.

La recta final la iniciamos con la agresiva “Thinking of You” en la que la esencia metafórica e indescifrable de las letras de Tool hace acto de presencia. “Breña” es tranquilita y “Over” cierra de forma espectacular un disco que aún no has sido capaz de tramitar y procesar.

Con este asombroso debut A Perfect Circle logró pasar de el proyecto B de Maynard a un proyecto A. No es necesario adorar a Tool para adorar a A Perfect Circle, ni viceversa. Yo personalmente no adoro a ninguna de las dos pero si admito que hay momentos, canciones o discos que me ponen la piel de gallina.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 253 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir