5 canciones para volver a la vida según… Xavi Prat

Hace unas semanas casi muero. No, no es una manera de hablar, es literal. Un accidente doméstico casi os deja sin el mejor y más reputado miembro de la familia Noisera. Por suerte, el buen hacer de la sanidad pública logró que saliese del coma y que, poco a poco, fuese reconstruyéndome.

Sí, es algo que marca, que hace que te plantes ante mil dudas y te las cuestiones de nuevo. Es un llamamiento a valorar lo que de verdad importa y a poner tus energías en lo que vale la pena. Vida no hay más que una, y es frágil (os lo dice alguien que lo ha experimentado), así que en el top de hoy vamos a mandar un mensajito a los de arriba o abajo para que nos esperen mucho tiempo, aún, que aquí tenemos muchas cosas que hacer, muchos abrazos que dar, muchas personas que querer y mucha música que escuchar. Vivid, amigos, pues aunque no nos demos cuenta, cada día puede ser el último de esta vida.

 

«Heaven Can Wait»

Artista: Iron Maiden
Álbum: Somewhere in Time (1986)
Autor: Steve Harris

El cielo puede esperar, frase que se repetirá. La muerte es lo único seguro que tenemos al nacer. Todo lo otro, cualquier aspecto de la vida, es incierto, pero que algún día nuestro cuerpo físico morirá e sun hecho (lo que pueda pasar después lo dejo a gusto de cada uno).

En este tema, los señores Maiden nos detallan esa extrañeza que, se supone (o alguna vez se ha documentado) uno siente cuando el alma deja el cuerpo para irse arriba o abajo. Qué sensación tan extraña, ¿no? Salir de tu cuerpo, verlo ahí, (casi) sin vida y preguntarte qué cojones está pasando. Yo no lo experimenté, pero de vivirlo y recordarlo tiene que ser algo aterrador. Menos mal que, según la doncella, vienen a buscarte, te dan la mano y te llevan a la inmortalidad.

Pero, ¿sabéis qué? Que lo hagan dentro de muchos años.


«Heaven Can Wait»

Artista: Gamma Ray
Álbum: Heading for Tomorrow(1990)
Autor: Kai Hansen

Curiosamente tiene el mismo título que su antecesora en este top, el cielo puede esperar. Tema pura y netamente power en todos (y buenos) sentidos: musicalmente alegre, líricamente optimista y un canto a la esperanza, como no podía ser de otra forma. En esta ocasión, el tito Kai explica que a veces tenemos cargas pesadas que llevar, que a veces lo fácil es tirar la toalla, rendirse y mandarlo todo a tomar por culo, si se me entiende y permite. Y sí, para qué vamos a engañarnos, ese hastío existe, es parte de una sociedad podrida, basada en el tener más que en el ser, y en el que vivir (vivir de verdad) ha quedado en un segundo plano.

Los rayos gamma nos lanzan optimismo, como siempre han hecho. Nos dicen que miremos hacia arriba, hagamos una peineta y dejemos bien claro que aún nos quedan muchas cosas por hacer, muchas emociones que experimentar, muchos labios que besar y muchas aventuras que vivir. Que nos esperen, que aquí queremos seguir sintiendo la vida fluyendo por las venas.


«I Will Survive»

Artista: Axel Rudi Pell
Álbum: Nasty Reputation (1991)
Autor: Axel Rudi Pell

Lo primero para seguir adelante, a pesar de los baches, es quererlo. Si no, mal vamos. Sí, todos nos ofuscamos y tenemos momentos de querer enviarlo todo a la mierda, pero intentar que esos momentos sean, mejor, instantes, es casi una obligación.

El señor Pell, con Rob Rock a las voces, lo expresa de forma majestuosa. Esa agresividad no es tan típica de discos posteriores, y para este tema (entiéndase tema como cosa a tratar o como canción) creo que le viene de perlas. Aunque la canción dice que sobrevivirá a una ruptura, creo que si somos capaces de mirar en perspectiva, podemos aplicarlo a cualquier aspecto de la vida. ¿Que esta te golpea? Pues te levantas y sigues. Aunque duela. Aunque cueste. Aunque ya no quieras seguir. Te quitas el polvo de encima, agarras la mala hostia que Rob imprime al tema y das otro paso. No queda otra.


«Rebirth»

Artista: Angra
Álbum: Rebirth (2001)
Autores: Rafael Bittencourt y Kiko Loureiro

Realmente he puesto la portada del disco Rebirth (2001) aunque, quizá, debería haber puesto la del EP Hunters and Prey (2002), ya que ante la duda, me decido por la versión acústica.

En esta ocasión interpreto el tema como otro tipo de renacimiento, uno más profundo o espiritual que literal. Aquél momento en el que te das cuenta que vida solo tenemos una (cuestiones religiosas aparte), que más vale respirar hondo y escuchar a tu corazón. Y hacerle caso, pues si no, aunque siga latiendo, no vivimos.

«Rebirth», en cualquiera de sus dos versiones, es uno de mis temas preferidos de un grupo que, durante muchísimos discos, fue de mis preferidos (valga la redundancia). Recuerdo haber ido a la gira, cuando pasaron por Madrid (sí, en aquél entonces vivía en la capital), y haber sentido como toda mi piel se ponía en mode gallina cuando la bestia parada que es Falaschi interpretó esto. Al acabar el concierto, recuerdo haber dicho a la gente con la que iba «¿Habéis escuchado ‘Rebirth’?» «No -contestó uno-. La hemos sentido». Me parece una definición magnífica para esta pequeña obra maestra.


«Ain’t Dead Yet»

Artista: Eclipse
Álbum: Bleed & Scream (2012)
Autores: Erik Mårtensson, Miqael Pearsson y Magnus Henriksson

¿Que la vida se nos quiere ir? Pues apretamos los dientes, aunque nos jodamos las mandíbulas, y no la dejamos marchar. Lucha, esto es lo que significa «Ain’t Dead Yet», luchar por seguir adelante un día más, otro. Aunque duela, aunque lloremos, aunque arda la garganta y el corazón. Lo que no te mata te hace más fuerte, dijo Nietzche, y los de Mårtensson lo reflejan perfectamente en este corte que ya va  a hacer 10 años (joder, y parece que fue ayer cuando los escuchaba por primera vez…).

Intuyo este tema como algo entre media entre el de Maiden y el de Angra. El primero ya se dan por muerto y el segundo es un puro renacimiento, como su nombre indica, después de que haya pasado algo. Pues, para mí, este tema es ese algo, muy en la línea del tema de Gamma Ray.

Siempre será uno de las grandes canciones de los nórdicos, aunque no la toquen ya en directo.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 324 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.