5 canciones para descubrir a Biffy Clyro según… Beto Lagarda

Es curioso que por estos lares aún mucha gente ni siquiera conozca a una banda como Biffy Clyro. Reventando estadios en media Europa, encabezando festivales como el Download Festival de UK… y aquí aún les recibimos en Razzmatazz.

Biffy Clyro, para los novatos, es una banda de rock alternativo con orígenes en el post-hardcore progresivo de Kilmarnock, Escocia. Fundados en 1995 por los hermanos James y Ben Johnston junto a Simon Neil, la banda cuenta ya con ocho discos de estudio, una BSO, dos directos y un MTV Unplugged.

Quien los haya visto en directo, sabrán que son una de esas bandas con cierta actitud punk sobre las tablas, una banda que no afloja el listón y que se dejan la vida en cada actuación. Personalmente los he visto algunas veces y siempre acabo rendido ante ellos.

En cuanto a su carrera, los escoceses cuentan con varios temazos himno de los que hoy, humildemente, voy a recoger los que para un servidor son los mejores por algún que otro motivo. Vamos a verlos.

Por cierto, para adornar el artículo, os presento una magnífica foto del fotógrafo Steve Gerrard.

 

«Giltter & Trauma»

Álbum: Infinity Land (2004)
Autores: Simon Neil, James Johnston y Ben Johnston

Infinity Land fue el tercer disco de la banda en el que se detectó cierta confusión por parte de los artistas. Por un lado arrastraban el concepto del post hardcore de sus dos primeros discos. Por otro lado estaban empezando a investigar nuevos movimientos, nuevos sonidos.

El tercer disco fue algo así como una bisagra entre lo que fueron y lo que serían. Un movimiento atrevido pero no muy bien ejecutado. Pese a ello, podemos encontrar en él algunas joyas como “My Recovery Injection”, “There’s No Such Thing As a Jaggy Snake” o “Giltter & Trauma”.

“Giltter & Trauma” es una canción ecléctica como pocas. Con un arranque electro industrial de más de un minuto de duración, la banda nos sorprende con unas gruesas guitarras para retroceder en potencia justo en el momento de la entrada de las voces. En dos minutos tocan todas las teclas sin compasión y con buen resultado.

El estribillo ya da muestras de esta nueva dinámica alternativa alejada de los previos cantos hardcore. La canción se desenvuelve muy ligera durante sus más de 5 minutos de duración. En el tramo final podemos encontrar un guiño al pasado con una dura sección de 20 segundos que te volará la cabeza.


«Living is a Problem Because Everyting Dies»

Álbum: Puzzle (2007)
Autores: Simon Neil, James Johnston y Ben Johnston

Puzzle fue el primer disco pensado para el mainstream. Si, así son las cosas. Y con el cuarto disco dejaron de ser un secreto de un reducido grupo de fans acérrimos. Biffy Clyro se presentó al mundo y el mundo conoció el potencial de una banda diseñada para grandes recintos. El sonido de la banda se asemeja ya más al de bandas como Foo Fighters o Muse.

Las letras empiezan a ser melodramáticas en este disco, algo recurrente hasta nuestros días. Este disco ya contiene himnos como “Living is a Problem Because Everyting Dies”, “Saturday Superhouse”, “Who’s Got a Match?” o “Machines”.

Con uno de los arranques más “diferentes” que he podido escuchar nunca, esta canción es una de mis preferidas de la primera etapa de Biffy Clyro. Los cambios de ritmo me sacuden cada vez que la escucho y normalmente, le doy al repeat un par de veces para procesar bien toda la información.

“Living is a Problem Because Everyting Dies” es una canción muy completa y es uno de los primeros himnos verdaderos que Biffy Clyro creó. La instrumentación es suculenta y preciosa, las voces de Simon lucen de maravilla y la base rítmica de los hermanos Johnston me parece formidable. Además, la canción cuenta con unos arreglos y unos añadidos instrumentales así como unos coros increíbles.


«Bubbles»

Álbum: Only Revolutions (2009)
Autores: Simon Neil, James Johnston y Ben Johnston

Si Puzzle fue un paso en firme hacía la notoriedad, Only Revolutions fue la consagración de la banda. Tras una increíble portada se esconde el disco con más potencial de los escoceses. Un disco de rock alternativo perfecto, con canciones monumentales e himnos a diestro y siniestro. Este disco les catapultó a tocar en Wembley Stadium, concierto recogido en el primer disco en directo de la banda. Un live de obligada escucha y visionado.

El disco es una vuelta de tuerca a lo que nos ofrecieron en Puzzle. Composiciones aún más melódicas, con más capas. Canciones de estilo sumamente original y una energía de interpretación siempre afilada. Un disco lleno de contrastes, canciones duras como “The Captain” entrelazadas con otras más melódicas como la imprescindible “God & Satan”. Un disco para disfrutar de principio a fin.

Sin duda, este es mi disco favorito de la banda y “Bubbles” es mi canción favorita. Simple y preciosa, con un estribillo fenomenal. El arranque ya inconfundible da muestras del potencial de la canción. Se trata de un corte in crescendo que desemboca en unos memorables estribillos secundados por un trabajo de guitarra de los más curioso. Me es comlpejo comentar más sobre esta canción pues mi propia relación íntima con ella me impide pensar con claridad. Os lo dejo a vostoros, sacad vuestras conclusiones.


«Mountains»

Álbum: Only Revolutions (2009)
Autores: Simon Neil, James Johnston y Ben Johnston

Y voy a repetirme aquí y sigo en Only Revolutions. Bien podría haber hecho un top 5 de canciones solo de este disco…pero la avaricia rompió el saco.

La segunda que escojo para presentaros es “Mountains”. La sexta canción del disco es también una de las cortas con solamente 3:21 minutos. Se trata de una canción de impacto directo, tras una entrada bastante pausada nos topamos com unas de las mejores letras no solo del disco, sino de toda la carrera de banda. Al igual que con “Bubbles”, la canción cuenta con un estribillo de doble ritmo genial.

Musicalmente estamos frente a una canción de rock puro, guitarreo, batería sin florituras… pero este estribillo es lo más. Sobre todo cuando cambian el ritmo de la canción pasados los dos minutos. Incluso encontramos un pasaje de piano que encaja como anillo al dedo para introducirnos a un brillante colofón final orgásmico. Una canción perfecta.


«Biblical»

Álbum: Opposites (2013)
Autores: Simon Neil, James Johnston y Ben Johnston

Opposites fue un disco largo y complejo, de digestión muy lenta. El salto al mainstream es evidente pero la posibilidad de hacer un disco doble dejó suficiente espacio a la banda para probar cosas nuevas, de experimentar dentro de este nuevo sonido. Solo tenéis que escuchar el inicio de “Black Chandelier” para ver claramente el concepto que tiene Biffy Clyro de la experimentación.

Un disco con letras divertidas y sonidos agradables y mucha energía. Un disco con menos temazos atemporales pero con muy buenas canciones. Aquí escojo “Biblical”, una canción comprendida en el primer disco de Opposites.

Se trata de una canción de casi cuatro minutos de ritmo más pausado con un gran trabajo de Simon en las voces. Un estribillo intenso con coros harán disfrutar a todo oyente que se preste. La batería es algo simple pero la base formada por ella y el bajo rellena todos los espacios en los que Simon no se aplica en las voces o guitarra. Una canción muy disfrutable.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 447 Artículos
Rock en todas sus extensiones