Ulcerate demuestran su calidad en un concierto íntimo y casi privado en Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Ulcerate + Blaze of Perdition + Outre
 
Fecha: 20 de noviembre de 2017
Lugar: Sala Razzmatazz 3 (Barcelona)
Promotora: Madness Live!
Asistencia aproximada: 50 personas

Fotos

Fotos por

Nuestra Previa

No se encuentran artículos

Parece que la temporada de conciertos se está calmando un poco pero la gran oferta durante los meses de octubre y noviembre ha hecho mella en unas cuantas buenas giras que se han dejado caer por la ciudad de Barcelona. Una de las afectadas ha sido la gira que ha traído de nuevo a Ulcerate para presentar su más reciente disco Shrines of Paralysis (2016). Desde mi punto de vista creo que al ser un lunes, tratarse de un grupo de difícil digestión auditiva y llevar dos teloneros prácticamente desconocidos y que no encajaban mucho con la propuesta de ellos fueron elementos suficientes para que el concierto pinchara. El ambiente no estaba mal, ya que 50 personas hacemos bulto, pero cuando has visto la pequeña de Razzmatazz con el aforo prácticamente lleno y siendo una olla en plena ebullición te das cuenta que no es el mejor ambiente para un concierto.

Outre

A la hora programada aparecieron sobre el escenario Outre, grupo de black metal provenientes de Polonia que venían a presentar su disco Ghost Chants (2015) del que nos interpretaron un total de cinco cortes más una versión del grupo Clandestine Blaze. A pesar de que empezaron bien, con un buen sonido y una buena actitud su música no me llegó y se fueron deshinchando a medida que iba avanzando su actuación. Composiciones sencillas compuestas algunas de ellas por apenas dos riffs diferentes que pecaban de monótonas y aburridas. Su cantante era como una versión “barata” de Nergal de Behemoth mientras el resto, sin apenas movimiento, iban tocando sus partes sin aportar mucho más aparte de las típicas poses y algo de headbanging. No me pareció un mal grupo pero si los vi un poco fuera de lugar como he indicado antes. Una propuesta que distaba demasiado con la de los neozelandeses y creo que si hubiese sido un grupo más acorde e incluso uno o dos grupos locales hubiesen congregado más público y todo hubiese sido más coherente.

Setlist Outre:

Chant 6 – Vengeance
Chant 3 – The Fall
Chant 4 – Lament
Chant 2 – Shadow
Fist of the Northern Destroyer (Clandestine Blaze cover)
Chant 7 – Arrival

Blaze of Perdition

Luego llegó el turno de Blaze of Perdition que al igual que sus compañeros no encajaban mucho en este cartel. Su propuesta es un black metal con partes doom y otras más atmosféricas donde las canciones largas tienen todo su protagonismo. Con una puesta en escena mucho más sobria que el anterior grupo nos interpretaron un par de piezas de su más reciente disco Conscious Darkness (2017) que ocuparon la mitad de su repertorio más dos canciones de su anterior trabajo Near Death Revelation (2015) finalizando con “When Mirrors Shatter”. Tanto ellos como Outre no despertaron mucho entusiasmo entre el público más que nada porque no mediaron palabra en ningún momento, tan solo los gritos y gruñidos de sus cantantes mientras interpretaban sus canciones. Eso repercutió en que recibieran tímidos aplausos tras finalizar alguno de los cortes e incluso al final de su actuación costó arrancar esos aplausos finales. Señal de que el público no estaba mucho por la labor. Totalmente entendible.

Setlist Blaze of Perdition:

A Glimpse of God
Ashes Remains
Into the Void Again
When Mirrors Shatter

Ulcerate

Y gracias al mismísimo infierno por dejarnos disfrutar de un grupo como Ulcerate. Por mi podrían haberse ahorrado los teloneros y tocar ellos unas dos horas y media, por pedir que no quede. Tras montar una gran batería que constaba de un kit espectacular con un sinfín de platos, el guitarrista aposentar su enorme pedalera y poner a punto sus instrumentos y que el bajista aporreara su bajo y expulsara demonios por su boca dio inicio su actuación.

Como he comentado antes su música no es de fácil digestión y hace falta darle muchas vueltas a sus discos para poder apreciar todo lo que esconden. En directo la cosa es parecida pero con algunos cambios ya que todo es mucho más orgánico, más visceral y natural. De sus instrumentos emanan notas disonantes que con total sinergia crean un muro de oscuridad, una tensión que va en aumento con otros momentos de pura calma, inquietantes instantes de sosiego con acelerados pasajes de locura máxima.

Durante su hora y pico de actuación repasaron casi toda su discografía dejando apartado solamente su primer trabajo. Empezaron con la canción que cierra su último disco tras una pequeña introducción. Sin descanso nos atacaron acto seguido con “Dead Oceans” de su genial disco The Destroyer of All (2011). Con “Clutching Revulsion” revisaron su disco Vermis (2013). La maestría que tienen para interpretar sus composiciones en directo es hipnótica ya que no paran ni un momento de moverse dotando de un dinamismo brutal a su escenografía más bien pobre. Su guitarrista Michael Hoggard no para de bailar sobre su pedalera grabando partes de guitarra para luego realizar arreglos encima y así sucesivamente. Cambios de sonido, efectos, atmosferas, etc. Todo va saliendo de su instrumento con una naturalidad que no parece de este planeta.

Llegó el momento de repasar el que para mí es su mejor disco Everything is Fire (2009). “Drown Within” es un buen ejemplo de todo lo que engloba la música de estos neozelandeses. Los cambios de intensidad son constantes y es lo que más me sorprende de ellos. Gracias al buen hacer de su batería Jamie Saint Merat son marca de la casa ya que tanto le puede dar a su kit con la furia de un titán como puede ser tan delicado y suave como una pluma. Sus ritmos no son los típicos que encontramos en la música metal y aúna un sinfín de influencias. Sus redobles son hipersónicos y sus bombos son como si una Vulcan Gatling nos dispara con toda su fuerza. Un portento de la batería.

“Abrogation” sonó oscura y densa con un Paul Kelland entregado a cada nota y a cada grito. Verle es todo un espectáculo ya que con su bajo y sus agónicos gritos nos traslada a unos mundos de caos y destrucción, decrépitos paisajes de total desolación. Lo hace todo con una facilidad tan brutal que parece sencillo y no creo que sea sencillo acompañar los riffs de guitarra de su compañero. Nos dejó a todos atónitos con su depurada técnica y lo agradeció mucho a los pocos que nos reunimos en Razz 3.

Con “Cold Becoming” y “Shrines of Paralysis” se despidieron pero el público pedía más y para finalizar nos ofrecieron como bis “Everything is Fire” que sonó potente, delicada y oscura a partes iguales.

Un goce y un disfrute poder contar con giras de esta categoría. Lástima que la gente en general no lo sepa valorar. Esperemos que vuelvan en cuanto saquen nuevo disco y así volver a perdernos por sus recónditos mundos disonantes que nos presentan.

Setlist Ulcerate:

End the Hope
Dead Oceans
Clutching Revulsion
Drown Within
Abrogation
Cold Becoming
Shrines of Paralysis
Everything is Fire

Robert Garcia

Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica… Hay tanta buena música que a veces es mejor dejarse de etiquetas y escuchar la que te emociona y eriza los pelos o simplemente te hace mover la cabeza. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 32 Artículos

Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica… Hay tanta buena música que a veces es mejor dejarse de etiquetas y escuchar la que te emociona y eriza los pelos o simplemente te hace mover la cabeza. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.