TANO – TANO!

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 26 de octubre de 2016
Discográfica: Saltamarges
 
Componentes:
Oskar Garcia
Victor Pelusa

Temas

1. El Despertar (01:32)
2. Rius de Serps (02:29)
3. Un Moment, un Instant (00:41)
4. Quentin Tarantano (02:16)
5. La Torre de les Bruixes (02:58)
6. Takeshi Kitano (01:41)
7. L'Ànima en Pena (02:18)
8. Budisme Tibetano (02:15)
9. Jano Montano (02:00)
10. L'Última Frontera (03:03)

Curiosidad: Los temas que contienen el sufijo "tano" en su título son los temas instrumentales del disco. Os animáis a proponer títulos para su siguiente disco? Empiezo yo: "Nueva Vultano" xD

Multimedia

El mundo de los dúos goza de muy buena salud. Grupos como Bala, DobleCapa, Cala Vento o Udol, por citar algunos, son un claro ejemplo del alto grado de conexión al que pueden llegar dos únicos individuos.

Con miembros de Hurticäde y Anchord, TANO entran en la lista de parejas musicales magnéticas por la puerta grande con un álbum valiente, inteligente y que hará las delicias de los amantes del post-hardcore. Saltando a la yugular desde el principio, “El Despertar” abre el disco sin compasión alguna: tempo frenético, disonancias, voz a lo The Blood Brothers y un estribillo melódico a medio tiempo sientan las bases de lo que nos espera en poco más de un minuto y medio. No se me ocurre una forma mejor de comprimir tal densidad de ideas.

O sí. “Un Moment, un Instant” lo consigue en tan sólo 41 segundos. Pasen y vean, pero no se me despisten que aquí cada milisegundo cuenta: “Ja no vull saber si hi ha un demà / perquè m’acabo d’enamorar / d’un moment, d’un instant”. Pues resulta aún más fácil enamorarse de estos instantes cuando el disco ha sido producido Santi Garcia de Ultramarinos, y masterizado por su hermano Víctor Garcia. Ese tándem nunca falla, y encima esta vez han conseguido plasmar un sonido genuino que refleja aún mejor la originalidad de la banda.

Temas instrumentales como “Takeshi Kitano” ofrecen múltiples guitarras emblemáticas disonantes y baterías que, sin parecerlo, en realidad van a toda leche. Sin conocer los tracks es casi imposible predecir nada. “L’Ànima en Pena” parece intrumental hasta que, para sorpresa de muchos (y goce de todos), entra una voz poderosa. O el gran “Jano Montano” y su “microloop” de guitarra (por llamarlo de alguna forma), que recomiendo fervorosamente escuchar en directo para captar mejor su grandeza.

Sólo hay un tema que rebase los tres minutos, y resulta ser mi favorito. “L’Última Frontera” despacha una intro a medio tempo y media distorsión que, al ganar en intensidad, prepara el terreno para una melodía de voz magnífica: “Sempre he volgut saber què hi ha / molt més enllà d’aquestes muralles / de l’última frontera”. Una duda con final abierto que esconde esa curiosidad innata que todos tenemos pero pocos exploramos con todas sus consecuencias. Quizás para facilitar la reflexión, el resto de la canción no ofrece más letra y sí cambios de ritmo marca de la casa.

TANO son unos chefs con actitud que esferifican múltiples ingredientes con maestría, ingredientes que otras bandas suelen alargar sin demasiado sentido. Un debut que con tan solo 22 minutos sabe a gloria y nos deja con ganas de mucho más. Y hablando de actitud, podremos ver a TANO este viernes 28 de julio en el Actitud Fest (Vidreres). En la edición del año pasado ya la liaron bien gorda, por lo que no quiero ni imaginarme que nos tienen preparado para esta ocasión.

Toni Feliu

Toni es un apasionado de la música. Estudió violín e ingeniería informática. Sus gustos eclécticos, desde el hardcore/punk a la clásica, le permiten usar la música como terapia para no enloquecer (demasiado). Literalmente sin tiempo para pensar, toca la guitarra, el violín y el bajo en 3 bandas, se relaja como DJ y deambula compulsivamente por mogollón de conciertos molones.

Toni Feliu
Sobre Toni Feliu 13 Artículos

Toni es un apasionado de la música. Estudió violín e ingeniería informática. Sus gustos eclécticos, desde el hardcore/punk a la clásica, le permiten usar la música como terapia para no enloquecer (demasiado). Literalmente sin tiempo para pensar, toca la guitarra, el violín y el bajo en 3 bandas, se relaja como DJ y deambula compulsivamente por mogollón de conciertos molones.