Noah Histeria – Hautefaye

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 26 de septiembre de 2017
Discográfica: Autoproducido
 
Componentes:
Doc - Voz
Álex - Guitarra
Salva - Bajo
Javi - Piano, sintetizadores, coros
Daniel - Batería

Temas

1. Hautefaye (7:40)
2. 43 Días Pt. 1 (5:09)
3. 43 Días Pt. 2 (5:34)
4. Elah (1:20)
5. Djemil (5:43)
6. Coloso (8:40)
7. Shiro (9:26)

Multimedia



Noah Histeria es un grupo de Xàtiva (Valencia) formado en 2012 que practican un rock progresivo, o art rock como ellos mismos se etiquetan. En 2014 vio la luz su primer trabajo en formato EP que contenía seis canciones de un rock/metal progresivo con aires pop, sobre todo en las voces, una producción muy correcta pero a su vez bastante genérica y, aunque destilaba calidad, le faltaba algo. Este primer trabajo, pero sobre todo sus directos, les catapultó a ganar varios premios ya que en sus actuaciones es donde demuestran sus dotes y habilidades, mostrándose un grupo mucho más enérgico y orgánico. Con este nuevo disco han tocado la tecla correcta y han realizado un trabajo excelente desde el segundo cero hasta el final. Se trata de un disco conceptual que gira en torno a unos hechos acaecidos en el pequeño pueblo de Hautefaye (Francia) en el que la histeria colectiva convirtió en caníbales y asesinos a sus habitantes al beber un vino contaminado. Tras este concepto que da nombre al grupo nos hacen viajar entre varios personajes que nos van desgranando la historia y relatando esos hechos tan desafortunados. Estos personajes son el Coloso, Djemil y Wizafut.

El disco empieza con “Hautefaye” de forma delicada con un piano y una atmósfera que te invitan a un mundo de misterio guiado por la voz de Doc que te introduce sin darte cuenta hacía el propio inicio de la canción con una base muy jazz que desprende frescura en cada una de las notas. Aquí es donde nos damos cuenta de la evolución que han sufrido estos chicos, una transformación hacia una música mucho más asentada reflejando el duro trabajo que han tenido que desarrollar. Las guitarras entran en acción desbordando el matiz progresivo y dando rienda suelta a unos riffs muy Dream Theater. Es habitual que los americanos vengan a tu mente en muchos pasajes de este disco ya que el tratamiento de los instrumentos es bastante parecido tanto en bajo, guitarra o teclados. La batería queda un poco más discreta cosa que no quiere decir que no desborde calidad por todos sus poros. Las intensidades con las que juega la percusión es lo que más me ha gustado sabiendo adaptarse a cada uno de los momentos que conforman todo el disco. La voz sirve de hilo conductor entre todas las canciones donde vas descubriendo la historia en la que sus protagonistas se ven involucrados. Al tratarse de un disco conceptual se debe escuchar en su totalidad y aunque las canciones por si solas pueden funcionar es en conjunto donde realmente crean un ente con personalidad. Un grupo bastante recurrente y clara influencia es también The Contortionist que juegan mucho con esos pasajes delicados para luego darte en todos los morros con guitarras potentes y virguerías progresivas.

“43 Días” está formada por dos partes diferentes. Este título, tal como han explicado ellos, se le puso por los días que tardaron en terminar la canción, en dejarla completamente terminada aunque confiesan que pudieron ser más días. Delicada y potente a partes iguales. Destaco la parte instrumental con unos aires muy orientales en la que al grupo se le ve disfrutar y dar rienda suelta a su imaginación compositiva. Vuelven a tu cabeza las magistrales piezas de Dream Theater, y oye, no creo que sea malo que te comparen con uno de los mejores exponentes del metal progresivo a nivel mundial.

“Elah” nos introduce a un cósmico universo con unas voces etéreas y una atmósfera que te van dirigiendo como puente hacia “Djemil” que empieza con unas guitarras poderosas para de pronto calmarse detalle que van repitiendo durante toda la canción con un final cañero y contundente. Juegan muy bien con los cambios que no paran de sucederse en este corte que me parece uno de los mejores del disco donde la influencia de los grupos de la década de los 80 se nota sobre todo en los teclados.

“Coloso” empieza con unos teclados que me vuelven a recordar a las bandas sonoras de las pelis de los 80 para de pronto encontrarte con un bajo distorsionado, topando con un muro en el que la guitarra entra de golpe para no dejarte escapar. Una auténtica maravilla que va evolucionando hasta quedar atrapado por las delicadas voces de Doc donde también la parte instrumental se calma y nos muestra a un grupo que emana frescura. Las líneas vocales están tan o más estudiadas que el resto de instrumentos dirigiendo al resto hacía una expansión de su propia música. ¿Delicadeza y rudeza en una misma canción? El yin y el yang, como debe ser. Es este contrapunto lo que te atrapa a su música y quieres seguir escuchando para ir descubriendo con que nuevo detalle o cambio te van a sorprender y ten por seguro que lo harán.

“Shiro” pone punto final al disco y de qué manera. Epicidad sería la palabra más acorde para definir los más de nueve minutos de duración que tiene. Un derroche de maestría a los instrumentos con unos cambios geniales entre los diversos pasajes a los que te invitan. Un consejo para escuchar este disco es cerrar los ojos y dejarte llevar para así poder desconectar de este loco mundo y adentrarte en otro un poco loco también pero lejano y maravilloso a partes iguales.

Quiero destacar también su artwork que me parece exquisito captando a la perfección el concepto del disco y sobre todo del coloso representado por un enorme toro. Tanto la gama de colores como el diseño en sí me parecen de una calidad muy acorde con lo que uno se encontrará en el interior del disco. Están presentando Hautefaye por toda la península así que no dudes en pasarte por uno de sus conciertos para poder disfrutarlo en directo y apoyar al grupo.

Robert Garcia

Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica… Hay tanta buena música que a veces es mejor dejarse de etiquetas y escuchar la que te emociona y eriza los pelos o simplemente te hace mover la cabeza. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 54 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica... Hay tanta buena música que a veces es mejor dejarse de etiquetas y escuchar la que te emociona y eriza los pelos o simplemente te hace mover la cabeza. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.