Entrevista a Juan Antonio Muñoz, director de Madness Live y del Festival Be Prog! My Friend (I)

‘El Be Prog es una combinacion tan compleja que nunca ha acabado de explotar’

La promotora Madness Live siempre está en boca de todos, ya sea por el Be Prog, por traer a Maiden a un estadio, por ideas como el Green Madness o por sacarse nuevos festivales de la manga cada dos por tres. Y detrás de gran parte de estas iniciativas está la figura de su fundador, director y mastermind, Juan Antonio Muñoz, que desde sus inicios en el Alhama Metal Fest de su localidad natal ha conseguido convertir a Madness en una de las promotoras de referencia en España. Como a parte de tener muchas ideas también tiene mucha charleta, nos hemos visto obligados a dividir la conversación de más de una hora que tuvimos en dos volúmenes. Este primero lo centramos en el oficio de promotor y en la niña de sus ojos, el festival Be Prog! My Friend. ¡Vamos allá!

SofN: ¡Muy buenas Juan Antonio! Antes que nada, pues muchas gracias por dedicarle un tiempo a responder estas preguntas para Science of Noise.

¡A vosotros hombre!

SofN: Bueno, cuéntanos en cuáles de los múltiples fregados en los que estás metido Madness Live has estado trabajando hoy…

¿Hoy? Pues mira, acabo de salir de una reunión con un estadístico, para intentar mejorar los análisis de datos y la información de la gente que acude a los conciertos, tanto en las giras como en el Be Prog para tener un poco de información más concreta de este público, cuáles son sus movimientos y su manera de interactuar a la hora de decidir a qué conciertos asistir.

SofN: ¡Muy interesante!

Sí, es algo muy curioso que ya llevamos tiempo dándole vueltas y justo hoy estamos un poco con ese tema, ahí aprendiendo.

SofN: Y la idea de esto entiendo que es intentar optimizar procesos de márketing.

Sí, ese tipo de cosas. Es algo que siempre hemos hecho un poco intuitivamente. Nos hemos basado en nuestros gustos musicales particulares, normalmente míos, a la hora de contratar a los artistas, y ahora vamos a intentar aprender un poco el funcionamiento de esto, porque parece que hoy día el análisis del big data éste es fundamental. Así que bueno, ahí estamos, aprendiendo.

SofN: Supongo que eres consciente que los promotores generan más fascinación entre el público que muchos músicos. Y por eso creo que esta entrevista seguro que va a tener mucho más éxito que muchas de las que hcemos a bandas de cualquier tamaño. Y ya te digo que me he tenido que aguantar para no sacarme cincuenta o sesenta preguntas.

(risas) Bueno, yo encantado de responderlas!

SofN: (risas) Es bueno saberlo! ¿Por qué crees que ocurre esa fascinación que hay precisamente aquí hacia la figura del promotor?

Bueno, yo no sabría decirte si es fascinación. Yo creo que siempre ha habido un cierto oscurantismo entorno a la figura del promotor. Siempre ha estado un poco oculto, no se sabía quiénes eran ni se le ponía cara a quien lo hace. Yo soy de una generación joven, soy del 85, y los promotores anteriores, sin citar a ninguno, eran como empresas que si bien lo hacían por intuición a lo mejor tampoco entendían tanto de música, con lo que se movían un poco por puro mercantilismo. “¿Este grupo vende entradas? ¡Pues venga, contrato a éste!”.

Ahora los tiempos están cambiando y hay mucha gente que se interesa o incluso le gustaría dedicarse a esto, con lo que lo que hacemos llama la atención. ¡Cuánta gente he conocido, fan de la música como yo, que han intentado ser promotores! Pero es que no es tan fácil. Intentarlo es una cosa y llegar otra. De ahí quizás que haya ese interés.

Muchas veces, desgraciadamente, ese interés es para criticar o para sacar el aspecto negativo. Para decir “¡estos son unos sacaperras!”. Pero la gente, en realidad, y hablando claro, no tiene ni idea de lo que se cuece aquí dentro. Les parece que es todo jauja, pero nada más lejos de la realidad. Es muy difícil, muy arriesgado y es muy fácil arruinarte. Conozco muchos casos de gente que se ha arruinado hasta hundirse, y yo mismo he estado arruinado dos veces, y he sobrevido gracias a que me prestara dinero gente. Estás sempre al límite, y es muy complicado mantenerse.

Pero bueno, yo creo que llama la atención y despierta curiosidad porque a la gente le gustaría poder dedicarse a esto. A los que nos gusta la música nos gusta poder trabajar con esto. Yo todavía mantengo la ilusión al máximo y me emociono de trabajar con artistas que jamás en mi vida me habría creído que lo lograría. Y es emocionante. Así que imagino que por eso despierta interés, sí.

SofN: Bueno, supongo que es como un entrenador de fútbol, ¿no? Que todo el mundo puede ser entrenador desde el sofá de su casa, y lo del promotor es más o menos lo mismo.

Sí, sí (risas). Es una comparativa posible.

SofN: Te me has adelantado un poco a mi siguiente pregunta, ya que has comentado que el promotor a veces se vé como el malo de la película, el que está contando billetes a costa de las bandas y los fans. Pero bueno, todo el mundo que conoce un poquito el mundo de la promoción de conciertos sabe que lo más habitual es perder dinero.

Hombre, es curioso. Y además, tenemos el ejemplo claro ahora del concierto de Iron Maiden, que hemos tenido un montón de críticas negativas, muchas quejas… y todavia a día de hoy se vé en los posts y en las publicaciones como la gente nos llama estafadores, nos han mandado emails o amenazas… bueno, todo muy curioso. Mira, la gente no sabe que muchas veces los precios de las entradas los marcan los mismos artistas, o que se ponen de forma consensuada. O la gente no se ha parado a pensar, por más que se ponga a Iron Maiden en un altar (que yo los pongo el primero), que a lo mejor la entrada es tan cara porque Iron Maiden cobra muchísimo o porque el alquiler del estadio cuesta como comprarte una casa. Una casa grande y cara. Pero la gente no se para a pensar eso, sencillamente dice: 85 euros la más barata y hasta 240 la VIP: ¡Esto es una estafa! La gente no tiene ni idea y en vez de pensar o de pararse a razonar un poco su opinión antes de lanzar la bilis en las redes sociales pues tira por el camino de enmedio.

Bueno, pues yo insto a todo el mundo que desde el sofá y la pantalla del ordenador o del móvil da su opinión libremente a que lo intente. Emprende y prueba a hacerte promotor, porque esto es muy difícil. Las cosas cuestan dinero y los batacazos estan a la orden del día. Estos días estamos con Russkaja, por ejemplo, hoy en Valencia, ayer en la Salamandra y mañana en Madrid. En festivales como el Viña Rock u otros puede haber veinte mil o cuarenta mil personas viéndolos: lo petan y se sabe las canciones todo el mundo, pero ayer metieron ochenta peladas en Barcelona, con el batacazo económico que supone eso.

Este mundo es complicadete y la gente se cree que es muy fácil, que estamos contando billetes todos los días y que estamos bañados en oro. Incluso había gente que dijo en algun foro que como yo soy de Alhama de Murcia, que era el ricachón del hijo del de El Pozo y por eso tenía tanto dinero. Es disparatado lo que le da a la gente por opinar, pero bueno, el mundo es así y todo el mundo opina y la opinión de todo el mundo vale, o sea que es lo que hay. Son los tiempos que estamos viviendo ahora.

SofN: Bueno, y además vosotros sois muy activos en las redes y además hacéis cosas distintas, con lo que de una forma también os expone a que la gente os ponga en el punto de mira.

Claaaro. A ver, a veces desanima el que las propuestas tengan esa percepción tan negativa y tan dolosa, que parece que la gente está personalmente indignada. Pero bueno, no vamos a cambiar la actitud de intentar innovar. Y muchas veces no es innovar, sencillamente es aplicar cosas que ya hacen gente de fuera como norma. Nosotros sencillamente cogemos esa idea, le damos forma y la aplicamos aquí o intentamos mejorarla (alguien diría que la empeoramos), pero creo que intentamos proponer cosas diferentes, y continuará siendo así.

SofN: Tal y como ya has dicho, tú eres de Alhama de Murcia. Y empezaste tu carrera como promotor organizando un festival en tu pueblo, el Alhama Metal Fest allá por 2005 o 2006…

La primera edición, 2004.

SofN: Pues mira, hace ya quince años prácticamente. ¿Cuál es tu primer gran recuerdo como promotor?

Hombre, ha habido muchos. Los más especiales, lógicamente, son cuando hay una banda que te gusta mucho, tienes la suerte de poder traerlos y de trabajar con ellos, y encima en el aspecto humano sea memorable. Que sean buenas personas, que puedas tener buenos ratos con ellos, que los conozcas y no te decepcionen. Y tengo la fortuna de decir que en la mayoría de ocasiones es así, porque además ellos perciben el factor humano y que nosotros somos realmente fans de la música, sin dejar nunca de ser absolutamente profesionales. Por ejemplo Meshuggah, que es de mis grupos favoritos, la primera vez, como buenos suecos que son, fueron super fríos.

SofN: Ya tienen pinta, ya.

Pero porque son así. Pero luego ya en la segunda ya hablamos un poco, y poco a poco nos hemos conocido… Aunque nunca hubo ese calor que siempre ha habido con Anathema, por ejemplo, con los que he vivido algunas de las experiencias personales más profundas, como tener a Vincent llorando y yo llorando en su hombro. En el mismo segundo Alhama Metal Madness, en 2006, por ejemplo, recuerdo estar con Helmut de Belphegor tomándonos unas cervezas en la discoteca del pueblo, y el tío como diciéndome “¿Por qué me has traído aquí, es que no hay otro sitio?”. (risas)

Tengo experiencias personales super emocionantes y de todo tipo con grupos que me gustaban desde que era un chaval adolescente, y hasta día de hoy es algo que todavía sigue sucediendo. Y yo me quedo con eso. Sin duda son recuerdos inolvidables que se quedan de por vida. Solo vivir eso ya es un sueño hecho realidad. Alucinante.

SofN: Y a la vez bueno, ¿cuáles han sido los momentos que recuerdas como más jodidos o en los que has acabado más decepcionado? Ya sea algun proyecto, la respuesta del público, con bandas, etc…

Sobretodo cuando por más empeño que le pones en intentar que grupos que tú consideras que por su carrera, su actitud o su manera de trabajar lo merecen, ves que no funciona y que no conectan con la gente. Eso es un poco decepcionante. Por ejemplo, sin ir más lejos, el Be Prog es un reto super complicado, y aunque este año va todo muy diferente a años anteriores y creo que será un éxito, en mi cabeza era un proyecto que yo siempre había pensado que tenía que ser mucho más grande, tener mucha más repercusión, generar mucho más interés, concentrar a mucha más gente… Y no, no está sucediendo, quizás porque es una propuesta distinta. Está creado para la gente que le gusta la música de una manera diferente y es un festival que lo que se vive es una experiencia diferente.

Tal vez te decepciones en cuando pones el empeño duro en trabajar con algun artista y no funciona por más que te guste. Que esperes una buena respuesta y que al final tengan que tocar en una sala medio vacía. Recuerdo a Oceansize, por ejemplo, grupazo. Les trajimos nosotros a la Starlight de Barakaldo, una sala muy grande en la que había como setenta personas. Fue muy triste. Ver a un grupo así de bueno tocar en una sala tan vací a mí casi me dolía verlo. Esas cosas decepcionan, pero bueno, tampoco es una decepción del todo.

SofN: Bueno, tanto llevais a Iron Maiden a un estadio como a Anciients a Rocksound. Cojéis un abanico inmenso de tamaños, así que supongo que una por la otra deben compensar.

Sí, eso es parte de la personalidad de la promotora, y no cambiará. No te quiero decir que vamos a hacerlo siempre, porque conseguir los grandes conciertos es complicado y conseguir los pequeños a veces también. Si miras las proporciones a veces pierdes más dinero en un grupo pequeño como Anciients que no en otro en el que arriesgas mucho más, que piensas que aparentemente es una locura pero que luego funcionan mejor. Pero bueno, eso es parte del carácter de la promotora y no cambiará.

SofN: Bueno, vamos a hablar un poco del Be Prog, que seguro que es la niña de tus ojos. Este año ya se celebra la quinta edición y bueno, como decías el festival ya está bastante consolidado de una forma u otra. Está en el calendario, gana premios internacionales, mucha gente ya le es fiel y compre el abono a ciegas cada año, pero me decías que esperabas que al cabo de cinco años ya hubiera despegado hacia algo mucho mayor de lo que es. ¿En temas de asistencia, sobretodo?

Sí, en asistencia y un poco en repercusión. A ver, repercusión tiene, pero le falta un poco ese favor del público, y por un motivo u otro no acaba de tenerlo. Quizás porque la idea es compleja, y eso hace que destaque en algún sentido pero en otros pase totalmente desapercibido. Destacan que es original, ya que no hay muchos festivales a este nivel que se centren en el rock o el metal progresivo en cualquiera de sus vertientes, y que combinen las concepciones más clásica y más contemporánea.

No hay muchos festivales que arriesguen así, y de ahí que haya llamado la atención y que la gente se interese más en él y sea curioso para el público, pero por otro lado está esa combinación tan compleja para mucha gente hace que nunca termine de explotar. En mi cabeza, ya tendríamos que haber hecho más de un sold out en estos cinco años. Por más que esta edición vaya bien, ya que es la que mejor va, para mí ya tendría que ser sold out. No ya por el negocio y el dinero, que también, claro, sino porque el evento lo merece.

Es complejo, pero tenemos que seguir trabajando tanto yo como todo el equipo con una ilusión tremenda, mejorando y dedicándonos cada año más, pues al final las cosas van saliendo, aunque sea una propuesta diferente y que parezca que cuesta de entrar.

SofN: Al ser solo diez bandas, ¿Sientes que la gente aún va más por los grupos que por el festival o creéis que ya habéis alcanzado a conseguir lo contrario? Porque claro, al haber tan pocas bandas, supongo que si te gustan bien, y si no no tanto, ¿no?

Hay de todo. Hay distintos modelos de festival y obviamente distintos tipos de público. El Be Prog está muy orientado a la música, está hecho para amantes de la música. No es un festi al que vayas si un grupo no te gusta porque la entrada es proporcionalmente cara comparada con otros festivales. Aunque nosotros creemos que el precio es justo porque lo que se ofrece es una experiencia diferente. No es un festival de masas. Las bandas que tocan en Be Prog se disfrutan de una forma especial y eso es algo que el que ha estado allí lo puede corroborar.

Al final el público decide, y hay gente que prefiere un festival más para disfrutar también de compañía y gente que prefiere ver grupos y difrutar de la música. Aquí la balanza se inclina un poco más hacia ese lado, hacia la calidad musical, un entorno cómodo y bonito en el que la gente está muy a gusto y que goza de un sonido muy bueno. No es perfecto porque no hay nada perfecto, pero creo que para el amante de la música, las circunstancias son perfectas para poder disfrutar de un grupo y de un concierto.

Entonces claro, la propuesta es muy distinta a la de un festival masivo, y ese es el arma con el que jugamos. Al final tampoco podemos decir que el público potencial sea solo amante de la música y nada más, porque muchos son muy amantes de la música pero ese fin de semana vienen a pegarse el fiestón. Así ha sido desde la primera edición y conozco un montón de ellos. Se pegan el fiestón del año, disfrutan de esos grupos que les gustan y a última hora del festival acaban patas arriba. Lo que está bien también, oye.

Lo que ofrece este festival es diferente, pero cada uno lo toma como quiere al final.

SofN: Y tal y como está ahora, ¿cómo te gustaría verlo, por ejemplo, en cinco años? Yendo como hasta ahora ¿lo ves con continuidad indefinidamente bien, o crees que necesita algun cambio de formato?

Hummm… a un formato más grande desde luego no, porque la capacidad de 5000 personas que tiene el Poble Espanyol es suficiente para el festival. No hay una idea clara tampoco. A ver, el sueño siempre ha sido traer a Rush, que ya es imposible, a Tool o a Gilmour…. El sueño de traer a los grandes siempre está ahí. Realmente nos encontramos cómodos trabajando en ese espacio, y si no lo hiciéramos ahí creo que cambiaría mucho la idea de lo que es el festival.

A día de hoy lo importante es que continúe y sobreviva. Que el festival sea autosuficiente, porque de momento ya te puedo decir que solo se ha perdido dinero en Be Prog, en todas las ediciones. En la última la que menos, pero se ha seguido perdiendo dinero. El objetivo es que el festival se sustente por sí solo y que deje de ser deficitario, algo que yo confio que va a suceder ya en esta edición. Así que ese es el objetivo: que se mantenga, porque creo que la música lo merece. Y al que le guste la buena música creo que merece tener un festival así.

SofN: Año tras año habéis ido cambiando y matizando cosas. El primer año era un solo día, luego intentásteis hacer conciertos en la Sala Upload, lo que no acabó de funcionar e hizo que lo intentárais con la glorieta. Después abristéis a dos días, siendo el primero un poco como un bonus introductorio, y ahora es el primer año en el que realmente repetís un formato con dos días y carteles de cinco bandas de calidad equivalente. ¿Estás ya convencido que este es el formato correcto y que vais a continuar así?

Sí, sin duda. A veces la gente dice “Sería mejor más bandas” o “sería mejor tal otra cosa”, pero el estar en Poble Espanyol, con todo lo bueno que tiene, también deja limitaciones. Por la mañana no se puede poner grupos y más tarde de las dos / dos y media de la madrugada tampoco, con lo que realmente el formato tiene que ser éste. No hay tampoco mucho margen. Puedes meter una banda más por día, ¿pero a costa de qué? Pues de que los shows de todas las bandas sean más cortos, y no creemos que eso sea una buena idea. Prefiero que Steve Hackett o A Perfect Circle toquen una hora cuarenta y cinco o dos horas, que es lo que van a tocar, en vez de una hora como van a hacer en otros festivales.

Quiero que el que venga sepa que aunque la entrada es proporcionalmente cara, va a ver un show completo de A Perfect Circle en un sitio cojonudo, va a ver el de Pain of Salvation entero, el de Baroness prácticamente entero, el de Steve Hackett, el de Sons of Apollo….. Es ponerle valor a eso, así que yo prefiero tener menos bandas y que todas sean de calidad. Que no haya relleno, que el relleno se está poniendo muy de moda. Con todo el respeto a las bandas, ojo, que lo que se le llama relleno en un festival siguen siendo bandas que hacen su show y en muchos casos muy bien.

Pero me refiero en que hoy en día muchos festivales utilizan eso para decir “tengo cien bandas”, aunque luego te pones a mirar en el cartel y bueno… Yo prefiero mantener la idea de que sean todas las bandas potentes, que no haya “relleno” y que sea todo lo mejor posible, con cosas exclusivas y que no se puedan ver normalmente por aquí.

SofN: Por eso mismo que dices, supongo que confeccionar un cartel de solo diez bandas tiene que ser complicado, ya que todas ellas tienen un gran protagonismo relativo. En un festival más grande me imagino que no tienes que ser quizás tan meticuloso, pero aquí cada una tiene mucho peso. ¿Cómo afrontas el diseño del cartel año tras año?

Pues es bastante complicado. Aunque evidentemente el festival está encasillado en el prog, tampoco nos limitamos exactamente al prog. Cuando confirmamos a A Perfect Circle, por ejemplo, mucha gente nos dijo “¡pero esto no es prog!”. Lo mismo pasó con Meshuggah, y eso de lo que es o no es prog es una polémica que continúa hasta el día de hoy. ¡Y que dure! Lo que se apuesta es por música de calidad y que diga algo más, que transmita, que emocione, que tenga matices distintos, que no sea mainstream ni comercial. Otra cosa es que tengan temas comerciales, o que saquen discos que tenga un cierto éxito comercial, pero siempre en base a calidad y autenticidad.

Confeccionar el cartel no es fácil, y de eso a veces la gente no se hace la idea. Por ejemplo, este año hemos estado cerca de traer a Ayreon. Hemos hablado con Arjen Lucassen directamente, y esta misma semana hemos estado discutiendo para el Be Prog del año que viene, para atarlo ya… y al final nos ha dicho que no. Ha dicho la idea del festival le gusta mucho, pero por historias personales ha dicho que no. Quiero decir… no es fácil configurar el cartel, y aunque en casi todas las ediciones hemos acabado muy satisfechos con el cartel que se ha conseguido, no es fácil que todo encaje y que tenga sentido, que las bandas sean buenas y que se pueda combinar.

Fácil no es, pero bueno, yo creo que todos los años sigue una línea más o menos coherente y a la gente le suele gustar. Unos años más a unos, y otros años menos, pero bueno, creo que es una propuesta única y eso, al que le guste, pues a disfrutarla.

SofN: No sé si has tenido la oportunidad de ver muchos de los conciertos, ya que me imagio que irás de culo los días del festival. Pero de los que has visto, ¿cuáles son los que más te han impresionado?

Bueno, en la primera y en la segunda yo creo que no vi prácticamente nada. Conforme pasan los años se va aprendiendo y se va mejorando, con lo que ya puedo disfrutar un poco más. Ulver el año pasado, por ejemplo, me encantó. Para mí uno de los discos que más me han gustado en los últimos años, y lo disfruté muchísimo. También el año pasado creo que Leprous se quedaron con todo el mundo boquiabierto… Es que ha habido actuaciones muy buenas, porque Camel fue una maravilla, su concierto fue para enmarcar. Está feo que lo diga yo, pero es que son todas bandas tan buenas que es hasta difícil quedarse con alguna, pero yo creo que bueno, por el momentum de la banda lo de Leprous fue genial. Steven Wilson fue una maravilla también… es difícil quedarse con uno.

SofN: El de Steven Wilson es con el que me quedaría yo. Hemos hecho un reportaje entre varia gente que ha ido a menudo a Be Prog, y el de Steven Wilson causó realmente sensación. Para mí también fue espectacular.

Lo de Steven Wilson fue colosal. Un sonido perfecto, un ambiente genial… Es complicado quedarse con uno, pero eso, si voy buscando un poco el momento, por como se dio, por ser los últimos el año pasado, pues Leprous. Pero es que las bandas son muy buenas, lo raro es que haya habido alguna mala.

SofN: Mala quizás no, pero hay alguna que te haya decepcionado un poco?

Como bandas en sí, y su show, no diría que ninguna. Tuvimos bastantes problemas de sonido en la primera edición con Pain of Salvation, más tarde también con Meshuggah y con alguna otra, pero tampoco es algo a achacar a las bandas… bueno, lo de Pain of Salvation sí (risas), aunque fuera por cosas técnicas y no por culpa de ellos. Decepción… mira, quizás Between the Buried and Me, que es uno de los grupos que más me gusta, y el show fue muy bueno pero quizás no fue tan bueno…

SofN: Mira, justamente esos te iba a decir yo. A mí en disco me encantan, pero las tres veces que los he visto en directo no me han acabado de gustar casi nunca.

Eso es, que hay un no sé qué ahí… hummm… y mira que me gustan, me llevo con ellos genial, tengo un trato estupendo. Un plumazo cada disco que sacan, son buenísimos, pero en los shows, salvo la primera gira que hicimos cuando presentaon Colors…. Fue la primera vez que vinieron, y salvo aquella, que sí que me pareció un concierto sublime, las otras veces han sido buenas, porque tocan de la leche y tal, pero no me han dejado boquiabierto, y eso es a lo mejor lo que me hubiera esperado en el Be Prog. Pero tampoco fue un concierto malo, ¿no? Lo que pasa es que el nivel que se le exige a un grupo como ellos es de que sea super sobresaliente, y no lo fue.

SofN: ¿Habrá fiesta de presentación este año, así como el año pasado hubo el concierto acústico de Vincent?

Pues hasta última hora todavía no lo damos por descartado. Puede que haya algo. No sabemos la fecha y no sabemos cómo, pero puede que haya algo. No está descartado al 100%.

SofN: Xavi ha cerrado la galería, o sea que ahí seguro que no será.

Claro, ese ha sido otro hándicap también, porque cuando ya lo teníamos casi casi…. jooder, ahora tenemos que rehacer, buscar otro sitio y otra fecha, y ya el artista que podía ya no puede. Así que bueno, estamos ahí planteándolo. Puede que se haga algo, ya veremos el qué, el cómo y el cuándo.

SofN: La última que te quiero preguntar del Be Prog es el hecho que el año pasado se solapara con el Rock Fest, algo que jodió a bastante gente, incluido a mí, que solíamos ir a ambos festivales. Creo que fue algo que no se acabó de entender. Ahora que ya ha pasado un año, nos podrías explicar por qué ocurrió eso?

Bueno, ya había habido rumores de que podía suceder, pero tampoco estaba seguro. Nosotros sacamos nuestras fechas y, sinceramente, aunque la promotora que organiza el Rock Fest es competencia nuestra, por supuesto, tampoco creo que hubiese mala fe ni mala voluntad. Nosotros anunciamos y salimos a la venta antes de que el otro festival, hasta donde yo sé, tuviese las fechas claras. Luego Aerosmith marcó la agenda, y si Aerosmith te dice “ese finde”, pues tiene que ser ese finde. Realmente, creo que fue circunstancial y más bien una cuestión de mala suerte.

Y luego, cuando anunciaron ellos, ¿qué íbamos a hacer nosotros? ¿Dar la vuelta? ¿Cambiar las fechas? ¿Devolver las entradas? Ostia…. nosotros ya estábamos con toda la maquinaria en marcha, con entradas vendidas, con el cartel medio hecho… sencillamente tuvimos que continuar, y pese a que todo el mundo vaticinaba batacazo estuvo en su media, quizás un pelín menos que la edición anterior, pero en su media. Así que bueno, hay público para todo al final, y la gente elige. No es la mejor situación, desde luego, pero oye, se demostró que se puede vivir con ello.

SofN: Einar (Solberg, cantante de Leprous) se tuvo que pegar un golpe de taxi rápido no, desde Emperor en el Rock Fest hasta Leprous en el Be Prog? (risas)

Sí , sí, sí. Llegó casi para cambiarse y salir con Leprous. Y ahí demuestra la bestia de artista que es, porque se pegó un bolazo.

SofN: Y tanto. Yo creo que en Barelona el festival se quiere mucho dentro de la escena progresiva, pero quizás hay gente que se queja de que falten más bandas locales o que sirva un poco como dinamizador de la escena progresiva local….

Lo que pasa es que la gente lo quiere todo. Lo de apoyar la escena es tan relativo… A ver, esto es un festival, es un evento, y claro que me gustaría involucrar a todas las bandas posibles de la zona y demás, pero eso es obviamente imposible. Tenemos diez slots, y de ahí lo que tenemos que meter es bandas que vendan entradas. Que no es por no apoyar, y que no digo que un Noah Histeria o un Dry River no puedan vender entradas, que seguro que sí, pero aquí lo que hacemos es el cartel acorde a la situación, los lanzamientos de discos y nuestro interés. Esto es lo que entra, y más no podemos hacer.

Este no es un festival con sesenta bandas en el que tengamos ese margen de acción. Siempre intentamos meter como mínimo una de la zona, como este año Persefone, que son de Andorra, pero vamos, como si lo fueran. Y en el pasado hemos metido a Jardín de la Croix, a Obsidian Kingdom, a Exxasens, así que se va haciendo lo que se puede. Pero claro, todo el que toque rock o metal progresivo se considera en el derecho de tocar en el Be Prog. Y sí, claro, puede haber la oportunidad, pero no es tan sencillo. Me tiene que gustar el disco, tengo que verlos… hay mil factores a la hora de decidir si entra una banda o no.

Y esto no es prepotencia ni voy por esa línea, pero a Be Prog se ofrecen bandas de todo el mundo. Todo el mundo quiere tocar en el festival, con lo que el nivel, reitero, es muy alto. Plini se moría por tocar. Mike Portnoy, con todos los proyectos que tiene montados, tocaría aquí todos los años. Y ya me lo dijo hace años: “mira, voy a montar un grupo con este y el otro, tenemos que tocar ahí!”. Hay interés por tocar porque saben que lo que se ofrece es diferente. A los artistas les encanta venir a Be Prog porque se lo pasan muy bien y el ambiente es muy bueno. Hay gente de muchas bandas bastante grandes que viene de público. Hay un ambiente muy distendido que a los artistas realmente les gusta mucho, y por eso quieren venir.

Así que las plazas se venden caras. Y no en el sentido de que haya que pagar ni mucho menos, aunque también nos lo ofrecen aunque no lo utilicemos. ¿Que me gustaría que hubieran más bandas de aquí? Sí, claro. Habrá bandas nacionales siempre, por lo menos una por edición, pero más es muy complicado, ya que si me como la programación en pro de las bandas locales me como la programación del evento en sí.

Yo no me corto (risas), y tanto eso como otro tema que ha generado polémica como es lo de igualdad de género en las bandas que vaya a haber, son cosas que no van conmigo. Yo me fijo en bandas y en la música, y si me gusta y veo que es una banda que trabaja, que gira, que toca, que se esfuerza y que invierte en su proyecto, tendrá todos los puntos positivos para tocar, sea chica, sea chico, sea de Murcia, sea de Andorra o sea de Japón. Al final, eso es lo que se intenta. Te pongo el ejemplo de Persefone, una banda que no hace más que tocar, giras eurpoeas para allá y para acá, convierten, tocan, producción chula. Yo considero que se merecen tocar y los contrato. Y no me voy a dejar llevar por escenas, influencia, enchufe… no… si yo considero que deben tocar, pues tocarán. Me equivocaré o acertaré, ojo, eso es distinto, pero los criterios son esos.

SofN: Quizás por esto mismo creo que desde Madness sois muy responsables del éxito en España de bandas como Leprous o Igorr, por ejemplo. Bandas que supongo que cumplen esos criterios que dices y por ello habéis apostado fuerte por ellas en los últimos años, trayéndolas varias veces y dándoles un cierto bombo. Ya se ha visto que visita tras visita han ido creciendo, y eso es en gran parte gracias a vosotros. ¿Tenéis a alguien en la recámara que aún no conozcamos y que deberíamos empezar a escuchar?

Sí, claro, siempre hay. Has mencionado a Igorr, que de hecho han estado a punto de tocar en Be Prog este año. Una banda con la que tengo muchas ganas de empezar a trabajar, por ejemplo, son unos alemanes que se llaman Alkaloid, ¿los conoces?

SofN: Pues no, la verdad.

Una banda alemana progresiva y técnica que son la leche. Es una banda que me encantaría traer a Be Prog, me encantaría trabajar con ellos. Es un grupazo para la gente que le gusta la música compleja, técnica, densa y que te caliente la cabeza, una propuesta super interesante. Pero realmente hay muchas eh. Y todas las bandas que han tenido predisposición a trabajar con nosotros, con las que hemos colaborado y han creído en nosotros, pues ahí están.

Por ejemplo, Leprous es una banda que, desde el principio, excepto una gira que vinieron de teloneros con Therion que no hicimos nosotros, ya han venido siempre con Madness en todos sus eventos aquí. Ellos creyeron en nosotros y yo creí en ellos. Y mira, han pasado de meter 50 personas en Madrid en su primera gira, a la última meter casi 700. Así que bueno, los que creen en nosotros también ven que sabemos lo que hacemos.

Otra cosa es que luego las cosas funcionen mejor o peor, claro, y aunque hay que mejorar y aprender todos los días, sí que tenemos claras ciertas cosas. Ha habido muchas bandas con las que, confiando mutuamente unos en los otros y trabajando en la misma dirección, al final las cosas funcionan. Y ese es el mayor de los placeres, vamos, el ver que las cosas funcionan.

Por hoy lo dejamos aquí, pero la entrevista continúa mañana, en la que hablaremos de todos los demás fregados en los que está metido Madness, así como los experimentos raros que han funcionado mejor o peor, el famoso Green Madness y la reacción de la prensa, etcétera.

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Sobre Albert Vila 350 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.