Entrevista a Golíat

‘Nos gusta la libertad de poder tocar lo que sea que nos gusta, sin fijarnos en si encaja o no con lo que hemos hecho antes’

Los catalanes Golíat (con acento en la i) empezaron como un dúo y con el tiempo se han convertido en tres. Su música se torna más y más inclasificable con el tiempo, con una base de post rock, post metal, rock alternativo, progresivo o indie, básicamente estos chicos se dedican a hacer lo que les sale de ahí. Y a juzgar por su magnífico y original II (2016), eso que les sale tiene su gracia. Hablamos con ellos para que nos cuenten sus planes y nos expliquen que podemos encontrar en su música.

SofN: ¡Hola chicos! Antes que nada, muchas gracias por dedicarle un tiempo a contestar estas preguntas para Science of Noise. ¿Cómo estáis?

Todo bien. Ahora mismo a punto de meternos en el local de ensayo a repasar y hacer un poco de jam, a darle forma a nuevos temas.

SofN: Por si alguien no os conoce, explícanos un poco qué y quién es Golíat. ¿De dónde venís, qué os ha traído hasta aquí y en qué otros proyectos estáis metidos?

Golíat nace en 2009 como power dúo batería-guitarra. Sacamos un álbum en 2010 con el que nos definieron como post-rock, y eso decimos cuando nos preguntan. El sonido en esa época era muy crudo y desbocado. El siguiente trabajo fue un split con un estilo quizás algo más melódico. Después de un par de años de parón, nos reencontramos y se unió un bajo a la formación. Con el trío y nuevas ideas y sonidos presentamos el segundo álbum a finales de 2016.

Como les pasa a muchos, nos cuesta definirnos o enmarcarnos en un estilo concreto, y quizás eso se nota en nuestra música. Nos gusta la libertad de poder tocar lo que sea que nos gusta, sin fijarnos en si encaja o no con lo que hemos hecho antes.

SofN: Vuestro segundo disco, II, que salió hace poco más de un año, me parece una auténtica maravilla. Aunque la primera banda que me viene a la cabeza cuando os escucho es Baroness, especialmente en las voces pero también en la instrumentación de temas como “Criatures De l’Avenç”, en vuestra música hay muchísimos más elementos que abarcan un amplio espectro de influencias. “Once”, por ejemplo, se acerca más al folk, en “Newt” o en “1922” hay arreglos de bandas sonoras ochenteras, en otros temas hay toques psicodélicos… ¿Cuáles son vuestras referencias y cómo os habéis apañado para “matchembrarlas” en vuestro particular estilo?

Nuestras referencias son muy variadas. Los tres venimos del rock, pero no nos cerramos a escuchar o tocar ningun tipo de música. Si nos gusta y aporta algo a las canciones, se queda. Luego buscamos la manera y el orden en que todo tiene coherencia.

Uno de los Marçal viene del metal, el stoner rock y la psicodelia. Le gusta mucho Motorpsycho y de ellos ha sacado, entre otras, la idea de utilizar sintetizador de pie. El otro Marçal tiene un orígen más grunge y metal clásico, con mezclas de rock y psicodelia de los 60 y 70. Y David siempre ha escuchado absolutamente de TODO. Es un traga discos insaciable.

SofN: Empezásteis como dúo pero antes de la grabación de este segundo disco incorporásteis a Marçal como bajista. ¿Por qué sentisteis la necesidad de hacerlo? ¿Qué opciones os abre?

Fueron muchas razones, y todas de peso. Primero, nos permitió ocupar el rango de frecuencias bajas, donde la guitarra no puede llegar. También da más posibilidades, riqueza y unidad a la armonía. El sonido es más completo y golpea con más fuerza. Y lo que creemos es más importante, una persona más es un punto de vista más y miles de ideas más. Marçal tiene ideas brutales y le da una vuelta más a lo que hacemos. Además, ¡es un tío ultra majo!

SofN: Los títulos de vuestras canciones estar algo desconectados del contenido de las letras, como si fueran escogidos para una banda instrumental. De hecho muchos de vuestros temas son instrumentales y vuestro espíritu se acerca bastante a bandas instrumentales de post rock y derivados. ¿Cómo habéis escogido los títulos y cómo decidís qué canciones merecen voz o no?

A veces se decide en la jam, a veces cuando se está trabajando la canción y a veces en el estudio. Si la música lo pide, se prueba, y si funciona, se hace! Los títulos vienen de ideas y conceptos que nos atraen y que tienen valor para nosotros. Las letras salen de escritura automática que luego se revisa y se le da nueva forma. En “Inlandsis” contamos con la colaboración de una poetisa, Judith Talavera. Escogimos uno de sus poemas para una parte de la canción que lo pedía a gritos y encajó perfecto!

SofN: ¿Cuándo podemos esperar vuestro tercer disco? ¿Qué principales diferencias crees que habrá respecto a “II”?

Esperamos que para el último trimestre de este 2018 podáis escuchar un nuevo disco. De momento es pronto para saber en qué se parecerá o diferenciará respecto el “II” pero lo que sí podemos decir es que apunta a ser algo potente y enérgico, con la incorporación de nuevas texturas y paisajes.

SofN: Desde siempre habéis sido valientes y habéis salido a tocar fuera, a Francia, a Italia o al Reino Unido. ¿Tuvisteis claro desde el principio que éste era el camino o fueron más bien oportunidades que os fueron saliendo? ¿Tenéis pensado volver fuera de nuestras fronteras en breve? ¿En qué países tiene mayor repercusión vuestra música?

Creemos que no ha habido una intencionalidad clara a hacer directos mayoritariamente en el extranjero o en territorio nacional, siempre hemos tenido claro que nuestro ámbito de actuación era el mundo. Como bien dices, en algunos casos aparecen oportunidades que no quieres dejar escapar, en este caso vamos a gusto sea donde sea, y salir fuera siempre es estimulante, ya que que te ve gente “virgen”, y si te dicen que les has transmitido no te lo dicen por cumplir. Lo que sí tenemos muy claro es que no debemos limitar nuestra música a un espacio geográfico, sabemos que es un lenguaje universal y es bonito comunicar algo a personas que están en la otra punta del mundo.

SofN: ¿Considerais que el hecho de cantar en catalán os ha cerrado y/o abierto puertas en algunos entornos?

No creemos que sea una o la otra. Cantamos en catalán porque es el idioma que hablamos habitualmente. Para nosotros no tiene demasiado sentido hacer canciones y luego traducirlas porque de algún modo te vas alejando de lo orgánico, maquillando algo que ha nacido puro para hacerlo atractivo o extensible, comprensible para más gente…

SofN: Tengo entre mis manos el vinilo que nos habéis mandado y que sortearemos entre nuestros lectores y la verdad es que tengo inmensas tentaciones de quedármelo, aunque (ahora me podéis pegar o enviar la entrevista directamente a la papelera) no tengo ni tan siquiera reproductor de vinilos. Pero la presentación es preciosa y da gusto cogerlo entre las manos y mirárselo. Creo que el espíritu de vuestra música, tan orgánico, le pega bastante al vinilo. ¿Qué importancia le dais vosotros a este formato y como defenderíais su escucha ante blasfemos como yo? ¿Crees que hay mucha gente que os ha comprado el vinilo y que no lo hubiera hecho con otro formato?

jajaja, ¡no te lo tendremos en cuenta! Es un tema muy curioso el del formato vinilo, y quizá un poco para los nostálgicos. Sabemos que lo digital es lo más cómodo y tenemos claro que actualmente es el formato de consumo mayoritario, por eso usamos las redes sociales y nuestra música está en diferentes plataformas virtuales de modo gratuito. Escuchamos infinita música en formato digital. Pero escuchar música en vinilo tiene algunas ventajas respecto los otros formatos. Permite antes de nada conectar visualmente con el disco, porque sus colores y diseño ya forman parte del mensaje que tendrá la música y que el grupo quiere transmitir. También requiere cierta atención extra a la hora de escucharlo por lo ceremonioso de preparar un vinilo, como una especie de ritual. Y, quizás lo más importante, permite diferenciar la cara A y la cara B, y así puedes jugar con los sonidos o el “viaje” que facilita la música en cada mitad.

Creemos que si, que hay gente que lo ha comprado por cierto fetichismo respecto a un cd, al menos nosotros lo hacemos con vinilos de otras bandas!

SofN: ¿Cuál es vuestra opinión de la escena rockera y alternativa catalana y, en concreto, del Maresme y el Vallès Oriental? ¿Qué otros grupos de estas dos comarcas os gustan especialmente y qué locales de ocio rockero nos recomendaríais?

Hay bastantes grupos de música por aquí. La mayoría se mueven en el underground y nos conocemos casi todos entre nosotros. Grupos como Viven o We Are Impala son buenos colegas con interesantes propuestas, aunque quizá con los que más relación tenemos son Udol. Con ellos hemos compartido escenarios, cervezas e incluso formación en alguna ocasión.

SofN: ¿Qué conciertos tenéis en agenda a día de hoy?

De hecho, este primer semestre hemos decidido no hacer conciertos para aprovechar el tiempo que tenemos y concentrarnos en un par de proyectos audiovisuales y en la composición y grabación de nueva música.

SofN: ¿Cuáles son vuestros planes para este 2018? ¿Qué te gustaría ver al mirar atrás a finales de diciembre?

De modo muy resumido, lo que nos gustaría ver cumplido en diciembre sería haber publicado ambos proyectos audiovisuales con un resultado satisfactorio y, por supuesto, haber lanzado un nuevo disco potente y sincero, de nuevo en todos los formatos, y llevarlo a los escenarios tantas veces como sea posible.

SofN: Vuestro nombre se escribe Golíat con acento y se pronuncia Golíat con acento. ¿Por qué?

Nació de manera casual, contándole los nombres de las distintas piezas de la batería a un batería italiano que admiramos, Luca Ferrari. Nos moló como sonaba acentuando la “i” porque era distinto. Se planteó, gustó y así se ha quedado desde entonces. Aunque hay gente que todavía lo pronuncia sin acentuar (pero tampoco nos parece mal, tu)

SofN: Si tuvieras que escoger una sola canción de Golíat que crees que representa a la banda más que cualquier otra, ¿cuál sería y por qué?

“Invern”, quizás. Más que nada porque tiene un poco de todo. Se mueve entre diferentes estilos y recursos, más duros o más tranquilos, distorsiones y limpios, partes lentas y rápidas. Variada, como el disco.

SofN: ¿Y si pudierais montar una gira con cuatro bandas, siendo Golíat una de ellas, ¿cuáles escogerías y por qué?

Cada uno de nosotros elegiría en realidad más de una, pero en las tres en las que seguro coincidiríamos serían Verdena, Motorpsycho, Baroness y nosotros.

SofN: Bueno, pues esto es todo. Muchas gracias de nuevo por vuestro tiempo y muchísima suerte en vuestros planes para 2018. ¡Esperamos veros pronto por los escenarios!

¡Así será! Muchas gracias a vosotros por interesaros y preguntarnos! ¡¡Un abrazo a todo la gente de Science of Noise!!

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Sobre Albert Vila 356 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.