5 versiones WTF de… Xavi Prat

WTF, siglas de la expresión inglesa What The Fuck. Aunque se ha normalizado en nuestro idioma, por si acaso, aclararemos que dicha expresión se usa (según la Wikipedia) para mostrar estupefacción, asombro o desentendimiento (en ocasiones, desacuerdo), y cuya traducción al castellano podría ser: «¿Pero qué rayos?», «¿Qué pasó?», «¿Qué carajos?», «¿Qué rayos?», «¿Qué diablos?» o «¿Qué demonios?», «¿Pero qué me estás contando?», «¿Qué cojones?», «¿Me estás molestando?»,”¡¿Es en serio?!”.

Así mismo, versionar canciones es algo que todo grupo, antes o después, ha hecho. Cuando formas tu propia banda con tus colegas, ¿qué mejor que empezar a tocar aquellos temas que tanto os gustan? Por no hablar de la fiebre de discos tributo que explotó hace algunos años, casi todos de ellos horribles (Keepers of Jericho…) pero alguno realmente interesante (Tribute to the Voice -Dio- o Catch the Rainbow).

Versiones hay muchas, algunas muy buenas, otras que se han vuelto el santo y seña del grupo versionador (como Quiet Riot y el Cum on Feel the Noise) y un buen puñado malas. Pero aquí vamos a descubrir 5 versiones que te hacen exclamar ¡WTF!

 

In the navy (Village People) – Alestorm

Estaba trabajando con Spotify echando humo cuando, de repente, el programa empieza a tronar con las notas de la mítica canción discotequera. “¿Pero qué es esto?”, fue mi reacción inmediata. A pesar de que la caja de la batería sustituye magistralmente las palmadas originales, el aura de la canción es de un WTF descomunal, con Cristopher Bowes berreando y el toque de humor que siempre ponen los Alestorm. De lo mala que es, no podrás dejar de escucharla. De hecho, ¿qué otra canción podrían haber elegido los piratas de UK?.

Oops I did it again (Britney Spears) – Children of Bodom

Vale que el pop se presta a ser versionado por sus melodías facilonas. Vale que Children of Bodom, por mucho que se les etiquete (o etiquetase) como death, tienen la melodía como base de su música (y grandes versiones han hecho, empezando por el Hellion de WASP y siguiendo por el Somebody put something in my drink de los Ramones), pero esto rizar el rizo. El cachondeo es palpable desde las primeras notas, y aunque musicalmente está muy integrada con su estilo, la verdad es que cuando la escuché una gotita de sudor bajó por mi sien.

Rock you like a hurricane (Scorpions) – S.O.D.

What. The. Fuck.

Mickey Mouse March (Disney) – D Metal Stars

Desde el momento que supe que iba a ser padre, y como no puede ser de otra forma para un friki metalero como el que suscribe, empecé a pensar en cómo atraer a mi hija al lado oscuro. Y encontré el disco Disney Metal, proyecto con Mike Vescera a la cabeza que se dedica a hacer versiones (power) metal de clásicos de la productora americana. Adquirí el CD al instante (todo es poco por atraer a un nuevo miembro al heavy metal), pero todo el disco destila un algo que te hace, no se sabe bien, si reír o llorar. Sirva este Mickey Mouse March como ejemplo y resumen de todo el álbum, pero Disney Medley o Under the Sea (La Sirenita) no se quedan atrás.

I need a hero (Bonnie Tyler) – Graveworm

Como en el caso de Children of Bodom, los blackers Graveworm hacen de la melodía su santo y seña. Temazos como As the angels reach the beauty así lo demuestran. Además, los italianos son muy dados a las versiones (aún recuerdo la primera vez que escuché el Fear of the dark de Iron Maiden), pero esta versión blacker de la discotequera I need a hero es, como mínimo, sorprendente. Y no es porque no nos tengan acostumbrados, que por ahí tienen otras míticas como It’s a sin de los Pet Shop Boys. En esta ocasión, para mi gusto, se han flipado un poco.

Xavi Prat
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios.
Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo.
Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.
Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 27 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.